Inicio Noticias Ni monedero ni contraseña: bienvenidos al pago del futuro

Ni monedero ni contraseña: bienvenidos al pago del futuro

Compartir

¿Qué sucede cuando un dispositivo de bolsillo tiene más capacidad informática que toda la sala de super computadores que se utilizó hace apenas unos años para efectuar el lanzamiento de un transbordador espacial? ¿Qué ocurre cuando las vanguardias tecnológicas de diferentes sectores se unen para eliminar problemas con los que hemos tenido que convivir durante años?

Lo que ocurre es que se crea el hábitat perfecto para que los medios de pago online desde dispositivos móviles evolucionen exponencialmente. Hay numerosos signos de esta evolución a nuestro alrededor pero ¿a qué velocidad se está produciendo?

En 2011 PayPal procesó 4.000 millones de dólares a escala mundial en transacciones realizadas desde dispositivos móviles. En 2013 la cifra se ha incrementado hasta los cerca de 20.000 millones.

Solo por poner un ejemplo, en España se gastarán más de 6.000 millones de euros en compras a través de dispositivos móviles en 2015, frente a los cerca de 1.000 millones que gastaron en 2012. Y esto es sólo el principio. Se gastarán más de 6.000 millones de euros en compras a través de dispositivos móviles en 2015, frente a los cerca de 1.000 millones que gastaron en 2012. En menos de tres años el comercio generado a través de dispositivos móviles supondrá más del 33% de todo el comercio electrónico en el país, frente al 9% que supuso en 2012.

Durante los próximos doce meses aflorarán nuevas tecnologías para garantizar experiencias de compra más rápidas, fáciles, personalizadas y, en definitiva, más satisfactorias. La innovación vendrá liderada por cuatro tendencias clave:

1. La nueva generación de tecnología Bluetooth

Uno de los problemas del comercio móvil por resolver hasta ahora era la forma de ofrecer experiencias locales de forma fiable y con valor añadido. La tecnología tradicional de geo-posicionamiento es un buen primer paso pero el acceso irregular a la señal móvil dentro de algunas superficies comerciales limita su eficacia.

Es en este punto donde entra la nueva generación de dispositivos Bluetooth, fáciles de usar y de bajo precio, que permitirá a los comercios interactuar con sus clientes desde el momento en que están en la tienda, lo que abre la puerta a una amplísima gama de experiencias personalizadas de compra.

Nuevas tecnologías basadas en Bluetooth, como la recientemente anunciada Beacon, que ya permite a los comercios facilitar a sus clientes el pago desde sus móviles sin necesidad de sacarlos siquiera del bolsillo; funciona incluso en lugares donde no hay cobertura para móviles y el usuario no necesita abrir ninguna aplicación específica ni mantener su sistema GPS encendido. Definitivamente, se abre una nueva vía en el mundo del pago electrónico.

2.- El hardware es el nuevo software

El hardware ha llegado a ser tan eficiente y estandarizado que es posible crear dispositivos pequeños, potentes y altamente personalizados a muy bajo precio. Las empresas, además, se han cerciorado de que estos dispositivos permiten involucrar a sus clientes en la experiencia de compra.

PayPal es un claro ejemplo de esta tendencia.

3.- La contraseña, una especie en extinción

Si algo nos demuestra la experiencia es que necesitamos algo más eficaz que los actuales sistemas de contraseña y nombre de usuario para proteger la seguridad del pago online. La clave está en hacerlo si añadir pasos y complejidad al proceso. Y la solución está al llegar.

El movimiento ya se ha iniciado con el reconocimiento de huella dactilar incluido en algunos dispositivos móviles, y seguiremos avanzando en la vía biométrica

Durante 2014 veremos emerger nuevas tecnologías de autenticación que reemplazarán a las contraseñas tradicionales. El movimiento ya se ha iniciado con el reconocimiento de huella dactilar incluido en algunos dispositivos móviles, y seguiremos avanzando en la vía biométrica, y a enorme velocidad, en los próximos meses.

4.- Software abierto en la nube

El alto grado de madurez que ha alcanzado el software abierto dirigido a las infraestructuras cloud y la creación de nuevas aplicaciones multidispositivo será otra de las tendencias predominantes en 2014, y entronca directamente con un enorme abanico de posibilidades y retos para los desarrolladores.

Uno de los problemas más complejos al que se enfrentan los desarrolladores radica en lograr un entorno de desarrollo que les permita crear aplicaciones que den cobertura a todos los tipos de dispositivos móviles y a todos los sistemas operativos que los usuarios utilizan. La respuesta viene de la mano de Node.js, que ofrece un enfoque para crear aplicaciones red escalable en este nuevo mundo de pantallas múltiples. Definitivamente, 2014 será el año de Node.js.

Estas cuatro tendencias serán, sin duda, las auténticas artífices de la transformación del modelo en que las compañías trabajarán y las personas pagarán por bienes y servicios en 2014 y los años venideros. Para empezar, olvidémonos de contraseñas. Y los monederos… dejémoslos en la vitrina para disfrutarlos como artículos vintage.

Fuente: blogs.elconfidencial.com