Inicio Noticias Futurología: Pronto podríamos pagar a través de Facebook y Twitter

Futurología: Pronto podríamos pagar a través de Facebook y Twitter

Compartir

Con Paycento, una nueva plataforma de pago que se encuentra en fase beta, podríamos comprar online a través de Facebook o Twitter para identificarnos. La idea es que paguemos fácilmente y con un solo clic (sin formularios y sin introducir datos de la tarjeta), pequeñas cantidades de dinero para adquirir música, periódicos…

 

¿Por qué micropagos? Paycentro está orientada a todo tipo de comerciantes, pero desde la empresa belga ponen un ejemplo claro de su aplicación: Para cubrir la necesidad de supervivencia de las editoriales de periódicos.

 

La caída de las ventas en papel y el aumento del consumo por Internet de la información, empuja a las editoriales a vender abonos para descargarse el periódico entero y completo o entrar en una zona de usuarios registrados con todas las noticias.

 

La propuesta de Paycentro es que estas editoriales vendan a través de ellos noticias individuales a muy bajo precio, por lo que los usuarios solo pagarían por la noticia que les interesa. Tienen la intención de que el editor pueda hacerlo a partir de solo 5 ó 10 céntimos ó 1 euro (USD $ 1.33).

 

Ahora mismo esto no es posible a través de Paypal que funciona para precios más elevados: Ya como mínimo le cobra al vendedor 35 céntimos.

Utilizar Facebook, Twitter o LinkedIn es una forma de aprovecharse del perfil que nos identifica en esas redes sociales, teniendo en cuenta además que la mayoría estamos registrados en una o más de una y que pasamos horas en ellas.

 

Como días atrás siguen lloviendo las noticias sobre pagos por Internet. Los micropagos son  una buena forma de empezar para que nos acostumbremos y perdamos esa desconfianza al comercio online que dicen los expertos que tenemos.

 

¿Cuál podría ser el resultado de la compra de noticias individuales? Opino que si se generaliza y los principales periódicos adoptan este sistema, la calidad y el desarrollo de los artículos aumentarán obligatoriamente.

 

Después de todo nos arriesgamos a pagar por algo que no podemos “ver” por adelantado y si nuestra experiencia no es buena, no repetiremos con el medio en cuestión.