Inicio Columnas Optimizar gestión de Big Data  

Optimizar gestión de Big Data  

Por Ignacio Dogliotti, gerente comercial de Tigabytes

El almacenamiento y gestión de la información en toda empresa, no sólo debe ser más seguro sino también más eficiente, eliminando datos basura y teniendo siempre a mano sólo aquel material crítico o valioso para alcanzar los objetivos estratégicos trazados por la organización.

La aceleración digital ha recalcado en forma constante la importancia de Big Data y su correcta gestión como factor clave para optimizar la eficiencia operativa y productiva de las empresas. Pero, ¿qué sucede cuando las organizaciones no tienen la capacidad, o lo que es peor aún, la voluntad o preparación para cumplir esta tarea de manera satisfactoria?

De acuerdo con un estudio realizado por la consultora internacional Veritas, actualmente el 52% de la información almacenada por las empresas en todo el mundo corresponde a Dark Data, es decir, cuyo valor es desconocido; mientras que el 33% son datos ROT, redundantes, obsoletos y triviales.

Los resultados de esta investigación son realmente inquietantes, porque implica que el 85% de toda la Data es, literalmente, basura y que sólo un 15% del espacio corresponde a información relevante o vital para el cumplimiento de los objetivos estratégicos de una empresa.

Más aún, el mismo estudio estableció que el 69% corresponde a Data que podría ser borrada, sin que ello afecte la continuidad de las operaciones o la eficiencia de la empresa (Por ejemplo, archivos duplicados o triplicados, películas, audio o incluso fotografías y videos personales de los trabajadores). Traducido en cifras, este uso ineficiente representará pérdidas por aproximadamente  US$ 3.3 trillones, en los próximos tres años.

Si en la actualidad enfrentamos un proceso de cambios tecnológicos cuya máxima filosofía radica en ser eficientes y productivos para ganar más competitividad en los mercados, entonces este decepcionante manejo de la Data empresarial representa el más grande sin sentido de la historia humana, pues avanzamos por una supercarretera de alta velocidad, pero con el freno de mano siempre activado.

Por ello, resulta vital que todo el esfuerzo organizacional, se preocupe de administrar la Data de la mejor manera posible, con simplicidad y coordinación, teniendo al alcance de la mano sólo la información pertinente al core business de la empresa. Y esto implica realizar una tarea constante de actualización de las bases de datos y de administración avanzada de los respaldos, depurando los contenidos que no sirven, construyendo una comunicación entre todas las áreas de trabajo para que no se pierda el sentido del esfuerzo realizado. Todo ello permitirá brindar una mejor base de crecimiento y competitividad para el trabajo tanto a corto como largo plazo.

Una de las estrategias más acertadas para optimizar esta dimensión es recurrir a herramientas tecnológicas que permitan una gestión organizada de todo el Big Data, como por ejemplo, las plataformas profesionales de administración en la nube, como el servicio de Cloud Platform de Google. A partir de éstas se obtiene una adecuada visibilidad de la información, no sólo para garantizar un proceso exitoso de backup y rapidez en la búsqueda de información crítica, sino también para contar con apoyo estratégico especializado en la depuración de lo redundante, inútil o no deseable.

De este modo, será posible, por ejemplo, contar con un Data Center realmente eficiente, sabiendo siempre cuál es la información valiosa y crítica para el desempeño de la compañía, y contando con la confianza en que siempre se eliminará o impedirá el acceso de todo lo prescindible.

La buena visibilidad de la información también permite disponer de altos niveles de seguridad, por cuanto es posible prevenir el ingreso de elementos dañinos o virus, así como también controlar la fuga de información. Al mismo tiempo, contribuye a acelerar los procesos de toma de decisiones, asumiendo el control de las mismas en forma segura y sin riesgos.

Un buen manejo de la Data a través de aplicaciones profesionales Cloud, permite optimizar la administración de la información a largo plazo, obteniéndose beneficios en ahorro de costos, optimización del espacio, productividad y competitividad para posicionarse con mayor liderazgo en el mercado.

Claro que para que todo esto tenga real sentido, se debe tener no sólo la capacidad sino también la voluntad de comprender que no se puede dejar pasar más tiempo antes de tomar las decisiones acertadas. En el escenario actual, dilatar estas acciones más allá de lo necesario marcará la diferencia entre el éxito o el fracaso.