Inicio Noticias Compras 2.0, en adopción tendencia vanguardista

Compras 2.0, en adopción tendencia vanguardista

Compartir

Realizar tus compras sin cargar un solo peso en la cartera es una práctica que cada día se consolida más, gracias a la irrupción de los pagos móviles

En diferentes países del mundo utilizar Internet y una aplicación instalada en un smartphone para pagar productos y servicios es una actividad cada vez más común.

Mientras que en nuestro País, de acuerdo con el Estudio de Comercio Electrónico en México 2012 de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), solamente el 47 por ciento de los internautas han comprado al menos una vez utilizando algún dispositivo móvil con acceso a la Red de redes.

Para evitar quedar relegado de las ofertas que trae hasta tu smartphone o tableta el mundo del e-commerce, hoy en día existen propuestas que te llevan de la mano para ingresar a los pagos móviles. Algunas de ellas son las tarjetas de prepago, PayPal y SafetyPay, así como los servicios de financieros que actualmente ya ofrecen instituciones bancarias como Banamex con Transfer y Pago Móvil de Banorte.

En el citado reporte, la Amipci revela que en 2012, el 29 por ciento de este tipo de compras online se hicieron a través de iTunes, la plataforma de entretenimiento digital de Apple, ese mismo porcentaje se logró por medio de Android Market (ahora llamada Google Play), la tienda de contenidos creada por el Gigante de Mountain View; sin embargo, las aplicaciones de los bancos tradicionales apenas representaron el 16 por ciento.

A la vanguardia de los métodos de pago que se utilizan en las adquisiciones online, se encuentra la tarjeta de crédito con un 60 por ciento, el depósito en sucursal (31 por ciento) y PayPal (28 por ciento).

Mientras que las transferencias electrónicas, las compras usando tarjetas de débito, dinero mail SafetyPay y MercadoPago suman un 19 por ciento.

El gran desafío 

Existen una serie de factores que aún impiden al sector bancario mexicano brincar por completo a la era digital. De acuerdo con el estudio Tendencias Medios de Pago 2012, el 41 por ciento de los mexicanos asegura que los pagos móviles no les parecen seguros, mientras que el 39 por ciento afirma que prefiere otros métodos, el 26 por ciento no ve su utilidad y el 19 por ciento no sabe cómo utilizarlos.

Incluso, a veces se confunde lo que es un pago móvil y lo que es la banca móvil. Las principales diferencias radican en tres aspectos, en primer lugar se encuentran los montos que se pueden operar a través de cada uno de estos servicios. En la parte de pago móvil son cantidades pequeñas (alrededor de mil 200 pesos) y es posible realizar con rapidez transacciones usando monederos electrónicos. Mientras que en la banca móvil se pueden hacer acciones mucho más complejas y transferir montos más altos.

Por lo tanto, en la segunda opción, al incrementarse la suma de las transferencias, los controles de seguridad instalados en los dispositivos móviles aumentan y se vuelven más rigurosos en cuestión de manejo de números de identificación personal (NIPs), contraseñas, entre otras medidas de seguridad.

Finalmente, se diferencian por la cantidad de cuentas asociadas al móvil. Si nada más se tiene permitido vincular una sólo cuenta al dispositivo, es pago móvil. Si se quieren registrar más cuentas, entonces es banca móvil.

Tendencias 

Actualmente, existen diferentes formas de ejercer los pagos móviles. Una de ellas es a través de la transferencia bancaria, que consiste en el traspaso de dinero entre dos usuarios de telefonía móvil. Tal y como lo hace Transfer de Banamex o Pago móvil de Banorte.

Otra opción es el comercio electrónico o e-commerce, que consiste en la adquisición de algún bien o servicio, pagando por medio de alguna plataforma online. Aquí se encuentra la opción de las tarjetas de prepago, que de acuerdo con el estudio del Tecnocom, “son empleadas para fomentar la inclusión financiera de las personas no bancarizadas.

Servicios del futuro

Según Hays, grupo líder internacional en reclutamiento profesional para puestos de mando medio y alta gerencia, las nuevas formas de pago activarán las contrataciones de profesionales relacionados en sectores como la tecnología móvil, la banca y las operadoras de telecomunicaciones.

De acuerdo con las previsiones, dentro de tres años uno de cada cuatro pagos se realizará utilizando el teléfono celular.

“Los perfiles profesionales más demandados serán los que ofrezcan conocimientos y habilidades relacionadas con el mundo de las telecomunicaciones, la tecnología y, sobre todo, capacidad de integrar el nuevos sistema de pago con a las necesidades y oportunidades del negocio”.

Fuente://vanguardia.com.mx