Fomentar la innovación a través de Startups: la fórmula de las grandes empresas para potenciar su crecimiento

2015.04.27-fintech-startups1.jpg

Fuente: El Mercurio

A propósito del crecimiento que ha tenido la industria de la innovación en el país a través de la creación de nuevas startups, es que las grandes empresas no se han quedado atrás y han optado por conectarse con el ecosistema, identificando cuáles son los emprendimientos que pueden ser un complemento para sus negocios.

Así, con el objetivo de entregar soluciones innovadoras acordes con la necesidad de sus clientes empresas como Bci, Principal, Caja Los Andes, Walmart y Agrosuper, mediante la ayuda de incubadoras de negocios, están trabajando constantemente con emprendedores que generen soluciones tecnológicas para potenciar sus ventas.

Si bien el proceso de innovar con startups los ha beneficiado en la mayoría de los ámbitos, las grandes empresas no están exentas del desafío que es conectar los dos mundos: el emprendimiento tecnológico, con las industrias que llevan años de experiencia.

Así lo cree Macarena Suárez, Global Firm Relations Manager de Principal, y responsable en gestionar la alianza que la compañía y Caja Los Andes hicieron con la plataforma de ahorro UZave. Lo más difícil para nosotros fue hacer convivir dos formas de trabajo muy diferentes y acomodar nuestros sistemas a una realidad tecnológica para la cual no fueron construidos. La flexibilidad y adaptabilidad creo que son los mayores desafíos que enfrentan las grandes compañías en esta materia, dice Suárez.

Para Principal, U-Zave solucionó lo que hace tiempo estaban buscando, que era una forma de masificar el ahorro y cambiar la percepción de que fuera algo engorroso para las personas. El fin de este proyecto digital al que tienen acceso los afiliados de Caja Los Andes permite ahorrar un porcentaje de la compra cada vez que las personas prefieran los comercios asociados, generando micro aportaciones a un fondo mutuo personal administrado en Principal.

Para Michelle Hasson y Braulio Meneses, creadores del proyecto digital, trabajar con estas empresas les facilitó la llegada a las personas, de manera de poder generar un mayor impacto y beneficio social. Tener una potencial base de más de cuatro millones de afiliados y tener una alianza con Principal, una de las principales a nivel mundial en administración de fondos y supervisada por la CMF, nos permitió entregar la confianza y seguridad a nuestros usuarios. Para nosotros fue clave entender que necesitamos socios estratégicos para lograr impacto, agilidad y realizar lo que cada uno mejor hace, asegura Hasson.

Otra de las compañías involucradas en esta fórmula es el banco Bci, quienes a partir de 2017 y con el fin de conectarse con el ecosistema y aprovechar las capacidades de la innovación para acelerar su proceso de transformación digital, crearon Bci Labs.

Dentro de esta incubadora y su programa Bci Fintech es que nació Mach, una aplicación que permite realizar transferencias electrónicas y pagos de deudas de forma más fácil y rápida, no solamente a clientes de Bci, sino que también a cualquier chileno mayor de 18 años. A un año de su lanzamiento, la plataforma ya lleva más de un millón de descargas y en el mes de marzo reunió más del 50% de las transacciones internacionales realizadas de todo Bci.

“La app nos ha permitido entregar soluciones a un nuevo segmento de clientes que estaban subatendidos por la banca, ofreciendo un servicio digital, acorde a los tiempos, que les permite pagar entre personas sin ningún costo por transacción, sacar plata en cajeros Bci sin costo y comprar en el extranjero sin necesidad de tarjeta de crédito”, sostiene el gerente de Mach, Ignacio Larraín.

Para el subgerente de Labs Bci, Edgardo Ochoa, contar con programas de innovación es una manera de acercarse a otras formas de trabajo, lo que ha permeado fuertemente en la transformación de la compañía. “Este programa ha hecho cambios significativos a procesos de gestión de proveedores, gestión de riesgos y seguridad, para permitir probar todas estas tecnologías provenientes del ecosistema de una manera ágil pero a la vez segura para nuestros clientes”, explica.

Patagon Raw, dedicada a la elaboración de alimentos y snacks para mascotas, y Bocali, enfocado en la comercialización de productos a base de cereales originarios, son las dos startups con las que está trabajando Agrosuper. Ocupar la creación de emprendimientos como fuente de exploración de nuevos formatos y herramientas, tanto para ofrecer productos innovadores como para potenciar el desarrollo de emprendedores en Chile, es el principal propósito de la empresa de alimentos. Es así como la compañía en 2018 formó una alianza con Imagen Lab, aceleradora de negocios apoyada por Microsoft, para crear el programa Agrosuper Scale Up, que en su primera convocatoria reunió a 18 startups y concluyó con dos finalistas para iniciar el programa.

“El trabajo en conjunto con emprendedores es clave. De esta forma podemos generar valor no solo en nuestra cadena productiva, sino también a las startups que participan de este proceso a través del intercambio de ideas y soluciones que nos permitan enfrentar los diferentes desafíos de la producción de alimentos”, sostiene el gerente de Innovación de Agrosuper, Cristián Meyer.

Para el gerente general de Imagine Lab, Javier Cueto, la industria alimentaria está pasando por diversas disrupciones, por lo que necesitan permanecer competitivos y, para ello, la colaboración entre ambos actores para abordar los procesos es fundamental. “El trabajo con startups e implementar estrategias de corporate venturing son un modelo referente a nivel mundial, ya que permite mantener vigente a las empresas en ambientes cada vez más competitivos. Con los emprendedores se ha hecho un trabajo profundo y bastante distintivo de lo que se hace hoy, ya que no se está trabajando una relación cliente-proveedor, sino que una relación de partner estratégico”, añade.

Tras detectar una serie de problemáticas dentro de la empresa, a principios de este año Walmart decidió que la mejor manera de abordarlos era a través de la búsqueda de talentos externos que fueran capaces de incorporar la tecnología de punta para mejorar sus procesos. Es por esto que, mediante la plataforma Binnario de Innspiral y que conecta empresas que tienen desafíos con científicos que crean soluciones, la multinacional decidió abrir una convocatoria para participar en el reto de predecir la demanda de productos para promociones.

“Nuestras expectativas se enfocan en capturar a los mejores data scientist del mercado para trabajar en conjunto, logrando así mayor eficiencia en los procesos. Buscamos implementar procesos disruptivos, en donde la inteligencia artificial y la tecnología nos permitan simplificar y mejorar la precisión en cada decisión que tomamos”, dice Sebastián Córdova, subgerente de Central Team Walmart Chile.

De 400 participantes de todo el mundo, los finalistas fueron Catalina Espinoza y Abelino Jiménez, ambos ingenieros de la Universidad de Chile y especialistas en la ciencia de datos, que lograron crear una herramienta que permitirá tener alcances en la planificación de la cadena de suministros, permitiendo reducir costos de transporte y almacenamiento. “Esta competencia nos permitió dimensionar la importancia de este tipo de problemas para la industria. Es muy clave en el trabajo de un data scientist entender el negocio y poder dimensionar el impacto que puede tener su trabajo.

En este sentido, este desafío permitió acercarnos al equipo de Walmart y entregar una solución que se integre bien al flujo de trabajo actual. Esperamos medir objetivamente el impacto de nuestra propuesta”, dicen los ingenieros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top