Inicio Noticias Santander ya no será el Banco mas grande de España

Santander ya no será el Banco mas grande de España

Compartir

Los consejos de administración de Banca Cívica y Caixabank  tienen previsto reunirse esta tarde, tras el cierre de los mercados, para dar luz verde a la fusión de estas entidades financieras, en una operación que remeció el mercado bancario de España y Europa, y que podría tener repercusiones en el mercado latinoamericano.

Por su parte, la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV) suspendió durante  esta mañana la cotización de los títulos de ambas entidades, para dar paso a  una operación que dará lugar al primer banco por activos en España (340.000 millones de euros), por delante del BBVA y el Santander.

Todo indica que el precio que pague La Caixa para absorber Banca Cívica será muy ajustado y podría estar ligeramente por debajo de los 2,2 euros por acción, nivel en el que cerraron los títulos de la entidad el viernes pasado, según las fuentes consultadas.

El anuncio del visto bueno llegará después de una maratónica jornada de reuniones, ya que en primer lugar tienen que aprobar la fusión los consejos de las entidades que forman Banca Cívica (Caja Navarra, CajaSol, Caja Canarias y Caja Burgos). Después, sobre las cinco de la tarde, está previsto que se reúna la cúpula de Banca Cívica. Y, media hora después, y si todo marcha según lo planeado, se celebrará el consejo de La Caixa.

Las entidades implicadas querían alejar la fusión de la contienda política de las elecciones andaluzas y por eso decidieron convocar hoy a los consejos. Esta operación podría tener consecuencias para Bankia, ya que ahora será más difícil que La Caixa pueda lograr cualquier acuerdo con la entidad presidida por Rodrigo Rato.

Durante las últimas semanas, el Ministerio de Economía de España presionó para que la fusión saliera adelante, ya que la Banca Cívica tiene que presentar el 31 de marzo su plan de viabilidad. Banca Cívica debería conseguir 2.031 millones para sanear su exposición y,  además, tiene inyectados unos 1.000 millones de capital público que debe pagar al 8% anual.

Los contactos entre ambas entidades empezaron hace más de dos meses, aunque se convirtieron en oficiales el 13 de marzo, cuando lo reconocieron ante la CNMV. La entidad resultante tendría 6.590 oficinas y 32.715 empleados. Esta enorme red sufriría un significativo recorte de entre el 10% y el 15% aproximadamente, según cálculos de los expertos.