10 consejos para fortalecer el liderazgo femenino en las organizaciones

Foto.jpeg

La startup, plantea además que los entrenamientos de desarrollo de liderazgo ayudan a reducir la brecha, ya que apalancan fortalezas y se atienden las debilidades de los colaboradores para así, afrontar los desafíos de las organizaciones.

Importante análisis sobre brecha de género señaló que las mujeres lograron mejorar su representatividad al interior de las organizaciones en un 2.2% entre 2020 y 2021

El último Reporte de Indicadores de Género en las Empresas 2021, mostró que las gerencias femeninas de primera línea se mantuvieron en 21% durante el 2021 y en el caso de los directorios, subió de un 10,5% del 2020 a un 12,7% el año pasado. La buena noticia es que hay una leve mejoría y reconocimiento a estos talentos. Sin embargo, el liderazgo femenino en puestos clave dentro en las organizaciones continúa siendo un pendiente importante en la cultura organizacional en Chile. 

Desde esta perspectiva, Jeanine Kenigstein – Co-Founder y Head Coach en LEAP, startup dedicada a la transformación cultural, hace la pregunta: ¿Cómo podemos aumentar las oportunidades para que más mujeres sean líderes?, y para responder esta inquietud, la ejecutiva basada en su experiencia como emprendedora y con equipos multidisciplinarios, desarrolló un decálogo para contribuir en el mejor posicionamiento de líderes y talentos femeninos: 

1. Cultiva la Resiliencia: es lo único que te permitirá afrontar situaciones difíciles, levantarte y salir  fortalecida.

2. Opera desde la lógica de “estar al servicio”: el concepto de “líder como servidor” es aún más natural en mujeres líderes, y debemos asegurarnos de no perderlo en el camino.

3. Apalanca tus fortalezas: todos tenemos fortalezas y debilidades. Ser conscientes de ambas, pero jugar desde donde somos fuertes es el camino más probable para llevarte a  una carrera exitosa y sostenible.

4. Toma Riesgos: en muchos casos, lo que detiene el crecimiento de las mujeres en posición de liderazgo es el miedo. Reconocerlo, sin dejar que nos paralice, nos permitirá ser audaces y ganar confianza para dar el gran salto. 

5. Encuentra Mentoras/es: ningún líder llega a la cima sólo. Ármate con un red de personas potentes, que te ayuden  a ver perspectivas diferentes, que compartan sus experiencias y te den espacios de confianza para navegar tus vulnerabilidades. 

6. No te compares con otros/as: compararte con otros es la receta perfecta para cercenar la creatividad. Cada uno hace su propia historia, y tu camino no tiene por qué ser igual al de otro. De hecho, ¡ojalá no lo sea!

7. Practica tu feminidad en el liderazgo: “No soy mandona, sólo tengo habilidades directivas” es una frase típica de Sheryl Sandberg, fundadora de Lean In y ex-directora operativa de Meta. Muchas mujeres en posiciones de liderazgo tienden a ir perdiendo la amabilidad y cercanía propias de la feminidad en la medida que se ven desafiadas a probar su autoridad. Y al hacerlo, pierden justamente el poder del liderazgo realmente femenino. 

8. Aprende a decir “No”: como mujeres, nos vemos muchas veces tentadas a querer cumplir con todo y dar en el gusto a todos los pedidos que recibimos desde múltiples frentes (no sólo el profesional). Aprender a decir “No” sin sentirse culpables, siendo asertivas y cuidando de no transgredir valores centrales es clave.

9. Practica la  gratitud, todos los días: es muy fácil ver todo “lo que no tengo, lo que me falta”. Esa percepción de insuficiencia quita poder y merma la confianza. En cambio, practica la gratitud por lo que sí tienes y siéntete orgullosa de lo que has logrado. 

10. Cuida de ti misma: aquí no hay mejor metáfora que la que nos dan los viajes en avión “ponte la mascarilla de oxígeno primero, para luego poder ayudar a otros”. Sólo si tú estás bien, podrás ser una líder efectiva para otros.

Sumado a este manifiesto, la ejecutiva también plantea que los entrenamientos para el desarrollo laboral que se realizan a los equipos pueden minimizar las brechas ya que hombres y mujeres se preparan juntos para apalancar fortalezas y debilidades como profesionales y conectarlas con las de los demás y así,  articularse para afrontar los desafíos de las organizaciones. 

Es por esto que desde la startup dedicada a la transformación cultural, desarrollaron una herramienta única en su tipo, LEAP Leadership Academy, la cual tiene como objetivo que los colaboradores  puedan entender las fortalezas y brechas propias y de sus pares, para así liderar a otros y transformarse juntos en gestores de la cultura organizacional.

“La presencia de más mujeres líderes no solo beneficia a nuestros equipos, personas y culturas, sino que es vital para la relación entre las organizaciones y su entorno. Es un win-win para todos. y nos dimos cuenta que hoy la reflexión es entender que la simbiosis de talentos femeninos y masculinos es beneficiosa para todos y esto traerá la igualdad de condiciones que tanto anhelamos para que un liderazgo sea exitoso”, concluye la Co-Founder. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top