Inicio Noticias Los beneficios económicos del 4G LTE para Colombia

Los beneficios económicos del 4G LTE para Colombia

Compartir

Se espera que los servicios de cuarta generación en telecomunicaciones se traduzcan en beneficios para todos los sectores de la economía, inclusive el agro, pero ¿cómo?

Colombia evoluciona hacia redes móviles convergentes de alta velocidad 4G, lo que está dinamizando la creación de servicios que impulsan la competitividad de los diferentes sectores de la economía.

Y es que las aplicaciones de la cuarta generación en telecomunicaciones pueden darse en todos los sectores, hasta el agrícola, que podría no tener beneficios tan evidentes pero, al contrario, tiene un potencial enorme para desarrollar servicios de valor hacia el campo.

Anali Contreras del Centro de Competencias de Redes Móviles de Alcatel-Lucent dice que la tecnología traerá varios beneficios para el agro en Colombia, ya que  permite que los directamente implicados puedan acceder no sólo aplicaciones que les permita llevar controles y hacer informes sobre las actividades que realizan, si no podrán compartir sus inquietudes o mejores prácticas con otras personas a través del video o por streaming.

Además, el 4G LTE será la oportunidad para que las personas o empresas dedicadas al agro puedan acceder a ofertas gratuitas de educación, generar mayores competencias en quienes laboran en este sector y contribuir al desarrollo del país.

Pero también cambiará la forma como se hacen los negocios, dice Contreras, quien destaca que el hecho de poder hacer video llamadas, permitirá que se puedan cerrar negocios en el extranjero sin la necesidad de viajar, lo que genera ahorro en costos.

Pero el tema puede ir más allá. El sector financiero es uno de los sectores  más interesados en el desarrollo de las redes de transmisión 4G LTE y ya piensa en los beneficios que puede dejar.

El vicepresidente de Enterprise de Huawei Colombia, Humberto Gómez, dice que los bancos tendrán oportunidades en el desarrollo y expansión de su negocio, creando valor agregado o factores diferenciadores que llamen la atención de sus actuales y potenciales clientes.

Pone como ejemplo que, con 4G LTE, un agricultor colombiano se podrá vincular a la banca a través de las nuevas redes de alta velocidad, permitiendo que el Centro de Investigación en donde está trabajando su nuevo proyecto le envíe fotografías o videos a la entidad financiera, para que este, de manera remota y segura, basado en este material, tome respuestas inmediatas y concretas, sin tener que trasladarse a ningún otro lugar.

En este sentido, la principal ventaja para el agro, en términos generales, es simplemente ampliación de cobertura móvil. En términos de bancarización relacionados a 4G, “tendríamos que referirnos a llevar el tema de banca electrónica y banca móvil hacia aquellos sectores que no han contado con cobertura o con un nivel de servicio eficiente para tener al alcance estos servicios”, dice el directivo de Huawei.

Explica que las soluciones actuales de banca móvil, billeteras virtuales y cuentas de ahorro simplificado pueden ser tan válidas y eficientes como las que se tendrían en 4G para temas de bancarización. La diferencia fundamental estaría en ampliación de cobertura, y en la introducción de otros servicios financieros más avanzados como NFC o Mobile Payment, que no necesariamente son un instrumento de bancarización sino la evolución de servicios ya existentes.

En este sentido, Gemalto viene trabajando desde años atrás en conjunto con los operadores móviles y el sistema bancario en alternativas tecnológicas de bancarización en 2G y 3G, así como la evolución a nuevos servicios financieros móviles en 4G.

Para Daniel Cuellar, gerente de Ventas de Telecomunicaciones de Gemalto, la principal ventaja para el agro, en términos generales, es simplemente ampliación de cobertura móvil.

En términos de bancarización, se refiere a llevar el tema de banca electrónica y banca móvil hacia aquellos sectores que no han contado con cobertura o con un nivel de servicio eficiente para tener al alcance estos servicios.

“En realidad, las soluciones actuales de banca móvil, billeteras virtuales y cuentas de ahorro simplificado pueden ser tan válidas y eficientes como las que se tendrían en 4G para temas de bancarización. La diferencia fundamental estaría en ampliación de cobertura, y en la introducción de otros servicios financieros más avanzados como NFC o Mobile Payment, que no necesariamente son un instrumento de bancarización sino la evolución de servicios ya existentes”, dice Cuellar.

Fuente: dinero.com