Smart Protection: detectamos 10 millones de enlaces diarios que conducen a falsificaciones

Smart-Protection.png

Por Vanessa Arenas

El reto era crear la primera empresa española de protección de contenidos online. Los fundadores de Smart Protection (Manuel Moregal, Javier Perea y Javier Capilla) se conocieron en la universidad y navegando por la web, encontraron contenidos retirados por protección de derechos de autor. La curiosidad los llevó a investigar cuáles eran las empresas que combatían la piratería y cómo lo hacían. Hicieron un estudio de mercado y descubrieron que existían pocas empresas a nivel mundial dedicadas a la protección de contenidos y que en España no había ninguna, así que actuaron rápido.

En junio de 2015 lanzaron el primer piloto gracias a que contactaron al actor español Antonio Banderas y su productora, Green Moon Producciones. Luego, consiguieron que el servicio de protección de contenidos audiovisuales fuera contratado por gigantes como Golem, Sony y Warner. Había llegado la financiación y el crecimiento.

Ebanking News entrevistó a Ricardo Mateos, Innovation & Strategy Manager de la StartUp española.

-Ustedes también trabajan como un filtro en redes sociales. ¿Cuántos enlaces o amenazas diarias pueden llegar a detectar? ¿Quiénes son más vulnerables? ¿Cómo protegernos ante esto?

Monitorizamos online: redes sociales, buscadores, apps, marketplaces y webs de descarga. En todas las fuentes que monitoreamos, detectamos 10 millones de enlaces diarios que conducen a falsificaciones, 4 millones corresponden a redes sociales.

La mejor forma de protegerse ante esto es con tecnología. Por esto, a través de nuestra plataforma tecnológica detectamos y eliminamos las infracciones en internet. Monitorizamos internet capturando y almacenando grandes cantidades de información con procesos de Big Data. Analizamos la información combinando tecnología Machine Learning con expertos en ciberseguridad. Por último, eliminamos las infracciones con procesos de LegalTech alcanzando más de un 95% de eficacia.

-¿Utilizan la nube en sus operaciones? ¿cuál es la importancia de la nube para empresas que prestan servicios de ciberseguridad?

Para empezar, hay que tener en cuenta la evolución de la ciberseguridad desde el punto de vista del mismo desarrollo de la tecnología. Los ataques de ciberseguridad siempre han estado vinculados al punto más álgido del estado de la técnica. Tiempo atrás, esto se centró en los sistemas de correo electrónico y en explotar las vulnerabilidades de los lenguajes de programación, tanto para la creación de páginas como gestión de bases de datos, así como de programas específicos para la gestión de distintas verticales dentro de cada empresa.

Se espera que el mercado de la ciberseguridad alcance una cifra de negocio de casi 40 mil milones de dólares en 2024, lo que no tendrá sentido sin ser capaces de manejar tecnología avanzada.

Es obvio que el actual desarrollo del cloud computing implica un cambio total en la forma en las empresas toman decisiones en materia de IT y ciberseguridad. Cuando una determinada compañía mueve sus datos y operaciones a la nube, sus planteamientos en cuestiones de ciberseguridad cambian completamente.

Ya no se puede hablar de una simple protección interna sino de proteger las comunicaciones entre la compañía y los clientes, así como de todo el entorno cloud. Aquellos que buscan y analizan las vulnerabilidades de una empresa, también van a realizar ese movimiento hacia la nube. Los atacantes siempre van a tratar de ir por delante, tanto en el uso de la tecnología como en el aprovechamiento de las deficiencias en materia legislativa.

En cuanto a tecnologías, el espectacular desarrollo de la Inteligencia Artificial en los últimos años supone para la ciberseguridad tanto disponer de potentes herramientas como la obligación de responder a fuertes amenazas. Por ejemplo, con Inteligencia Artificial se pueden diseñar emails maliciosos, altamente adaptados a la potencial víctima (spear-phising), incluyendo muchos más detalles personales. Esto aumentará, de forma sustancial, las posibilidades de que la víctima crea que es un mensaje real. En Smart Protection trabajamos con algoritmos Machine Learning para detectar y eliminar infracciones derivadas de la propiedad intelectual e industrial (piratería, falsicaciones y usos indebidos de marca).

Mirando al futuro, cuando la computación cuántica sea una realidad comercial, lo que supondrá un salto de gigante en la capacidad de computación de los ordenadores, el concepto de ciberseguridad, y las comunicaciones electrónicas en general, cambiarán de una forma drástica y sin retorno posible a los modelos actuales. Toda la seguridad actual se basa, precisamente, en los límites computacionales existentes. Cuando estos límites no existan, habrá que reinventar la rueda.

-¿A quiénes están dirigidos sus servicios: empresas, personas, ambos? ¿cuántos clientes tienen actualmente?

Nuestros servicios son B2B, están dirigidos a productoras y distribuidoras de contenidos audiovisuales, empresas con derechos de retransmisiones en directo, marcas o productos que busquen proteger el valor de sus activos. Actualmente tenemos más de 100 clientes en 18 países de Europa, Latinoamérica, incluyendo a Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top