Inicio Noticias Amazon le dijo no al cactus y sí a los datos en...

Amazon le dijo no al cactus y sí a los datos en búsqueda de su nueva sede

Fuente: www.america-retail.com

Los 14 meses que empleó Amazon.com para buscar una nueva sede central están llegando a un desenlace anticlimático: la compañía habría elegido por lo menos dos lugares más pequeños y probablemente utilice los datos de los centenares de ciudades que se postularon para planear una expansión gradual a más largo plazo.

Durante su muy publicitado proceso de selección, Amazon recolectó información de 238 municipalidades seducidas por la competencia por el próximo campus del gigante del comercio electrónico, que incluía promesas de 50.000 nuevos puestos de trabajo de alto salario y US$5.000 millones de inversiones. Ciudades de costa a costa y hasta Canadá se afanaban por ofrecer incentivos, desde rebajas de impuestos a un cactus de 6 metros de altura e incluso rebautizar las ciudades y también a los políticos.

Amazon respetuosamente rechazó el cactus. Pero conservó información sobre las ciudades por valor de cientos de millones de dólares para crear la base de datos de ubicación de predios empresariales más grande del mundo, según Richard Florida, profesor de estudios urbanos de la Universidad de Toronto.

La bien publicitada búsqueda de HQ2 de Amazon fue un “ardid”, señaló. “Siempre pensé que eso no tenía que ver con buscar un sitio y que era parte de una estrategia corporativa de localización que buscaba distintos lugares y distinto talento”, dijo Florida. “Las sedes dos y tres son sólo el comienzo”. Amazon no respondió un pedido de declaraciones.

Amazon lanzó una de las competencias municipales más grandes de los Estados Unidos en septiembre de 2017 y rápidamente le llovió información de las ciudades sobre sus sistemas de tránsito, reservas de talento, propiedades disponibles e incentivos impositivos por miles de millones de dólares. La empresa anunció 20 finalistas y tiene previsto tomar la decisión definitiva a fin de año.

Al acercarse el final de la búsqueda, Amazon ahora dice que dividirá sus próximas sedes corporativas entre Long Island City en Nueva York y la zona de Crystal City de Arlington en el norte de Virginia, cerca de Washington DC, según personas con conocimiento del tema.

El proceso fue lo suficientemente público como para dar a Amazon publicidad valiosa como compañía sumamente codiciada, manteniendo al mismo tiempo oculta la mayoría de los detalles de la oferta de cada ciudad, lo que maximizó el poder de negociación de Amazon y rendirá frutos durante años cuando la compañía planee nuevas expansiones, dijo Jed Kolko, economista jefe del sitio de búsqueda de puestos de trabajo Indeed.

“Amazon ahora tiene conocimiento de qué estarían dispuestas a ofrecer las ciudades y posiblemente de los planes de inversión en infraestructura que tienen las localidades”, señaló.

Cada ciudad tiene sus ventajas: Nueva York tiene talento en finanzas y marketing de primer nivel; Washington DC tiene proximidad al Congreso; Miami ofrece vínculos con América Latina; mientras que Toronto permite cubrirse de las restricciones estadounidenses a la inmigración.

“Esto no pasa por 1 ciudad o 2 ciudades”, tuiteó Stacy Mitchell, codirectora del Instituto para la Autosuficiencia. “Pasa por una corporación que está extendiendo sus tentáculos en todas las direcciones… para extraer riqueza, insertarse, dominar”.