Trump veta transacciones con TikTok y WeChat; se prevé ‘batalla’ en tribunales

tiktok-640x360-1.jpg

Fuente: EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este jueves una orden ejecutiva con la que prohíbe cualquier transacción o negocio con ByteDance, el desarrollador chino de TikTok, a partir de 45 días.

“Estados Unidos debe tomar acciones agresivas en contra de los propietarios de TikTok para proteger nuestra seguridad nacional”, afirmó Trump en el texto de la orden ejecutiva, que eliminaría la aplicación en Estados Unidos sino cambia de manos.

El Gobierno de Trump sostiene que TikTok supone una amenaza para la seguridad nacional de EE.UU. y está buscando forzar su venta a una empresa estadounidense como Microsoft, que ha mostrado interés por la popular red social.

“La recopilación de datos (de TikTok) amenaza con permitir que el Partido Comunista Chino acceda a la información personal y privada de los estadounidenses, lo que potencialmente le permite a China rastrear las ubicaciones de los empleados y contratistas federales, crear expedientes de información personal para chantaje y realizar espionaje corporativo”, sostiene la orden.

Trump aseguró que TikTok crea “riesgos reales” para EE.UU., por lo que prohibió cualquier negocio con su empresa matriz, un movimiento que puede forzar a ByteDance a vender su red social en los próximos 45 días.

Este periodo va un poco más allá de la fecha del 15 de septiembre que Trump marcó esta semana a TikTok para vender su negocio o irse de Estados Unidos, donde según el Gobierno tiene más de 175 millones de descargas.

“No me importa si es Microsoft u otra compañía grande, una compañía segura, una compañía muy estadounidense tiene que comprarla”, aseguró Trump en la Casa Blanca este lunes.

Microsoft anunció este domingo que sigue las negociaciones con ByteDance para la posible compra de TikTok en Estados Unidos y prometió completar la operación a más tardar en septiembre próximo.

El Gobierno de Trump, así como importantes dirigentes demócratas, han insistido en que el uso tan extendido de TikTok pone en riesgo la privacidad de los datos de estadounidenses y la seguridad nacional, ya que está expuesta a través de ByteDance a instrucciones e intervención del Gobierno chino.

Además de TikTok, Trump también prohibió este jueves por motivos similares negocios o transacciones a partir de 45 días con la empresa tecnológica china Tencent para su aplicación WeChat.

TikTok acudirá a la justicia

TikTok, la red social china vetada por razones de seguridad nacional en Estados Unidos, aseguró hoy que hará todo lo posible para revertir esa decisión y que, si Washington se niega a hacerlo, acudirá a la Justicia estadounidense.

En un comunicado publicado en su página web, TikTok asegura sentirse “sorprendida” por la orden ejecutiva firmada ayer por el presidente de EE. UU., Donald Trump, por la que prohíbe cualquier transacción con su desarrollador, la tecnológica china ByteDance.

“Emplearemos todos los recursos (legales) de los que dispongamos para garantizar que no se desecha el Estado de derecho (…), si no es con la Administración, será con los tribunales de Estados Unidos”, afirma la nota.

La red social, que cuenta con unos 100 millones de usuarios en el país norteamericano, considera que no se han respetado los procedimientos debidos ni se ha respetado la ley, y que el Gobierno de EEUU nunca se ha prestado a buscar una “solución constructiva”.

TikTok denuncia que en la orden de Trump se habla de informaciones que no son citadas y de temores de que la aplicación “pueda ser utilizada” para campañas de desinformación.

Asimismo, asevera que los datos de los usuarios que recaba entran dentro del “estándar de la industria para miles de aplicaciones móviles en todo el mundo”.

La red social insiste en que nunca ha compartido datos con el Gobierno chino y que tampoco ha censurado contenidos a petición de Pekín.

Incluso hemos expresado nuestra disposición de pactar una venta completa de nuestros negocios en Estados Unidos a una compañía estadounidense”, agrega la plataforma, en referencia a las negociaciones abiertas con Microsoft que, de cerrarse, podrían permitirle seguir activa en el país norteamericano, donde goza de gran popularidad.

En el comunicado, TikTok asegura que la decisión de vetarla “crea un precedente peligroso para el concepto de libertad de expresión” y pide a sus usuarios que ejerzan “su derecho a ser escuchados” contactando con sus representantes políticos e incluso con la Casa Blanca para mostrar su oposición a la medida.

Mientras tanto, Pekín aseguró hoy que el veto a TikTok -Trump también firmó uno en términos similares contra WeChat, el “WhatsApp chino”- es un “desvergonzado acto de hegemonía” por parte de Washington.

El portavoz de la cancillería china Wang Wenbin dijo que China protegerá los derechos e intereses de sus empresas y que Estados Unidos “deberá asumir las consecuencias de sus acciones”, aunque no especificó detalles sobre posibles represalias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top