Inicio Noticias Clonacion de Tarjetas llega a su fin

Clonacion de Tarjetas llega a su fin

Compartir

Clonación de TarjetasDescubrieron que las huinchas magnéticas eran únicas e irrepetibles.

Sepultan las clonaciones de tarjetas.

El BCI adoptó esta tecnología y dice que ha erradicado los fraudes en los terminales habilitados con el sistema.

Raimundo Borgagorry, gerente general de Seguritek, tiene un notebook en la mesa, saca de su bolso un montón de tarjetas de crédito y débito (Redcompra y Redbanc) clonadas, y comienza a pasarlas por un lector para demostrar cómo funciona el software de la empresa Magtek, a quienes representa en Chile, que permite reconocer los plásticos fraudulentos.

Esa es la tecnología que el banco BCI ya tiene adoptada en sus oficinas virtuales, es decir en el 55% de sus cajeros automáticos.

El sistema se llama Magneprint y se basa en un descubrimiento que realizaron en la Universidad de Washington, donde se determinó que las huinchas magnéticas de las tarjetas tenían una característica única e irrepetible, que es un leve sonido.

Se puede clonar de la huincha magnética la información asociada al dueño de la tarjeta, pero el sonido, que es la huella digital de la huincha, no“, comenta Bordagorry.

Y los lectores, que en su mayoría son de la empresa Magtek, ya están adaptados para leer ese ruido intrínseco.

¿Cómo llegaron a este descubrimiento?

En la Universidad de Washington estaban investigando la forma de incorporar mpas información a la cinta magnética y se encontraron por casualidad con ete pequeño ruido, la magnetita, que ahora se puede verificar con este software, que fue adoptado por el BCI, el primer banco del mundo, y que esperamos que otros bancos, que están muy interesados, también lo incorporen.

En los cajeros donde tenemos esta tecnología ya no hay fraudes, porque a las tarjetas clonadas no les permite finalizar con la operación“, dijo Andrés Irarrázabal, gerente de desarrollo de nuevos negocios del BCI.

La idea es que a fines de año el sistema lo tengan todos los cajeros del banco y que en el futuro también esté en los terminales del comercio, aunque esa es una decisión que le corresponde a Transbank.