Inicio Noticias Perú pone en marcha Estrategia Nacional para Ampliar la Inclusión Financiera

Perú pone en marcha Estrategia Nacional para Ampliar la Inclusión Financiera

Compartir

El Microscopio Global sitúa a Perú como el país con el mejor ambiente propicio para las microfinanzas y la inclusión financiera. Sin embargo, sólo el 29% de los adultos peruanos tienen una cuenta en una institución financiera formal, según demuestra el estudio Global Findex 2014.

Para cerrar esta brecha, Perú ha intensificado su compromiso con la inclusión financiera.

En julio, el país puso en marcha la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), que compromete al gobierno a garantizar que al menos 75% de los adultos pueda tener acceso a una cuenta que le facilite cualquier tipo de transacción en los próximos tres años.

¿Por qué es importante la inclusión financiera? Sin acceso a servicios financieros formales es difícil que la gente ahorre o compre un seguro (entre otras cosas), lo que hace que los hogares sean más vulnerables a riesgos y crisis potenciales. Las pequeñas empresas por el contrario, enfrentan dificultades para generar activos o conseguir financiamiento para aumentar la productividad,  o contratar más personal.

La inclusión financiera es una de las principales prioridades del Grupo del Banco Mundial para reducir la pobreza e impulsar la prosperidad compartida. El acceso a productos y servicios financieros facilita un crecimiento económico inclusivo y permite a las personas tener un mayor control sobre sus vidas y actividades productivas.

Asegurar el acceso de los individuos a una cuenta que le permita realizar cualquier tipo de transacción, a través de la cual  puedan hacer uso de servicios financieros adecuados, incluyendo ahorros, pagos, créditos y seguros, es un primer paso hacia una mayor inclusión financiera y un pilar fundamental del objetivo del Grupo del Banco Mundial hacia la meta del Acceso Financiero Universal en 2020 (UFA2020). Este objetivo plantea otorgar acceso financiero para los 2 mil millones de adultos que aún no están bancarizados en todo el mundo.

La inclusión financiera también ha sido identificada como uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, un conjunto de objetivos que guiarán el programa internacional de desarrollo en la próxima década.

Perú es uno de los 25 países prioritarios en los cuales el Grupo del Banco Mundial está concentrando sus esfuerzos en inclusión financiera.

La Estrategia de Inclusión Financiera del país es un paso importante hacia este objetivo, y está en línea con la visión UFA2020 del Grupo del Banco Mundial.

Los países que han invertido en la elaboración y aplicación de una estrategia nacional de inclusión financiera han sido más exitosos y eficaces para llegar a las metas establecidas.

En promedio, el porcentaje de adultos con una cuenta en una institución financiera formal aumentó un 10% en los países que pusieron en marcha su estrategia después de 2007. En contraste, en los países que no contaban con una estrategia, el porcentaje de adultos con una cuenta de transacciones creció sólo un 5%.

Perú intensificó su compromiso hacia una mayor inclusión financiera a principios de 2014 con el establecimiento de la Comisión Multisectorial de Inclusión Financiera para coordinar los esfuerzos institucionales en la materia. Con el apoyo técnico del Banco Mundial, la Comisión diseñó y formuló la primera Estrategia Nacional de Inclusión Financiera del país.

La estrategia es el resultado de amplias consultas y coordinación de agencias y organismos gubernamentales y el sector privado.

Para sentar las bases para la aprobación y lanzamiento de la ENIF, el gobierno peruano, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional organizaron unaConferencia de Inclusión Financiera en junio de 2015 como parte de los eventosRumbo a Lima.

Posteriormente, en julio, el presidente de Perú, Ollanta Humala Tasso, presentó y aprobó  la ENIF por Decreto Supremo en Tarma, Junín.

Un sistema financiero inclusivo es fundamental para reducir la desigualdad y fomentar la inclusión social, asegurando que ” todos [los ciudadanos] puedan ahorrar y acceder a sus cuentas de ahorro, además de recibir sus pagos a través de tarjetas y no con dinero en la mano”, aseguró el presidente Humala. La estrategia de Perú promueve el uso de instrumentos de transacciones electrónicas, el acceso al ahorro, seguros y financiación, así como los programas de protección al consumidor y educación financiera.

Mediante la implementación de la ENIF, Perú ha establecido un ambicioso plan de trabajo para expandir y acelerar el acceso financiero y la inclusión de 50% de los adultos para el 2018 y de hasta por lo menos el 75% de los adultos para el año 2021.

En el futuro cercano, continuaremos colaborando con el Perú para implementar sus ambiciosos objetivos de inclusión financiera.

Actualmente, nos encontramos en el proceso de diseño y estructuración de un apoyo a la medida para poder ayudar al Peró con en el cumplimiento de sus metas.

“Con la promulgación de la Estrategia de Inclusión Financiera el Perú ampliará y profundizará el acceso a diversos servicios financieros, particularmente de los segmentos de más bajos ingresos. Estamos muy satisfechos de haber contribuido con nuestro conocimiento y experiencia global al diseño de esta estrategia, que será la base para un conjunto de reformas encaminadas a expandir la inclusión financiera.” afirmó Alberto Rodríguez, Director del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela. “Tener una cuenta de ahorro o transaccional ayuda a las familias a construir activos, gestionar riesgos, reducir la inseguridad alimentaria, y acceder con mayor facilidad a una gama de otros servicios.” agregó.