Vehículos de inversión inclusivos para startups lideradas por mujeres, para una economía más resiliente, innovadora y equilibrada

62613431-c2b6-4411-992e-6988ae405a03_16-9-discover-aspect-ratio_default_0.jpeg

Fuente: El Diario.es

Cuando se piensa en ayudas y subvenciones para mujeres emprendedoras, en España encontramos como referencia el Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM) y los Microcréditos para Mujeres de las Cámaras de Comercio, que ofrecen información y asesoramiento de distintas líneas de financiación por microcréditos sin avales de hasta 25.000 euros. El programa se desarrolla gracias a un convenio de colaboración firmado entre el Instituto de la Mujer y MICROBANK.

“W&W Sabiduría de Mujer”, que pone en relación a mujeres de prestigio con experiencias de éxito (mentoras) con emprendedoras que precisen su apoyo (mentorizadas), posibilitando la participación en un foro de cooperación e intercambio de experiencias, o el Programa Desafío Mujer Rural, son otros recursos disponibles para la mujer que quiere crear o liderar un emprendimiento o startup. Pero el principal problema es el acceso a la financiación.

Cada vez un creciente número de mujeres senior de capital de riesgo en Europa está pidiendo más capital para vehículos dirigidos por mujeres, en un esfuerzo por impulsar los intereses de las mujeres en la comunidad inversora y ayudar a apoyar a las nuevas empresas fundadas por mujeres.

Desequilibrio de género en capital riesgo para startups lideradas por mujeres

El desequilibrio de género en capital riesgo es una evidencia, y a pesar de la conciencia del problema, las cifras siguen siendo terribles. “El mundo funciona de forma predeterminada, y el valor predeterminado es masculino”, dijo Kinga Stanislawska, socia general gerente de Experior VC y fundadora del grupo industrial European Women in Venture Capital. 

“Las mujeres tienen la capacidad, los antecedentes y las redes para invertir con éxito en nuevas empresas, pero no nos tratan a la par con nuestros colegas masculinos. Un informe reciente publicado por European Women in VC encontró que un obstáculo importante para la paridad de género para las nuevas empresas dirigidas por mujeres es la falta de socias femeninas en las empresas de capital riesgo europeas. Si bien las entidades de capital riesgo han progresado en el nivel junior, el poder de toma de decisiones no ha cambiado en los niveles superiores. Los datos de 2016 a 2020 muestran que solo el 10% de las firmas capital riesgo europeos tienen un equipo dirigente mixto al frente.

Knowledge4lnnovation Forum y Collabwith elaboraron en 2021 un conjunto de recomendaciones sobre cómo mejorar la igualdad de género con un visión particular en fondos de capital de riesgo dirigidos por mujeres y startups lideradas por mujeres. ‘Cerrar la brecha de inversión de género para una economía más resiliente, innovadora, inclusiva y equilibrada’ es el título de este informe en el que se afirma que “un paso hacia la liberación del potencial de las mujeres inversoras, emprendedoras e innovadoras. Consideramos el equilibrio de género en el emprendimiento y la inversión. y especialmente el ecosistema de startups y scaleups. Sabemos que el 30% de los emprendedores son mujeres. Pero reciben el 27 del financiamiento disponible con la pandemia, esta cifra incluso ha bajado al 1%”. 

“Constantemente nos preguntamos cómo para mejorar nuestra economía. y nuestro problema es que la mitad de nuestros la población no está accediendo a oportunidades de negocio. Todos las personas involucradas en las empresas deben abordar esto juntas. Los ecosistemas de innovación son un elemento clave, son el centro de conexión de la academia, startups, mentores, inversores, centros de investigación, etc.”, 

¿Importa el género del inversor para el éxito de las mujeres empresarias? 

Kaisa Snellman, Isabelle Solal han publicado en mayo de 2022 el estudio ‘¿Importa el género del inversor para el éxito de las mujeres empresarias? Homofilia de género y el estigma de la incompetencia en las finanzas empresariales’. Estas autoras concluyen que “alentar a las mujeres a apoyar e invertir en otras mujeres a menudo se ha presentado como una posible solución a la persistente brecha de género en muchas industrias, incluido el espíritu empresarial de alto crecimiento. Hay beneficios indudables en este tipo de apoyo, especialmente en entornos dominados por hombres, ya que puede abrir oportunidades para las mujeres que de otro modo serían inaccesibles”. 

Sin embargo, para Snellman y Solal “los posibles costos asociados no se comprenden bien. Centrándonos en las nuevas empresas respaldadas por empresas, teorizamos que los futuros inversores pueden descartar la competencia de una empresaria como el factor clave en un decisión de inversión en etapa temprana, cuando la inversión proviene de una mujer inversora. En consecuencia, las empresarias respaldadas por mujeres pueden tener dificultades para recaudar fondos adicionales de nuevos inversores, lo que pone en riesgo el crecimiento a largo plazo y la supervivencia de sus empresas”.

“Descubrimos que las empresas fundadas por mujeres tenían menos probabilidades de recaudar una segunda ronda de seguimiento de capital de riesgo cuando su primera ronda incluía solo mujeres inversionistas, en comparación con las empresas fundadas por mujeres que recaudaron una primera ronda de financiamiento de hombres, o hombres y mujeres. mujer, socios de VC. No hubo un efecto de género de inversor equivalente para las empresas con equipos fundadores exclusivamente masculinos”, destacan las autoras.

Estas investigadoras desvelan que “en un estudio experimental posterior, mostramos que las mujeres fundadoras recibieron evaluaciones menos favorables para lanzamientos de negocios idénticos cuando afirmaron haber recibido una inversión previa de una mujer inversionista, en comparación con aquellas con respaldo de hombres, y en comparación con los hombres fundadores con respaldo de inversionistas de cualquier género. Además, demostramos que estas mujeres eran percibidas como menos competentes y que este descuento de competencia explicaba las bajas puntuaciones de sus pitch [presentación ante de un forro de inversión].

“Tomados en conjunto, nuestros hallazgos brindan evidencia convincente de que recibir apoyo de otras mujeres puede ser percibido negativamente por los evaluadores, lo que resulta en una reducción de la competencia de una mujer con repercusiones asociadas a largo plazo en su capacidad para desempeñarse y tener éxito”, concluyen Isabelle Solal y Kaisa Snellman.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top