Inicio Noticias Kuapay en España: Benavente, 20.000 habitantes y vanguardia del pago con móvil

Kuapay en España: Benavente, 20.000 habitantes y vanguardia del pago con móvil

Compartir

El pago con móvil moverá en los próximos años trillones de dólares. Todo apunta a que será una auténtica transformación y que en 2020 pagar con nuestro teléfono será ya un gesto cotidiano. Hace casi un año, analizábamos de cómo todos los actores implicados en este nuevo fenómeno intentaban tomar posición para la fuerte batalla por el control del pago con móvil.

En este tiempo, las posiciones de cada uno de los implicados se han seguido afianzando y muchos de estos actores han empezado a mirar a España como un destino preferente donde, en este caso, la crisis no es un problema. Desde hace ya tiempo las compañías dedicadas al pago con móvil abren oficinas en nuestro país, contratan personal y en los próximos meses llegarán todavía más. Es normal. España es uno de los países europeos con mayor penetración desmartphones y su uso no se va a quedar únicamente en hacer fotos paraInstagram o enviar mensajes por WhatsApp.

Benavente pionero

Eso lo saben bien en Benavente, una localidad zamorana que no llega a los 20.000 habitantes y que se ha convertido en la avanzadilla de todo el país en pago con móvil, superando incluso a las grandes ciudades como Barcelona. En Benavente podemos pagar con el móvil en al menos 25 establecimientos y no estamos hablando lugares exclusivos.

Tiendas de juguetes, bares de desayunos, una joyería, un restaurante con estrellas Michelin o la Enoteca de Javier, que ayer me contaba la buena experiencia que está suponiendo, están entre los evangelizadores que han apostado por el sistema de Kuapay. Con sede en California pero con un vicepresidente de Benavente, Kuapay es uno de los tres modelos existentes y apuesta por el pago y la identificación directamente desde el teléfono. ComoGoogle Wallet o Samsung Wallet, presentado ayer en Corea, quiere ser el nuevo monedero. El sistema sin contacto NFC y aquellos que convierten el móvil en un lector de tarjeta son los otros dos tipos en los que podríamos dividir el sector.

Competencia positiva

Si en un primer momento esta nueva tecnología pudo parecer una amenaza para bancos y tarjetas de crédito, ahora estos grandes de las transacciones buscan alianzas con las apps de pago. En España por ejemplo, iZettle, un sistema que convierte el móvil en un lector de tarjetas, intenta llegar de la mano del Banco Santander al profesional autónomo y al pequeño comercio al que hasta ahora no le podía ofrecer una TPV.

Por su parte, Mastercard American Express, que participan de iZettle, están felices de ampliar la permeabilidad del pago con tarjetas en nuestro país, como me cuenta su director en España, Ignacio García. Esa necesidad de ampliar, de que nos acostumbremos a pagar o a cobrar con móviles, evita  por el momento una fuerte competencia entre este tipo de empresas en nuestro país. “De aquí a tres años el mercado se ensanchará mucho. Ahora mismo, un nuevo actor no resta sino amplía”, me comentaba Ícaro Moyano, director de Comunicación de Kuapay.

Ese crecimiento lleva a estas empresas a ir aprendiendo y mejorando constantemente. Pronto veremos que las cajas registradoras se sustituyen por iPads y las pequeñas tiendas se hacen con las apps de fidelización que ofrecen estas compañías para las que, – y en este punto insisten Moyano y García- la seguridad exquisita es la clave.

Con media docena de empresas en España buscando su hueco en ese cambio de hábitos, el sector se duplicará en el próximo año. Sin embargo, una vez maduro el mercado del pago con móvil lo liderarán unos pocos. Habrá llegado, ahí sí, el momento de la criba.

Fuente: elconfidencial.com