Facebook espera que la mitad de su plantilla trabaje en remoto en la próxima década

facebook-05.jpg

Fuente: El País

Facebook cree que el impacto del coronavirus en los espacios y las formas de trabajo será a largo plazo y cambiará la cultura de las grandes empresas. Esta reflexión ya empieza a calar en todas las compañías medianas que han aprendido a teletrabajar en apenas dos meses, pero este jueves se pudo escuchar articulada con mucho detalle por Mark Zuckerberg, el fundador y consejero delegado de la red social más grande del mundo. Zuckerberg calcula que la mitad de la plantilla de Facebook (45.000 empleados) trabajará en remoto dentro de una década, y dejó una serie de reflexiones que espera “que sean útiles a otras organizaciones” que tratan de navegar esta nueva realidad.

Zuckerberg habló sobre el futuro del teletrabajo y las oficinas en una videoconferencia semanal con sus empleados que, de forma extraordinaria, realizó en abierto para todo Facebook. El plan viene a ser una guía para empresas por parte de una de las compañías más valiosas del mundo, cuyas oficinas están en ciudades prohibitivas y que necesita contratar e innovar constantemente. “Un producto se construye en meses, pero una cultura se construye día a día a lo largo de años. Y esto es un cambio en la cultura de cómo vamos a trabajar” en la empresa, dijo Zuckerberg a sus empleados y al mundo.

El cálculo de que la mitad de sus empleados trabajarán en remoto en 2030 no es “un objetivo”, aclaró Zuckerberg, sino una estimación basándose en las tendencias que está viendo a raíz de la necesidad de vaciar las oficinas por el coronavirus. Zuckerberg citó encuestas internas que decían que el 30% de los jefes de Facebook apoyan completamente que sus equipos trabajen 100% en remoto, mientras que hay otros que lo consideran imposible para su trabajo. También descubrió que hay muchos empleados dispuestos a mudarse de ciudad si el teletrabajo se lo permite.

“Estamos decididos a mantener las oficinas”, aclaró. “No sabemos qué aspecto van a tener las oficinas, es algo que iremos aprendiendo este año”, dijo Zuckerberg en una de las frases de su conferencia con las que se identifica mucha gente en estos momentos. Como principio general, Zuckerberg dijo a sus empleados que el objetivo de la nueva organización no es “maximizar la flexibilidad” de los empleados, ni que estos vivan donde quieran por principio, sino “cómo servimos mejor a nuestra comunidad y fomentamos la innovación”.

Zuckerberg llevó su reflexión a un nivel muy detallado. Por ejemplo, ¿cómo se contrata en eta situación? Para ingenieros experimentados, por ejemplo, el jefe de Facebook considera que se puede contratar en remoto. Pero para jóvenes que entran nuevos en la empresa, “el aprendizaje en persona es esencial”. Facebook va a analizar “uno por uno” qué equipos pueden trabajar en remoto, cuáles pueden ser híbridos y cuáles necesitan el trabajo presencial. Por ejemplo, los equipos que trabajan sobre hardware no pueden realizar sus actividades en remoto. También puso como ejemplo a los moderadores que vigilan temas delicados, como el suicidio o el terrorismo. O los equipos de ventas, que para Zuckerberg, “tienen que estar cerca de donde viven sus clientes”. Como regla general, “si tu trabajo requiere estar cerca de la gente a la que reportas, no puedes trabajar en remoto”.

Facebook tiene sus oficinas en algunos de los lugares más caros del mundo, como San Francisco, Los Ángeles y Nueva York. El teletrabajo abre otra reflexión. Por un lado, en la contratación. Facebook estaba limitado a contratar “a gente que vive en esas ciudades o está dispuesta a mudarse allí”. Eso ya no va a ser así.

Por otro lado, abre la puerta a que los empleados busquen lugares más baratos donde vivir. Los alquileres cerca de los centros de trabajo de Facebook son prohibitivos, a pesar de que la compañía “paga bien”. Zuckerberg advirtió a sus empleados de que si cambian de ciudad, se les va a ajustar el salario de acuerdo al coste de la vida de donde estén. Dio de plazo hasta enero para que todos comuniquen dónde están. “Vamos a necesitar que todos nos digáis dónde estáis trabajando y vamos a ajustar el salario a vuestra localización. Es importante para la contabilidad y en el aspecto fiscal. Habrá consecuencias serias para el que no sea honesto en esto”, advirtió Zuckerberg a sus empleados.

Otra reflexión es si la compañía necesita abrir nuevas oficinas en lugares a media distancia de sus grandes centros de trabajo. Por ejemplo, Zuckerberg citó San Diego como un lugar a una distancia razonable en coche de Los Ángeles, Portland respecto a Seattle o Pittsburgh respecto a Nueva York. Ya está construyendo oficinas en Atlanta, Dallas y Denver.

Zuckerberg advierte de que no van a “abrir la puerta y ver cómo resulta”. La autorización del teletrabajo será “metódica”. Más en detalle, en estos momentos los criterios para conceder el permiso para teletrabajar son tener un grado alto de experiencia en la empresa, tener una valoración alta reciente de tu trabajo, ser parte de un equipo que pueda permitírselo y tener la autorización del jefe de ese equipo. “El trabajo en remoto afecta a todo el mundo con el que trabajas”, dijo Zuckerberg.

“Tiene sentido que seamos líderes en esto por la clase de productos que hacemos”, dijo Zuckerberg. Así es, se trata de la compañía más exitosa de las últimas dos décadas en el negocio de conectar a la gente por Internet. Facebook aprovechó la charla de Zuckerberg para recordar las herramientas de teletrabajo que está potenciando. Entre ellas, la herramienta de videollamadas de trabajo llamada Workplace, la herramienta para presentaciones y vídeos en directo Live Producer, las videollamadas de Portal o las reuniones virtuales con Oculus, su división de realidad virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top