Inicio Columnas Tendencias tecnológicas para 2018

Tendencias tecnológicas para 2018

Compartir

Por: Alberto Merino, Gerente de Desarrollo Comercial LatAm SONDA

Inteligencia artificial, Cosas Inteligentes, Blockchain, Analíticas, Ciberseguridad y Smartcities son parte de las principales tendencias en la nueva generación de modelos digitales de negocios y sus ecosistemas.

El mundo impulsado por la tecnología en el que vivimos es un mundo lleno de promesas, pero también de desafíos. Automóviles que conducen por sí mismos, máquinas que leen rayos X y algoritmos que responden a las consultas del servicio al cliente son algunas manifestaciones de nuevas y potentes formas de automatización. Sin embargo, a pesar de que estas tecnologías aumentan la productividad y mejoran nuestras vidas, su uso también suscita importantes discusiones éticas y sociales, pues muchas de estas tecnologías sustituirán actividades laborales que los humanos realizan actualmente.

Inteligencia artificial (AI)

Hay pocas dudas en cuanto a que la ola de automatización impulsada por la inteligencia artificial está preparada para cambiar la forma en que operan empresas en todo el mundo. La pregunta es qué está haciendo su organización, para prepararse para un mundo donde el hombre y las máquinas trabajen juntos. La AI, la robótica e incluso la automatización de procesos robóticos (RPA) pueden otorgar a los humanos ciertas “superfacultades”  que les permiten realizar más tareas en menos tiempo. Gartner llama a esto “aumento debido a la AI” y postula que uno de cada cinco trabajadores dedicados a tareas que no son de rutina, dependerá de la AI para hacer un trabajo en 2022.

Cosas inteligentes (Intelligent Things)

Las cosas inteligentes usan AI y el aprendizaje automático para interactuar de una manera más inteligente con las personas y con el entorno. Estas cosas funcionan en forma autónoma o semiautónoma, en un entorno sin supervisión durante un tiempo determinado, para completar una tarea en particular. Los ejemplos incluyen aspiradoras autodirigidas o un vehículo agrícola autónomo. A medida que la tecnología se desarrolle, la AI y el aprendizaje automático aparecerán cada vez más en una variedad de objetos que van desde equipos médicos inteligentes hasta robots autónomos de cosecha para granjas.

Blockchain

Blockchain es un registro compartido, distribuido, descentralizado y autenticado, que elimina la fricción comercial, al ser independiente de las aplicaciones o participantes individuales, eliminando los costos de las transacciones. Permite a las partes que no son de confianza realizar transacciones comerciales. La tecnología tiene la promesa de cambiar las industrias, y aunque la conversación a menudo rodea las oportunidades financieras, blockchain tiene muchas aplicaciones potenciales en el gobierno, la salud, la distribución de contenidos, las cadenas de suministro y más. Sin embargo, muchas tecnologías de blockchain son inmaduras y no han sido comprobadas, y su principal peligro es que no están reguladas, especialmente las que tienen relación con las criptomonedas, cuya masificación puede llegar a traducirse en una seria amenaza al sistema financiero global tal como lo conocemos.

Analíticas

Las aplicaciones inteligentes también crean una nueva capa intermedia inteligente entre personas y sistemas y tienen el potencial de transformar la naturaleza y la estructura del trabajo, como se ve en los asistentes virtuales de clientes y en los asesores y asistentes empresariales. La recomendación en este ámbito apunta a que las organizaciones exploren las aplicaciones inteligentes como una forma de optimizar y aumentar la productividad de su capital humano, y no simplemente como una forma de reemplazar a las personas. La analítica aumentada es un área de crecimiento particularmente estratégico, que utiliza el aprendizaje automático para automatizar la preparación de datos, el descubrimiento y el intercambio de conocimientos, para una amplia gama de usuarios empresariales, trabajadores operativos y científicos de datos ciudadanos.

