Inicio Noticias No solo en tramites bancarios puede usarse la firma digital

No solo en tramites bancarios puede usarse la firma digital

Compartir

Firma DigitalSirve para estar seguro de que una información enviada no se alterará. También puede usarse en lugar de una clave al ingresar en una computadora

Fuente: nacion.com

La firma digital ya comienza a llegar a los ticos. El ámbito del uso principal y más práctico –por el momento– es el sistema bancario nacional, específicamente en las transacciones electrónicas en el sitio de Internet del Banco Popular y en el servicio Central Directo del Banco Central.

Sin embargo, esta tecnología puede tener desde ahora mismo más aplicaciones, tanto en el ámbito personal como en el empresarial, según explicó Carlos Melegatti, subgerente del Banco Central de Costa Rica (BCCR) y una de las personas que ha seguido todo el proceso de aplicación de esta nueva tecnología.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

¿Por qué es más segura la firma digital?

De persona a persona. La firma digital garantiza la integridad de un documento durante su viaje por Internet.

Por tanto, una persona podría escribir cualquier texto, firmarlo y enviarlo a su destinatario con la seguridad de que este recibirá el documento exactamente como lo remitió, sin siquiera un espacio más entre dos palabras.

Los procesadores de texto como el Word (de Office) y el Writer (de Open Office) explican, en la sección de ayuda, el sencillo proceso mediante el cual usted puede firmar un documento.

El receptor del texto que usted envía puede revisar el certificado aún si carece de firma digital y darse cuenta no solo de si usted lo firmó, sino quién le dio el certificado, cuándo fue emitido y cuándo vence, así como su cédula de identidad, en el caso de que haya varias personas son su nombre.

La firma digital tiene por ley el mismo valor que la física, pero esto no significa que cada documento firmado debe ser un contrato.

Lo que la firma digital garantiza es la integridad de los datos y la relación de esos datos con una persona física.

Así como con los documentos de Word o Writer, también se pueden firmar hojas de cálculo (como las de Excel) y correos electrónicos; incluso existen programas especiales que usted puede instalar en su computadora para firmar fotos.

Edgar Arias, director de Gestión y Desarrollo en el BCCR, explicó otras funciones que puede tener la firma digital conforme se vaya popularizando.

Si usted me envía un correo firmado digitalmente, yo obtengo su llave pública. Posteriormente, yo puedo crear un documento, encriptarlo con esa llave pública que yo conozco y enviárselo a usted por Internet, de tal manera que solamente lo pueda abrir su llave privada, que está en su certificado digital. De esta manera, me aseguro de que solamente usted pueda leer el documento que le envío”, explicó Edgar Arias.

En las empresas. En el mundo de las empresas, la firma digital ya tiene varias aplicaciones posibles.

Melegatti mencionó la posibilidad de que, para ingresar a la red propia de una compañía, en lugar de utilizar una clave que se debe cambiar periódicamente, solamente se utilice la firma digital.

Sin embargo, para llevar esto a la práctica sería necesario que todas las computadoras cuenten con un lector de certificados, algo que aún no es común en Costa Rica.

Egdar Arias también comentó que en el BCCR se analiza la posibilidad de usar la firma digital en la correspondencia interna.

Los mensajes oficiales de las jefaturas en el BCCR actualmente se realizan en papel, con la firma del funcionario y el número consecutivo, por ejemplo. Con la firma digital, el mensaje se podrá enviar electrónicamente, con la previsión de guardar una copia en una base de datos”, detalló el funcionario.

El almacenamiento de los documentos firmados digitalmente es vital. Los así suscritos solo tienen valor en una computadora que los pueda leer, recordó Arias.

Usted puede imprimir un contrato firmado digitalmente, pero esto no tiene valor. Lo que sí vale es el que cuenta con el certificado, y esto solo se puede saber en una computadora”, dijo el funcionario.

En aquellos casos, Arias recomendó almacenar los documentos digitales en sistemas abiertos (por ejemplo, utilizar Open Document [.odt]), y no privados (como el .doc tradicional del Word).

Será un reto especialmente para los notarios el capacitarse para almacenar estos archivos por el tiempo necesario, pero es tecnológicamente posible”, manifestó Edgar Arias.