Inicio Destacados Chile: SBIF se une a R3, mayor consorcio bancario de tecnología blockchain

Chile: SBIF se une a R3, mayor consorcio bancario de tecnología blockchain

Compartir

Fuente: Diario Pulso

La Superintendencia de Bancos (SBIF) está incursionando cada vez más en las últimas tecnologías de la industria financiera a nivel mundial. Así lo demuestra su actual normativa en consulta de cloud computing, a lo que se suma su reciente integración a la red global de miembros de R3, considerado como el mayor consorcio de blockchain centrado en la banca.

Esto, teniendo en cuenta que se fundó hace exactos dos años, y ya tiene unos 80 bancos miembros, donde se encuentran algunas de las mayores entidades financieras a nivel global: BBVA, BNP Paribas, Bradesco, HSBC, UBS, Natixis, Itaú Unibanco, Scotiabank, Bank of America Merrill Lynch, Citibank, Wells Fargo, U.S. Bank, Deutsche Bank, Barclays, entre otros.

Desde su fundación, la empresa de software empresarial R3 está trabajando en desarrollar aplicaciones para blockchain con el objetivo de que sean lo suficientemente seguras al funcionar en los procesos de la industria financiera.

Justamente el ingreso de la SBIF se da en momentos en que R3 está aumentando el número de reguladores y entidades gubernamentales entres sus miembros. De hecho, este año se unió el primer regulador de EEUU: el Departamento Financiero de Illinois. También lo integran el regulador de Hong Kong, y el Banco Central de Canadá. Eso sí, la SBIF es el más reciente miembro Latinoamericano en unirse a la comunidad de R3, lo que además marca el ingreso del regulador local de lleno al mundo de la tecnología blockchain.

Incluso en su momento fueron miembros Santander, Goldman Sachs y JP Morgan, pero abandonaron la iniciativa.

Según trascendió en medios internacionales ello ocurrió en medio de una ronda de financiamiento que, inicialmente correspondía a US$200 millones aportados por los bancos miembros, pero que luego R3 disminuyó a US$150 millones. Esto daría la oportunidad a los bancos de controlar el 60% de la compañía, mientras que el restante 40% quedaría en manos de los ocho directivos que fundaron el grupo R3.

Recientemente la firma con sede en Nueva York, Londres y Singapur anunció la finalización de los primeros dos de tres tramos en la recaudación de fondos de la serie A, valorada en US$107 millones.

La SBIF, sin embargo, actuaría como miembro regulatorio, es decir, no aportaría dinero, sino que más bien participará como observador para tener en la mira las implementaciones e innovaciones de punta del área.

‘La innovación debiera incluirse dentro de las líneas de trabajo permanente de los reguladores financieros. Los tiempos no están para normativas rígidas, miopes y de corto plazo. La ´revolución en evolución´ que representa la tecnología blockchain, sin duda marcará un punto de inflexión para los sistemas financieros y sus usuarios’, afirma Eric Parrado, superintendente de Bancos.

El veterano de Wall Street, David Rutter, quien es el CEO y fundador de R3, resalta: ‘Estamos muy entusiasmados en dar la bienvenida a la SBIF a nuestra creciente comunidad regulatoria global. La estrecha colaboración entre las entidades regulatorias y las instituciones que regulan es clave para el desarrollo de plataformas, cuya futura adopción sólo resultará de la experimentación de esta tecnología en casos y usos reales’.

Blockchain ya está en Chile

Miles de millones serían los ahorros de las instituciones financieras en los próximos años a nivel mundial gracias a la adopción de blockchain, tendencia en la que Chile sería uno de los países pioneros. Esto considerando la creación de una plataforma que anunció la Bolsa de Comercio de Santiago, en conjunto con IBM, para aplicar esta arquitectura en los sistemas de ventas cortas. Con todo, Santander ha estimado que en una primera etapa esta tecnología podría generar ahorros por US$20.000 millones a nivel mundial.
Recuadro :
Corda: la plataforma de R3

No son sólo bancos los que componen R3, también hay otras instituciones financieras, asociaciones comerciales, empresas de servicios profesionales y empresas de tecnología, por lo que en total son más de 100 integrantes.

Los miembros trabajan junto a R3 para continuar el desarrollo de Corda, una plataforma de registros distribuidos de código abierto que gestiona, administra y sincroniza acuerdos financieros. Corda fue inspirada substancialmente y capta muchos de los beneficios de un blockchain, pero con ajustes en su diseño que la hacen capaz de satisfacer las necesidades de las instituciones financieras reguladas.

¿Qué ha pasado? La SBIF entró de lleno al mundo de la tecnología blockchain al hacerse miembro de R3, el mayor consorcio en esta materia centrado en la banca.

¿En qué consiste R3? Es una empresa de software empresarial que trabaja con más de 100 bancos, instituciones financieras, reguladores, asociaciones comerciales, empresas de servicios profesionales y empresas de tecnología para desarrollar Corda.

¿Qué es Corda? La plataforma de registros distribuidos que diseñó R3, hecha específicamente para servicios financieros.

¿Qué rol cumplirá la SBIF? Al ser miembro de la firma, permitirá que esté al tanto de los avances e implementación de la tecnología blockchain.

El equipo global de R3, formado por más de 110 profesionales en nueve países, cuenta con el apoyo de más de 2.000 expertos en tecnología, finanzas y legislación.

CIFRAS A CONSIDERAR

2 Años de investigación fue lo que demoró R3 en crear Corda, su plataforma de registros distribuidos.

2016 Fue el año en que R3 lanzó Corda: los participantes pueden negociar sin la necesidad de las autoridades centrales.

2009 Fue el año en que nació el bitcoin, y por ende, también el blockchain: es la tecnología que utiliza la criptomoneda para funcionar como una base de datos descentralizada. Luego se descubrió que puede tener otros usos.