Inicio Noticias España: La subasta de departamentos por internet no amortigua la crisis inmobiliaria

España: La subasta de departamentos por internet no amortigua la crisis inmobiliaria

Compartir

Subastaabc.es: La venta de vivienda ha vivido su particular calvario durante 2008 y las subastas inmobiliarias a través de la red no han resultado ajenas a este parón. No ha sido suficiente que madrileños, catalanes, valencianos y murcianos hayan sido los españoles que más interés han puesto durante este año en adquirir una vivienda a través de esta modalidad de venta.

El hecho de que todas las inmobiliarias y entidades bancarias cuenten en la actualidad con un gran stock de viviendas ha hecho que este final de año haya estado plagado de subastas, muchas de ellas por internet. Sin embargo, este último ‘empujón’ en la comercialización de viviendas, no ha servido, en general, para salvar el año. Algunas de las principales empresas que se dedican a la subasta de inmuebles a través de internet coinciden en señalar que 2008 ha sido un año ‘malo’ para todos. Marisela González, directora de Subastas inmobiliarias de Atisreal, la empresa pionera en este campo en España comenta sin embargo, que durante este año ellos han vendido casi 500 lotes, principalmente en Murcia (130) y Madrid (65) e incluyendo inmuebles de todas las tipologías. En concreto, la subasta realizada el pasado verano de venta de pisos en La Manga arrojó un resultado más que satisfactorio ya que se llegaron a adjudicar 125 de los 157 lotes subastados, es decir, casi un 80 por ciento.

El perfil de la persona que puja suele ser el usuario final, aunque también ha habido quien ha acudido a nuestra web para comprar y luego volver a vender, en el fondo depende de la tipología de inmueble que se subaste“. González habla de las grandes ventajas que representa esta herramienta para sus ventas. “Utilizamos internet como punto de encuentro entre todos los potenciales compradores repartidos por todo el territorio nacional, fundamentalmente“. Pero a pesar de que internet “es como un gran escaparate“, González insiste en que “esto no sería posible sin el esfuerzo continuado de la red comercial que sustenta nuestro producto“.

Subastas a la baja

A diferencia del resto de empresas consolidadas en este sector, Tulipp Salones ofrece subastas a la baja para la compra de inmuebles. “No es el momento adecuado para esperar a que vengan clientes a ver cuál de ellos paga más por un piso. Por eso, nosotros nos planteamos las subastas a la baja“, nos comenta Jorge Zanoletty Larrea, presidente de la empresa. «Ha cambiado la psicología del mercado. Ahora las personas interesadas en comprar prefieren esperar a que bajen algo más los precios, justo lo contrario de lo que ocurría hace un año, que se compraba antes de que siguieran subiendo», añade.

Ante la necesidad de desinversión por parte de bancos y promotoras Zanoletty cree que “una de las posibles soluciones a este atasco inmboliario es la venta a ciudadanos extranjeros. Muchos europeos estarían encantados en adquirir una vivienda en Andalucía, Baleares, Canarias o Levante”. Así, tienen previsto para la próxima primavera realizar ‘junto a un grupo de promotores’ una subasta, en este caso presencial, en Moscú, ofertando viviendas de la costa española. Por su parte, Jorge Zanoletty Pérez, director general de la empresa matiza que “ahora, todo aquel que quiera una segunda vivienda, seguro que encuentra verdaderas oportunidades en lugares de zona costera”.

CB Richar Ellis y Reser son, junto a las dos empresas anteriormente citadas, las compañías que copan el mercado en este sector en España. Respecto a CB, esta empresa terminó a mediados de mes su quinta subasta a través de la red, en esta ocasión con 136 lotes. En total, salieron a subasta un volumen de 37 millones de euros con viviendas localizadas en Madrid, Valencia, Andalucía, Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Vitoria y Cantabria.

Por su parte Reser celebró en noviembre sus dos últimas subastas del año cuyos lotes alcanzaban un valor de 43 millones. En internet se subastaron inmuebles ubicados en Baleares, Andalucía, Aragón, Cataluña, Extremadura, Murcia, Comunidad Valenciana y Canarias.