Las trabas legislativas dificultan la entrada del blockchain

Blockchain02.jpg

Fuente: www.eleconomista.es

El blockchain es una tecnología, que a pesar de llevar funcionando desde 2009 y de estar adquiriendo una gran importancia, no llega a implementarse en el mercado debido a las barreras de entrada que establecen los modelos tradicionales como los reguladores, los bancos y los gobiernos. Manuel Cid, director de digital & cloud en Capgemini España, describe el blockchain como «una nueva forma de aportar seguridad, fiabilidad, trazabilidad y agilidad a las transacciones de información que se realizan a través de Internet» y considera que la solución para afrontar la implementación de esta tecnología se encuentra «por un lado, en superar las barreras de entrada y, por otro, en alcanzar la madurez de los productos de software consiguiendo así poder tener experiencias reales que muestren a los más escépticos que la tecnología está madura y tiene una aplicación real».

No obstante, para Alex Puig, CEO de Alastria, consorcio multisectorial promovido por empresas e instituciones para el establecimiento de una infraestructura semipública de blockchain, «va mucho más allá de un sistema transaccional. Blockchain es un ordenador global que te permite registrar procesos».

Regulación del blockchain

Es por ello que su utilización influye en múltiples sectores a pesar de que típicamente se asocia principalmente al financiero por su origen estrechamente ligado a las criptomonedas, pero el ámbito de aplicación es tremendamente amplio. «Desde la póliza de un seguro, un producto alimentario o incluso un diamante, son ejemplos de activos que ya se están gestionando a día de hoy en redes de colaboración apoyadas en blockchain», según explica Jaime Berrocal, experto en blockchain de IBM España.

De esta manera, podemos encontrar casos reales en los que se comienza a mostrar la utilidad de blockchain, en sectores como el comercio internacional o el del retail, según afirma Alex Preukschat, coordinador de blockchainespana.com que prevé que en pocos años «podamos tener referencias suficientes como para poder afirmar que es útil». Por su parte, Preukschat cree que para conseguir que sea una tecnología asentada es necesario invertir en conocimiento. No obstante, Alex Puig considera que se necesita por un lado, «mucha educación y explicar a la gente».

Y es que, ¿es un problema la no regulación del blockchain? «Sin duda está suponiendo un elemento adicional de incertidumbre a la hora de abordar un proyecto en esta tecnología. La comunidad técnica tiene una asignatura pendiente respecto a la pedagogía que se está llevando a cabo en los ámbitos regulatorios y Administraciones Públicas. Se ha generado mucha confusión e incertidumbre respecto a lo que puede aportar el blockchain, y tenemos que ser capaces de explicar sus bondades e inconvenientes, como por ejemplo que puede ser un aliado a la hora de cumplir con las regulaciones en lugar de un obstáculo», explica el experto de IBM. Por su parte Cid piensa que «algunos organismos nacionales y bancos son partidarios de que existan reglas del juego, señalando que la seguridad jurídica en las transacciones y la protección a inversores no deben cambiar. Otros, por el contrario, consideran que la regulación debe ser adaptable y flexible ya que no será viable operar con las mismas reglas que se aplican hasta ahora. Lo que está claro es que hay mucha confusión al respecto y disparidad de criterios, y parece que si se llega a un acuerdo de regulación deberá ser con ámbito internacional».

Sin embargo, Berrocal afirma que «es una tecnología que tiene múltiples implementaciones.Si hablamos de la adopción por parte de las empresas en modelos de colaboración B2B -business to business- se ha producido un gran avance durante el 2017 y lo que llevamos de 2018».

Pymes y blockchain

No obstante, ¿tienen más dificultades las pymes para adaptarse al blockchain? «Las grandes corporaciones tienen más capacidad para impulsar redes de colaboración con pares o con empresas con las que ya colaboran. En el caso de las pymes, esta capacidad está más limitada, no solo por la capacidad muscular de la compañía, sino también por el peso y el papel que pueden jugar dentro de una red de colaboración», afirman desde IBM.

Sin embargo Cid no piensa igual y es que «blockchain es una tecnología que pretende democratizar, descentralizar y compartir la información de una forma transparente y segura, por lo que para una pyme puede ser una buena oportunidad para poder competir en igualdad de condiciones que una gran empresa superando así costes burocráticos, intermediarios o plazos excesivos. Por ello, en vez de dificultades, para una pyme plantea facilidades y un nuevo mundo de posibilidades para competir en igualdad de condiciones».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top