Los neobancos se afianzan en Colombia

279826_1.jpg

Fuente: Dinero

Lo que para algunas generaciones que crecieron haciendo filas en los bancos sonaba como algo imposible ya es ahora una realidad: los neobancos llegaron a Colombia bajo un modelo disruptivo 100% digital. 

Algunos neobancos son iniciativas de las entidades financieras tradicionales, en su carrera por cubrir un segmento del mercado que se ha visto desatendido por el modelo tradicional. Otros, son completamente independientes.

La Federación Latinoamericana de Bancos, Felaban, en su informe de julio de 2019 resume sus principales ventajas: mejores costos transaccionales, funcionalidad e inclusión financiera.

Los retos de los neobancos

El gran reto de los neobancos se refiere a que los usuarios de la región aún prefieren ir a las sucursales físicas, a pesar del gran crecimiento de los canales digitales en los últimos años. De esta manera, los neobancos, no solo tienen el reto de atender a la población no bancarizada, sino que además deben migrar a los usuarios que prefieren las oficinas físicas. 

La empresa de consultoría Cg42 de Nueva York lo expuso de la siguiente manera en su informe sobre la industria financiera: “Los diez bancos más grandes de los Estados Unidos, de no reaccionar oportunamente ante competidores disruptivos, podrían perder el 11% de su base de clientes en el segmento minorista en un año, equivalente a una pérdida de depósitos por US$344.000 millones”.

Otro de los retos que tienen los neobancos es el alcanzar una masa de clientes suficiente para que sean sostenibles y escalables en el tiempo.

No obstante, hay una alerta que deben tener en cuenta estos jugadores de la región; en Europa, según un estudio realizado en agosto de 2019 por la empresa de consultoría de gestión global Oliver Wyman, más de la mitad de los usuarios estarían dispuestos a volver a su banco tradicional si les igualan las condiciones de costos y la oferta de servicios.

Italia fue el país con mayor índice de personas que estarían dispuestas a volver a la banca tradicional, con el 80%; le siguen España con el 68%, Alemania con el 60% y Francia con el 58%.

En términos globales, según el estudio, solo el 13% de los clientes de los neobancos puede considerarse como fiel y no volvería a su banco tradicional. 

Regulación en Colombia

El Congreso de Colombia, ante el afán de estos nuevos competidores financieros por entrar a ofrecerles a los usuarios sus servicios, aprobó en mayo de 2019, un fast track de licencias.

Se trata de la aprobación de licencias condicionadas a las empresas que ofrezcan servicios financieros digitales. Estas entidades pueden obtener un certificado de operación temporal, con unos capitales y requerimientos  mínimos.

De esta manera, los neobancos no tienen que esperar a un proceso de licenciamiento extenso y costoso, sino que pueden comenzar a operar con esta licencia emitida por la Superintendencia Financiera durante dos años, antes de obtener la licencia plena. Cabe destacar que esta licencia puede ser revocada en cualquier momento.

Al respecto, Erick Rincón, presidente de Colombia Fintech afirmó: “Las normas desarrolladas como las del artículo 171 van a darle una mayor flexibilidad y agilidad al proceso de constitución de aquellas fintechs que están bajo la supervisión de la Superintendencia Financiera”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top