Inicio Columnas Internet hoy es casi un Commodity

Internet hoy es casi un Commodity

Compartir

Ernesto CurciPor Ernesto Curci,
Vicepresidente de Service & Network Management
Level 3 Communications, América Latina.

Al igual que el carbón, valiosa carga del siglo XIX, las cantidades de datos que son transportados en la actualidad a través de la web, seguirán desafiando las redes tradicionales y los modelos de negocios. Para afrontar este reto, quienes tienen la responsabilidad de administrar las redes deben proporcionar soluciones flexibles tanto en las conexiones terrestres como en las submarinas, asegurando su resistencia y desempeño y manteniendo una estructura de costos que sea consistente con la disminución constante del ingreso medio por usuario o “ARPU”, por su sigla en inglés.

A medida que el mundo del comercio y la comunicación se convirtieron en globales, comenzó a ponerse un mayor énfasis en el inventario y en la disponibilidad de las redes submarinas. Para establecer esa disponibilidad, se debe combinar con éxito una estrategia efectiva, activos de red, competencias básicas y excelencia operativa para hacer que esas redes submarinas sean a prueba de eventualidades futuras.

Desde 2002, esa infraestructura, inicialmente excedida en capacidad, tuvo un periodo de abstinencia forzada, con sistemas que han dependido de la capacidad de encendido original para satisfacer la demanda de los clientes. Sin embargo, hoy en día cuenta con gran parte de la capacidad de encendido en uso o asignada, por lo tanto, casi todos los operadores más importantes están considerando opciones de actualización.

La industria de equipos de transmisión submarina ha cambiado radicalmente con la aparición de nuevos proveedores de equipos que ofrecen soluciones técnicas para multiplicar la capacidad del diseño original y a un precio competitivo.

Lo cierto es que con las opciones vienen las decisiones. La decisión en cuestión es si seleccionar proveedores que recientemente se han especializado en incrementos de capacidad submarina y que tienen una formación terrestre, o a los proveedores tradicionales largamente establecidos.

El mundo de las telecomunicaciones ha cambiado; se ha acelerado. En muchas de las rutas submarinas a través del Atlántico, y por el Pacífico hacia América Latina y Asia, las inversiones en capacidad rápidas y eficientes están absorbiendo mucha, si no es que toda, la demanda de actualización que hoy requiere el mercado. Estas mejoras permitirán la extensión de la vida del diseño comercial de cables submarinos, y por primera vez, tal vez tendrán que considerar seriamente los efectos de abordar el sistema de vida actual del diseño de sub-planta más de lo que se hizo en el pasado.

No hay duda de que la importancia de la actualización de mercados y la capacidad de adaptación y uso de los incrementos de capacidad en las redes actuales son la clave para el crecimiento y las oportunidades futuras.

Internet se convirtió, desde su creación, casi en un commodity para el mundo de los negocios. Entender esa realidad y generar las capacidades necesarias para que ese bien sea siempre accesible, es una responsabilidad que en el mundo de hoy pocos pueden asumir.