Inicio Columnas La falta de interoperabilidad de Apple Pay puede marginar usuarios 

La falta de interoperabilidad de Apple Pay puede marginar usuarios 

Compartir

apple-pay-2-100425722-largeA pesar de la controversia de dispositivos que se doblan y de una actualización dañada de iOS, el iPhone 6 de Apple se mantiene como la adicción en el sector de los smartphones, según lo se traza en el multitud.

Una de las adiciones más discutidas del dispositivo es la primera incursión de la compañía en los pagos móviles, Apple Pay, la popularidad del iPhone entre los seguidores de Apple puede no ser suficiente para asegurar el éxito en la frontera final del e-commerce.

La razón de su jugada fugaz por entrar un ya multitudinario mercado de pagos móviles es obvia, con el paisaje e-commerce en los pagos móviles que se espera que tenga un valor de más de USD $1.6 billones para el 2017. Sin embargo, el sector ya está saturado por una variedad de diferentes jugadores, incluyendo bancos, retailers, compañías tecnológicas y todas ofreciendo su propia solución, dejando a las compañías y a los comerciantes con una desconcertante variedad de opciones.

Los consumidores se están encontrando cada vez más inundados por las aplicaciones de pagos móviles. Ellos no quiero miles de aplicaciones diferentes y que cada una pueda ser usada en un par de lugares diferentes —ellos quieren una aplicación universal que puedan usar donde sea. Así como las billeteras están llenas con tarjetas de tiendas, a los clientes se les está pidiendo que llenen sus smartphones con aplicaciones de pago individuales que rara vez usaran.

Los retailers están asimismo enfrentados a la difícil decisión de que servicio movil de pagos escoger, sin garantía de que el sistema dure en el tiempo y de que valga la inversión. Sin una opción clara universal, ¿cómo pueden estar seguros de que han escogido un VHS y no un Betamax?

Apple Pay está en riesgo de convertirse una más de estas opciones que se pasan por alto dentro de este espacio ultra-competitivo, especialmente en lo que se ha hecho una serie de decisiones que limitan gravemente su capacidad de sobresalir sobre la multitud. Con un servicio limitado a sólo los últimos modelos, los retailers pueden introducir Apple Pay a una audiencia limitada. A pesar de su marca mundialmente reconocida, Apple es todavía uno de los muchos smartphones en el mercado, enfrentándose a Android, que tiene una cuota de mercado de 84.7%, frente a un 36.1% hace solo tres años atrás.

Apple-Pay-privateLa decisión de limitar las habilidades de Apple a la tecnología Pay a Near Field Communications (NFC) también limita drásticamente su alcance a los retailers con la tecnología instalada. Aunque mucho en EE.UU. esperan incluir NFC así actualizan su sistema de punto de venta  para incorporar chip y PIN, muchos, como el gran retail Best Buy, ya han decidido no instalarlo debido al alto costo de instalación y mantenimiento del sistema NFC.

Dejando de lado la tecnología, Apple Pay es, como el nombre lo sugiere, simplemente otra forma de pagar, ofreciendo a los consumidores otra opción de pagar con sus tarjetas en puntos de ventas designados y en los otros muchos lugares donde NFC ha sido desplegado. Para tener una oportunidad, las nuevas entradas en el espacio móvil tienen que ofrecer algo más que solo pagos.

Dan_Wagner_Powa_2806396bPor: Dan Wagner, CEO y fundador de Powa Technologies

Fuente: Payments Source