La transformación cultural en la era digital: nuevas tecnologías

realidad-aumentada.jpg

Fuente: Laura Brugés | Tecreview

La realidad virtual y otras nuevas tecnologías de la información ya existían, pero el futuro se anticipó y ahora son indispensables.

Los dispositivos, tecnologías de la información y aplicaciones destinadas a facilitar la interacción virtual, en los últimos años, habían avanzado inercialmente. Ahora con la pandemia ha habido un nuevo impulso. Te contamos más sobre la transformación cultural en la era digital.

Transformación cultural en la era digital

La crisis sanitaria global llevó al mundo a confinarse y a los gobiernos y empresas a autoevaluarse en qué punto de la ruta hacia la transformación de la cultura digital se encontraban, con nuevas expresiones como instalaciones de realidad virtual, entornos digitales simulados, realidad aumentada, videoconsultas, teletrabajo, metaverso, entre otras.

Este contexto de la pandemia permitió un avance de 10 años en términos de habituarnos al uso de la tecnología, de acuerdo con Guillermo Rodríguez, director de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Transformación de la cultura digital: nuevas tecnologías

Las cosas no serán como antes y pese a que en algunos países la vacunación ha ido avanzando, todos nuestros ámbitos de socialización y educación, desde los íntimos y privados hasta los más multitudinarios, cambiaron por completo.

De ahí la importancia de tener presente las tecnologías protagonistas de esta nueva realidad.

Realidad virtual y realidad aumentada

Con una industria del entretenimiento y del ocio cada vez más demandante, la Realidad Virtual (RV), entornos digitales simulados y la Realidad Aumentada (RA) llegaron para quedarse.

Estas propuestas brindan experiencias de visualización del mundo exterior y apuestan por las interacciones humano-máquina, incluyendo aquellas que puedan derivarse de futuras tecnologías que aún no están disponibles.

Pese a que estos mecanismos tecnológicos tienen tiempo consumiéndose, solo habían encontrado nicho en el sector gamer, pero con la pandemia, su uso se hizo urgente en la industria de la moda, el comercio, el turismo e inmobiliario, a través de las tiendas en realidad virtual y el VR-commerce.

A nivel mundial, la RV y la RA impactarán positivamente a 23 millones de empleos y generará 1.5 billones de dólares en la economía mundial para 2030.

En lo relacionado a productos y servicios, la RV y la RA apuntan a que podría generar hasta 359.4 millones de dólares en el PIB mundial para 2030, según el estudio de la consultora, porque ayudaría a través de la simulación y prototipos mejorar los procesos actuales y de la aparición de técnicas totalmente nuevas en diferentes industrias.

El segundo sector que demandaría esta tecnología es el de la salud y el impacto económico alcanzaría los 350.9 millones de dólares, invertido en áreas como la formación de los profesionales sanitarios y el uso de aplicaciones para la mejora del cuidado del paciente.

Otro sector que las empresas tienen en la mira y que puede ser explotado para mejorar la productividad de las mismas consiste en la capacitación de trabajadores, ya que podría utilizarse para facilitar y mejorar la retención de conocimientos, para formarlos de una manera más práctica sin que esto represente daños para la empresa. El monto ascendería a 294.2 millones de dólares para 2030.

Para el caso de las ventas retail y las experiencias de compras en Realidad Virtual, llega con probadores virtuales hasta centros comerciales en este formato, al igual que los renders en Realidad Aumentada con la que el cliente puede ver el mueble que va a comprar y visualizar si hace juego en su sala.

También en el sector de bienes raíces ha sido muy utilizada esta tecnología, que cobró relevancia durante la pandemia. Los ingresos podrían generar hasta 204.0 millones de dólares en los próximos diez años.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) ha ganado terreno con tecnología que funciona por sensores e interacción por voz para asistir en ciertas actividades cotidianas.

Ésta aprovecha las computadoras y las máquinas para imitar las capacidades de resolución de problemas y toma de decisiones de la mente humana.

Junto a la inteligencia artificial, se encuentra el machine learning y el deep learning, que ayudan a buscar crear sistemas expertos que hagan predicciones o clasificaciones basadas en datos, de acuerdo con información del micrositio de IBM Cloud Education.

Cabe recordar que en 1997, esta empresa tecnológica creó el sistema Deep Blue de IBM, que venció al campeón mundial de ajedrez Garri Kasparov en una partida de ajedrez.

La inteligencia artificial también transformó la cultura digital, ya que que existen diversas aplicaciones prácticas, como lo es el reconocimiento de voz automático (ASR), la conversión de voz a texto, una funcionalidad que utiliza el procesamiento del lenguaje natural (NLP) para procesar el habla humana en un formato escrito.

Por ejemplo, los smartphones incorporan el reconocimiento de voz en sus sistemas para realizar búsquedas y dictado de voz a texto.

O están los casos de Siri, Alexa y Google Assistant, que proporcionan asistencia y ejecutan algunas acciones básicas como pedirle un resumen diario todas las mañanas, encender la luz o reproducir música.

En lo que compete a las áreas de servicio al cliente, el uso de chatbots en línea están ganando terreno como agentes humanos para orientar al cliente.

Por lo general, responden a preguntas básicas como la documentación para un trámite, la existencia de un producto o la asesoría personalizada. En algunos casos realizan venta cruzada de artículos o sugieren tallas para los clientes.

En este sentido la IA aplicada a este sector, ha transformado la experiencia de clientes en los sitios web y las plataformas de redes sociales. Entre los ejemplos más comunes se encuentran los bots de mensajería en sitios de comercio electrónico con agentes virtuales, las aplicaciones de mensajería tipo Slack y Facebook Messenger y tareas realizadas por asistentes virtuales o por voz.

También los motores de recomendaciones que utilizan los datos del comportamiento basado en los consumidores para usarlo en las ventas por internet son imprescindibles.

Utilizan los algoritmos de IA para descubrir tendencias de datos y desarrollar estrategias de venta cruzada más eficaces para enganchar al cliente. Por ejemplo: para las ventas minoristas en línea, el sistema hace recomendaciones adicionales al cliente.

En el mercado de valores, la IA también se está usando para el diseño y optimización de carteras de acciones, las plataformas de comercio de alta frecuencia impulsadas por IA hacen millones de operaciones por día sin intervención humana.

Dentro de las múltiples opciones que ofrece la IA también se encuentra la visión artificial, la cual permite que las computadoras y los sistemas obtengan información significativa de imágenes digitales, videos y otras entradas visuales, prácticamente que busca procesar imágenes como lo hace la visión humana.

La visión artificial se utiliza con mayor frecuencia en el sector industrial. Aplica los mismos algoritmos y enfoques que las aplicaciones académicas-educativas y gubernamentales-militares, además puede proporcionar recomendaciones, distingue tareas de reconocimiento de imágenes, impulsada por redes neuronales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top