Inicio Noticias Blockchain, la gran revolución “sin armas” del Siglo XXI

Blockchain, la gran revolución “sin armas” del Siglo XXI

El blockchain es la tecnología que está en boca de todos en este momento es por esta razón que será el tema central de la sexta versión del encuentro temático que congregará en Santiago a más de 90 destacados expositores internacionales,que analizarán los diversos caminos evolutivos de esta tecnología, que en la próxima década cambiará por completo la economía mundial.

¿Se puede imaginar un mercado donde avanzadas aplicaciones como Uber o Cabify, que amenazan con retirar a taxis y otros medios clásicos de transporte sean, a su vez, “jubiladas” por la conexión directa y sin intermediarios entre los propios usuarios-conductores-pasajeros?

Esta es, precisamente, la promesa rupturista de Blockchain, uno de los principales motores de la “Revolución Industrial 4.0”, y cuya aparición es vista como el punto de inflexión de la evolución humana hacia el mundo 100% digital.

Y si bien esta tecnología aún tiene defensores y detractores, los expertos internacionales coinciden en que durante la próxima década, Blockchain se convertirá en el centro de la economía y en la forma en que se realizarán hasta las transacciones más simples, en todo el mundo.

Esta compleja realidad, que algunos incluso asimilan al impacto que antaño tuvieron las revoluciones en el orden geopolítico mundial, será analizada en profundidad durante la sexta versión de la exitosa “Latin American Bitcoin & Blockchain Conference”, LABITCONF, que por primera vez se realizará en Santiago de Chile.

El evento congregará, entre el 5 y 7 de diciembre próximo, en el Centro Cultural Corpartes, a más de 90 expertos internacionales, entre quienes destaca la presencia estelar de Andreas M. Antonopoulos, autor de los libros “Mastering Bitcoin” y “Mastering Ethereum”; y de Adam Black, CEO de Blockstream, una de las empresas más importantes del ecosistema y creador del sistema de “Prueba de Trabajo”, definido como el “corazón del Bitcoin”.

Bitcoin es, precisamente, el ejemplo más concreto de la eliminación de intermediarios, descentralizando y digitalizando la confianza en las operaciones a través de Internet. De esta característica nace su potencial para impactar en todos los órdenes de las relaciones humanas, tal como en su momento lo hizo la propia Internet, al digitalizar la comunicación.

Esta confianza está respaldada por Blockchain, la red de transacciones más segura del planeta, condición respaldada por ciencias como la matemática y la criptografía, así como por redes de computadoras decenas de miles de veces más potentes, que las 500 computadoras más potentes del mundo juntas.

Adicionalmente, esta tecnología permite crear contratos auto-ejecutables, también conocidos como “Contratos Inteligentes” (Smart Contracts), a través de los cuales se permite la programación del flujo de activos digitales y/o dinero, según condiciones pre consensuadas y sin intervención humana.

Hoy, Blockchain es estudiada por los gobiernos, para transparentar y agilizar procesos como los registros de propiedad o transferencias de acciones, entre otros. A estas iniciativas se suman los de más de 100 bancos, que entre otras variables, analizan alternativas al sistema Swift; o de estados que registran documentos en Blockchain, para asegurar su integridad permanente.

Asimismo, este intenso ecosistema está lleno de emprendedores locales que hoy desarrollan sobre esta tecnología aplicaciones que en el futuro próximo pueden convertirse en nuestras herramientas de trabajo, comunicación o socialización cotidiana.