Inicio Noticias Banca electrónica le recorta ventaja a la tradicional en Colombia

Banca electrónica le recorta ventaja a la tradicional en Colombia

Compartir

Cerca de 3.000 billones de pesos movieron las entidades crediticias en el primer semestre del 2013.

A la hora de manejar su dinero, los colombianos aún siguen siendo muy cautelosos. Se sienten más seguros si lo hacen directamente en las oficinas bancarias, donde en los primeros seis meses del 2013 realizaron unas 337 millones de operaciones monetarias por 1.503 billones de pesos.

Esto representa el 51,2 por ciento del monto total que movieron las personas en ese periodo por los diferentes canales financieros y el cual se acercó a los 3.000 billones de pesos.

Pero si se trata de hacer solo consultas de saldos, solicitar extractos o averiguar los costos de algún servicio bancario, esos mismos colombianos han entendido que la internet resulta ser su mejor aliado, pues en ese mismo periodo, de las cerca de 576 millones de operaciones no monetarias efectuadas, el 75,6 por ciento se hizo a través de este medio de las entidades, frente al 2,9 por ciento de las oficinas.

Sin embargo, este panorama podría cambiar a corto plazo, pues según el más reciente informe sobre operaciones bancarias elaborado por la Superintendencia Financiera, la banca electrónica trae una dinámica significativa.

Por ejemplo, la banca móvil crece a una tasa anual de 60 por ciento, aunque el monto de las transacciones todavía no es muy representativo; las operaciones a través de los corresponsales bancarios lo hacen a 41,3 por ciento y los movimientos de dinero por internet muestran una dinámica de 29,6 por ciento.

Este desempeño contrasta con el de otros canales tradicionales, como las oficinas físicas que mostraron un crecimiento inferior a 1 por ciento entre junio del 2012 e igual mes del presente año.

A su vez, las transacciones monetarias por audiorrespuesta cayeron 6,2 por ciento, mientras que las realizadas en cajeros automáticos y los datáfonos crecieron a tasas de 9,1 y 7,7 por ciento anual, respectivamente.

Los usuarios de esos canales electrónicos, como internet, han elevado el monto de sus transacciones: de un promedio de 8,4 millones de pesos por operación el año pasado, se pasó a otro de 9,2 millones en la actualidad.

El informe de la Superfinanciera indica que el número de operaciones, entre monetarias y no monetarias del sistema, alcanzó las 1.556 millones al cierre del primer semestre del año y que su crecimiento frente al mismo periodo del 2012 fue de 10,3 por ciento. Internet acaparó el 34,6 por ciento de ese volumen total.

 En los últimos cuatro años, los canales de acceso a los servicios financieros han crecido de forma importante, lo cual facilita la bancarización. Solo los corresponsales bancarios aumentaron en 634,3 por ciento en el periodo. Los puntos de pago o datáfonos muestran una dinámica de 86,2 por ciento y los cajeros electrónicos otra de 45,8.

Fuente: Portafolio