Ciberseguridad

El negocio digital crea un entorno de seguridad complejo y en evolución. El uso de herramientas cada vez más sofisticadas aumenta el potencial de amenazas. La evaluación continua del riesgo adaptativo y confianza (CARTA: Continuous Adaptive Risk and Trust Assessment) permite la toma de decisiones en tiempo real, basada en el riesgo y en la confianza, con respuestas adaptativas para la seguridad del negocio digital. Las técnicas de seguridad tradicionales que usan la propiedad y el control en lugar de la confianza no funcionarán en el mundo digital. La infraestructura y la protección perimetral no garantizarán una detección precisa y no pueden proteger contra ataques internos adentro del perímetro. Esto requiere adoptar sistemas de seguridad centrados en las personas y empoderar a los desarrolladores para que asuman la responsabilidad de las medidas de seguridad. La integración de la seguridad a sus esfuerzos de operaciones de desarrollo, para ofrecer un proceso continuo de operaciones seguras de desarrollo y explorar las tecnologías de engaño (por ejemplo, los cebos adaptativos) para atrapar a los tipos malos que han penetrado en su red, son dos de las nuevas técnicas que deberían explorarse para hacer de CARTA una realidad.

Ciudades inteligentes

Involucre a los ciudadanos temprano y con frecuencia, es la premisa en este enfoque digital de las ciudades. Dados los fondos limitados, es fundamental que las ciudades usen su dinero para resolver los desafíos que más preocupan a los ciudadanos. Por lo tanto, los esfuerzos deben comenzar con una iniciativa integral de participación ciudadana.

Por esto, es necesario avanzar rápidamente en identificar y ejecutar proyectos de ganancia rápida sin perder de vista los problemas centrales, para generar impulso y ganarse la confianza de los ciudadanos. En la India, las ciudades líderes identificaron e implementaron un conjunto de proyectos de beneficio rápido, tales como la mejora de espacios urbanos, el rediseño de las calles y el despliegue de tecnologías de estacionamientos inteligente o aplicaciones integradas de la ciudad. Estos proyectos mostraron resultados a corto plazo y aumentaron la participación de las partes interesadas. Al mismo tiempo, estas ciudades también priorizaron proyectos estratégicos más grandes y de largo plazo, como garantizar el suministro de agua 24×7, y comenzaron a avanzar en ellos, sabiendo que tales proyectos tomarían más tiempo en implementar.

Un ejemplo de esta estrategia de ganancia rápida se llevó a cabo en Pune, India. Los líderes de la ciudad se embarcaron en una misión de creación de puestos de trabajo, es decir, creando espacios públicos que aprovechen los activos existentes para promover la salud, los servicios y el bienestar, y remodelar los centros urbanos. La ciudad rediseñó las calles para mejorar la seguridad y la accesibilidad peatonal y trajo múltiples casos de uso a los ciudadanos, a través de un proyecto de elementos inteligentes que creó y entretejió algunos componentes clave: puntos de acceso a Wi-Fi en ubicaciones estratégicas (parques, hospitales y espacios públicos); sensores ambientales para monitorear parámetros críticos (calidad del aire y contaminación acústica); sistemas de anuncios públicos para transmitir mensajes generales y de emergencia, mejorar comunicación y  conciencia cívica; sistema de respuesta de emergencias; sistema de mensajes variables en paneles electrónicos de visualización, ubicados en toda la ciudad, para transmitir mensajes, alertas y actualizaciones de la ciudad; y un centro escalable de comando y control, que asimila los datos de todos estos elementos para monitorear y administrar las operaciones inteligentes de ciudad.

El caso de India prueba la importancia de asegurar la participación de los proveedores a través de un enfoque colaborativo, pues muchos proyectos de ciudades inteligentes son relativamente pequeños, lo que no atrae a los grandes inversionistas. Por ejemplo, implementar un sofisticado sistema de gestión de tráfico en un mercado emergente es muy diferente que hacerlo en una economía desarrollada, ya que los primeros tienden a tener una combinación de medios y de redes de transporte menos madura o de menor cobertura. En este escenario, es muy importante tener una mentalidad de asociación para adaptar y crear conjuntamente las soluciones con los proveedores, de modo que estas soluciones sean realmente efectivas en el contexto del mercado emergente.

Transformación Digital

A medida que elementos disruptivos alimentados digitalmente continúan afectando y remodelando las empresas y las industrias, el mandato claro para cada empresa es volver a imaginarse y reconstruirse, para competir en una economía cada vez más digital que funciona en base a plataformas y ecosistemas habilitados. Se está estableciendo la diferencia entre los rezagados de la industria y las “empresas digitales nativas” que pueden aprovechar el poder de la tecnología para multiplicar la innovación y acelerar el apetito de transformación de sus negocios.