Inicio Noticias Rancagua, primera ciudad chilena digitalizada que la acerca al futuro virtual

Rancagua, primera ciudad chilena digitalizada que la acerca al futuro virtual

Fuente: Agencia EFE

Rancagua, se ha convertido en la primera ciudad chilena digitalizada, próxima a un futuro virtual, gracias a una aplicación (App), que permite a las personas hacer todo tipo de trámites desde sus casas o lugares de trabajo con sus teléfonos inteligentes.

Solicitar hora médica en los Centros de Salud Familiar (Cesfam); hora para obtener licencia de conducir; hablar directamente con el profesor de su hijo; conocer las modificaciones del plan regulador o buscar los beneficios municipales a que puede optar, son algunas de las cosas que pueden lograr a través de la App.

Cualquier vecino de esta ciudad de 225.000 habitantes, situada a 90 kilómetros al sur de Santiago, puede bajar gratuitamente la App y ejecutar los trámites que requiera.

La digitalización de la ciudad es el resultado de un concurso lanzado a principios del 2018 por la Corporación de Desarrollo e Innovación de la Municipalidad local, que convocó a emprendedores de todo Chile para que resolvieran, vía soluciones tecnológicas, cinco problemas fundamentales, dijeron a Efe los responsables de esta iniciativa.

“Se detectaron 15 problemáticas comunales. De ellas se seleccionaron cinco prioritarias para ser resueltas mediante las soluciones tecnológicas propuestas por emprendedores”, precisó el director ejecutivo de la Corporación de Innovación y Desarrollo de la Municipalidad, Cristián Urrutia.

Ellas son las filas que se generan en los consultorios para la toma de horas médicas; la falta de comunicación entre profesores y apoderados; las largas esperas para obtener licencia de conducir; la falta de acceso al plano regulador y el desconocimiento de los ciudadanos de los beneficios a que pueden acceder mediante la Dirección de Desarrollo Comunal.

Urrutia explicó que cada uno de los cinco equipos seleccionados recibió una beca de 300.000 pesos (unos 435 dólares) por seis meses, además de capacitación mediante talleres en temas de emprendimiento.

Después de eso, cada equipo conoció a fondo la problemática que debía resolver por medio de reuniones con los funcionarios a cargo y de visitas en terreno para finalmente crear una solución a cada tema.

El sistema opera mediante “una aplicación madre”, en la que se incorporan, mediante iconos, cada una de las soluciones específicas.

Así, la persona baja la aplicación general y dentro de ella encontrará los módulos de educación, tránsito, obras, etc, detalló Urrutia.

Si bien en Chile hay colegios que operan con aplicaciones que comunican a profesores y apoderados, la gracia de “libretaeducativa.com”, que es la solución que se integrará a la plataforma de Rancagua, es que en ella estarán los 27 colegios y nueve liceos municipales de la comuna, con un total de 19.402 alumnos.

“La diferencia de nuestra propuesta es que una corporación tan grande como la de Rancagua, tendrá a un solo click a todos sus colegios, alumnos y apoderados”, explicó Ariel Matus, cofundador de libretaeducativa.com.

La solución permite al profesor reportar a los padres los temas que vio su hijo durante el día para que ellos puedan apoyarlos en sus casas.

A diferencia de los clásicos chats grupales de Whatsapp de los cursos, el sistema tiene un chat privado para una comunicación directa entre el profesor y el apoderado.

“Se pueden enviar circulares y documentos electrónicos con los calendarios de pruebas y conversar cualquier tema sin que el resto de los apoderados lo sepa. Además, el sistema entrega datos sobre la tasa de lectura de las comunicaciones de parte de los apoderados, para verificar qué tan al tanto están de los temas que conciernen a sus pupilos”, aseveró Matus.

Además, añadió, la corporación puede enviar información a todos sus apoderados sobre eventos educativos, como convocar a un ensayo de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), con la certeza de que a todos les llegará.

Por otro lado, en Rancagua se renuevan al año 13.000 licencias de conducir. Para cada una se requería pedir hora, en un proceso que tomaba como mínimo, sesenta minutos.

Ahora, el problema para cualquier rancagüino se resuelve en un minuto gracias a la solución desarrollada por Francisco Beltrán.

“La demora no tiene que ver con que los funcionarios trabajen mal, sino con que es mucha gente y un trámite análogo siempre tardará más”, explicó Beltrán, ingeniero comercial que trabajó junto a José Abarca, ingeniero en informática.

“Para conseguir hora en el nuevo sistema, la persona ingresa su número de identidad, el tipo de licencia que requiere y escoge una hora. Le llega rápidamente una confirmación por email o SMS y sin imprimir ningún papel. Es decir, también es una solución amigable con el medioambiente”, enfatizó Beltrán.

Un rasgo particular de las soluciones generadas y de las que se integrarán a la App de la Municipalidad de Rancagua es que son de código abierto, lo que significa que las herramientas pueden ser tomadas por otros desarrolladores para adecuarlas a sus necesidades e integrarse de forma segura a un mundo virtual.