Inicio Noticias Marzo y los pagos online: recomendaciones

Marzo y los pagos online: recomendaciones

Compartir

Las transacciones bancarias online se han duplicado en los últimos cinco años. Especialista en seguridad de Level 3 entrega consejos para tener buenas experiencias.

Durante marzo suelen realizarse muchas compras y pagos online como los libros escolares, los permisos de circulación o  el seguro obligatorio de accidentes personales (SOAP). Chile cuenta con el 12,7% del total del tráfico generado fuera del PC, es decir, tráfico que proviene de dispositivos móviles, más específicamente Smartphones y Tablets; así como es uno de los países de América Latina país donde más se accede por Internet Móvil (3G u otros) con un 31,6%,  asi lo señala ComScore durante su estudio Futuro Digital Chile 2013.

Según el documento, el promedio de audiencia de sitios de finanzas en Chile (62,9%) es mayor al promedio Global (61%) y Latinoamericano (50,7%), siendo la banca Online la sub-categoría en que más tiempo pasan los chilenos.

Esto puede verse en base a los datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), según la cual en diciembre de 2012, el número de transacciones bancarias online (consultas de información, revisión de saldos y transferencias de recurs) llegó a  204 millones, el doble que hace cinco años, y nueve veces más que las registradas hace una década.

Ante este escenario Miguel Cisterna, especialista en seguridad de Level 3, da una serie de sugerencias preventivas, resaltando la importancia de “mantenerse informado y actualizado”.

Entre las  recomendaciones se encuentran:

– Mientras más software tenga a su disposición (firewall, antivirus, antispam, detección de intrusos, etc.) menor será el riesgo al que se verá expuesto, pero nunca utilice un software ilegal para protegerse.

Actualice sus claves bancarias, utililizando las que sean simples de recordar, sin considerar su nombre o el de la mascota, fecha de cumpleaños o el clásico 1234. Tampoco las anote en algún documento.

Nunca envíe contraseñas ni datos de tarjetas de crédito, cuentas bancarias o similares por email. Ninguna entidad seria se los solicitará por ese medio. Y si recibe un mail que parece legítimo y requiera ese tipo de información, no envíe esos datos.

– Sea muy celoso con sus datos personales y evite publicar información sensible, especialmente a través de redes sociales.

– En el caso de realizar compras desde un dispositivo móvil habilite las conexiones inalámbricas solamente cuando usted mismo lo esté utilizando y deshabilítelas tan pronto como termine.

– Desconfíe de los enlaces: verifique el dominio al cual apunta un link antes de hacer clic o enviar datos a un mail.

 – Prefiera ingresar siempre su contraseña cada vez que inicie la sesión. Nunca habilite las opciones que le permiten mantenerlo en estado “logueado” por mucho tiempo en un sitio.

– Use siempre su computador personal y no realice estas transacciones desde un cibercafé o redes inalámbricas públicas.

– Fíjese en los íconos de certificados de seguridad: suele ser un candado en la barra del navegador o en que la url comience con https.

– Verifique siempre el dominio al cual apunta un link antes de hacer clic o enviar datos a un e-mail.

No use la opción “guardar contraseña” en las pantallas iniciales de sitios de Internet.