Inicio Columnas Banco Digitales en Chile: Innovación vs Tradición

Banco Digitales en Chile: Innovación vs Tradición

Por: Fernando Higuera Godoy, Senior Systems Engineer – Sector Financiero de Cisco Chile

Neobancos o Challenger Banks, ¿realmente los podemos llamar “bancos”?, esta puede ser la pregunta que muchas personas relacionadas a la industria financiera se están haciendo, y mucho más si formas parte de una entidad financiera actualmente, pero ¿qué son?  Esta puede ser la verdadera pregunta valida y cuya respuesta aun no la sabemos, lo que sí sabemos es que todos los bancos en la actualidad están haciendo muchos ajustes, cambios y “transformaciones” para poder estar preparados a esta nueva ola de servicios agiles, innovadores y revolucionarios que nos depara nuestro día a día conectado.

Los Challenger Banks apuntan a distintos segmentos donde indiscutiblemente los bancos tradicionales no competían, suelen ser empresas legalmente constituidas de pequeñas a medianas en su mayoría 100% digitales y con una capacidad de adaptación impensada anteriormente en la industria financiera.

Pero, ¿cuál es su principal foco? definitivamente el Customer Journey, porque se dedican a entender, calificar y consentir a sus clientes de una manera casi acosadora, básicamente ofrecen el producto o servicio exacto que el cliente quiere recibir, al ser empresas de nicho obviamente no compiten a nivel de portafolio de productos.

Por ejemplo, en un Challenger Bank un cliente puede acceder a una cuenta corriente o su equivalente casi de la misma manera que lo haría en su banco tradicional pero no tendrá que pagar comisión, no tendrá oferta de tarjetas de crédito (porque ya usa otro medio de pago o crédito electrónico), no le hará falta un seguro y ni pensar en asesoría o productos de inversión, jamás tendría que ir a firmar un documento en la sucursal cerca de casa porque obviamente no hay sucursales ni tampoco documentos físicos.. más adelante seguramente este cliente tampoco tendrá su “casa” vivirá en el sector que le acomode en ese momento y en el espacio que necesite en ese momento… pero eso queda para otra reflexión digital.

El nivel de conexión será tal que en un futuro el dinero o papel moneda dejará de circular al nivel de ahora, volveremos a la era del “trueque” porque la base fundamental de todo el sistema financiero y, en general, la base de todo elemento de intercambio de bienes y servicios será soportado por el Blockchain, que no es más que un gran Notario Público con capacidades imaginables de asignar la propiedad al dinero, a los bienes y a los servicios todo desde una mirada absolutamente digital.


¿Qué hace un banco ahora para seguir siendo banco en un futuro?

Hace poco tiempo, en la conferencia Money 20/20 de Europa Anthony Jenkings, ex-CEO de Barclays, mencionó algo que para muchos sonó solo a ficción, pero cada día toma fuerza y relevancia en la industria financiera mundial, “Los bancos como los conocemos serán solo entes regulados por el estado para resguardar y garantizar fondos, el resto de productos y servicios lo delegarán a Fintechs”… Si bien esto tiene mucho sentido, los bancos están en una batalla digital cuyo único propósito es vencer a los Challenger en su propio terreno.

Los bancos más grandes del mundo están trazando su estrategia en la creación de nuevos productos enfocados en nuevas generaciones, hace casi dos años Goldman Sachs (banco ultra-tradicional de segmento high-end) lanzó su oferta digital denominada Marcus, de la misma forma JPMorgan hizo lo propio con Finn, su producto, pero en sucursales tradicionales (brick-and-mortar).

En nuestro país, el BBVA lanzó hace ya dos años su “Wallet” como aplicación innovadora, pero solo de pago y recientemente BCI, que ya había sido innovador hace más de una década con TBanc, lanzó MACH como plataforma virtual de pagos entre personas, buscando elevar su penetración en mercados poco bancarizados y de una manera simple y sencilla.

Para la banca tradicional otro reto que enfrentan son los niveles de atraso a nivel tecnológico que hace cuesta arriba el poder competir de igual a igual con ofertas innovadoras, es por eso que las nuevas soluciones tecnológicas que los bancos están optando son modelos híbridos gestionados por software que permitan el procesamiento de datos de manera local y también a nivel cloud de una forma simple, segura y medible, de esta manera pueden estar listos para que sus clientes internos puedan lanzar de manera ágil cualquier tipo de producto nivel Challenger.


La ventaja de la marca

Los Neobanks o Challengers definitivamente van en franco ascenso, pero no pensemos que van a sustituir a las instituciones financieras en un corto plazo, a diferencia de un App los bancos actualmente gozan de una reputación de su marca, algunos con tradiciones de más de un siglo que generan mucha confianza.

En la actualidad los grandes players disfrutan de lo mejor de ambos mundos, aumentando sus modelos tradicionales de full-service y además lo innovador de un Digital Bank. Vienen creando teams de innovación, Fintech groups con nuevas formas de pensar y de hacer “nueva” banca con su toque especial de tradición en sus modelos de negocios. Siempre tomando mucha atención a Neobanks y sabiendo que en 10 años más los millennials estarán llevando las riendas de los servicios financieros, igual tienen mucho que aprender de estos Challengers.