Inicio Noticias ¿Sustituirán los smartphones a las sucursales bancarias?

¿Sustituirán los smartphones a las sucursales bancarias?

Compartir

En 2017, mil millones de personas usarán la banca móvil en todo el mundo. En España, el 60% de los usuarios reconocen haber utilizado la banca móvil, frente al 26% de los alemanes. Aún así se sigue prefiriendo acudir a la sucursal para las operaciones delicadas.

Cada vez más personas están dispuestas a utilizar la banca móvil para realizar sus operaciones bancarias más cotidianas: consulta de ingresos, transferencias, pagos de recibos…

Sin embargo, muy poca gente está dispuesta a prescindir por completo del trato personal que te otorga una sucursal bancaria.

Estas son las conclusiones que se pueden extraer del estudio llevado a cabo por GFT, un proveedor internacional de soluciones de TI. GFT ha encuestado a más de 900 personas en España, Brasil, Alemania, Reino Unido, y Estados Unidos.

Según las previsiones, en 2017 más de mil millones de personas utilizarán la banca móvil en todo el mundo.

“Los clientes elegirán un banco según las opciones de banca móvil que ofrezca”, afirma Marika Lulay, Chief Operating Officer del grupo GFT.

Una de las conclusiones del estudio es que la banca tendrá que hacerse omni-canal, es decir, sincronizar los datos de sus clientes provenientes de distintos dispositivos.

Esto se debe a que los clientes utilizan diferentes canales bancarios en paralelo, desde smartphones hasta tablets y ordenadores personales. La banca tiene que ser capaz de ofrece apps para todo tipo de dispositivos, y permitir que sus clientes realicen operaciones desde donde quieran, incluso en varios dispositivos de forma simultánea.

El estudio de GFT también destaca las enormes diferencias entre los hábitos de los diferentes países. Más del 60% de los españoles encuestados dijo que ya utilizan las soluciones de banca móvil, mientras que los clientes alemanes se muestran mucho más cautos en la adopción de nuevos sistemas y sólo el 26% utiliza su smartphone para fines bancarios.

“Actualmente, España es uno de los países de Europa donde más se utiliza la banca móvil y, también, con mayor frecuencia. Este hecho nos ha convertido en una referencia para otros mercados”, afirma Carlos Eres, Director General de GFT en España.

 Esta situación está muy relacionada con la enorme penetración de los smartphones en nuestro país. Según el estudio de GFT, el 92% de las personas encuestadas en España dispone de un teléfono inteligente, cifra muy superior al 65% de EEUU o incluso al 81% en el Reino Unido.

Como conclusión del estudio, el 50% de los encuestados no están dispuestos a prescindir completamente de su sucursal bancaria. Los clientes necesitan mantener un contacto personal, sobre todo cuando se trata de realizar grandes transacciones o pedir créditos.

El mayor freno para la banca móvil son los troyanos bancarios y demás malware que roba información

La situación es diferente para las transferencias o la consulta de estados de cuenta bancarios, acciones en las que, según el estudio, los bancos tradicionales dejarán pronto de ser útiles.

“Es importante entender que las sucursales deben mantenerse y prepararse para el futuro, asegurando que ofrecen una amplia selección de herramientas interactivas y opciones de entretenimiento”.

A este respecto han surgido conceptos pioneros, como el primer café bancario de San Francisco, de ING Direct, que permite a los clientes consultar sus cuentas o sacar dinero mientras disfrutan de un capuchino.

Fuente: computerhoy.com