Inicio Innovaciones SoftBank insta a WeWork a posponer su apertura a bolsa

SoftBank insta a WeWork a posponer su apertura a bolsa

Fuente: Diario Financiero

SoftBank, el mayor accionista externo de WeWork, está instando al grupo generador de pérdidas a que archive su tan esperada Oferta Pública Inicial (IPO, su sigla en inglés), luego de recibir una fría recepción por parte de inversionistas, según personas informadas sobre las discusiones. We Company, la compañía matriz de WeWork, había estado apuntando a recaudar entre US$ 3 mil millones y US$ 4 mil millones en su salida a bolsa. Pero se ha enfrentado a las críticas de inversionistas y analistas de Wall Street sobre su gobernanza, a los pagos realizados al cofundador y director ejecutivo, Adam Neumann; y al uso de una complicada estructura corporativa.

Baja en el entusiasmo

SoftBank y Vision Fund, su fondo de inversión respaldado por Arabia Saudita, han inyectado más de US$ 10 mil millones en el proveedor de espacio de oficinas. Pero el entusiasmo de Softbank por la salida a bolsa ha disminuido a medida que los banqueros han reducido drásticamente la valoración que creen que We Company puede alcanzar.

A los asesores de la matriz se les dijo que siguieran probando el apetito de los inversionistas a una valoración de entre US$ 15 mil millones y US$ 20 mil millones, según personas informadas sobre el asunto. Eso está muy por debajo de la valoración de US$ 47 mil millones dada a WeWork, cuando SoftBank invirtió US$ 2 mil millones en el negocio este año.

SoftBank está tratando de recaudar US$ 108 mil millones para un segundo Vision Fund para invertir en startups tecnológicas. El grupo japonés podría enfrentar desafíos para recaudar esa suma si We Company se enlistara con un fuerte descuento en su última ronda de financiación, dijeron las fuentes.

WeWork está listo para recibir US$ 1.500 millones de SoftBank el próximo año como parte de un acuerdo alcanzado a principios de este año. La compañía presentó US$ 2.500 millones en efectivo y equivalentes de efectivo en su balance general al 30 de junio, según documentos presentados ante los reguladores de valores de EEUU.

We Company citó restricciones obligatorias de comunicaciones de cara a una apertura a bolsa, y SoftBank declinó hacer comentarios.

Pie fuera del acelerador

Si We Company archivara su IPO, también perdería acceso a un préstamo de US$ 6 mil millones de un grupo de bancos, incluidos JPMorgan Chase y Goldman Sachs, que estaba supeditado a que la salida a bolsa recaudara al menos US$ 3 mil millones en nuevas inversiones.

La falta de más de US$ 9 mil millones en capital nuevo podría forzar un cambio dramático en la estrategia corporativa de We Company, incluida su agresiva expansión que la ha llevado a abrir 528 locaciones en más de 110 ciudades.

La compañía ha perdido más de US$ 4 mil millones desde 2016, quemando capital incluso cuando sus ingresos se han duplicado cada año durante ese período. WeWork dijo en su presentación de IPO que podría desacelerar drásticamente su expansión si fuera necesario para ser rentable.

Pero los inversionistas se han mostrado escépticos sobre el modelo de negocio, que aún no ha sido probado debido a una significativa recesión económica. Algunos inversionistas han expresado su preocupación por su práctica de arrendar oficinas durante un largo período -en promedio de 15 años- mientras rentan a arrendatarios por un período más corto.

WeWork ha tratado de abordar algunos de los problemas que inversionistas y analistas han planteado antes de su salida a bolsa. Neumann devolvió un pago de US$ 5,9 millones que su vehículo de inversión recibió de la firma por los derechos de uso de la palabra registrada ‘We’. La empresa We Company también reveló la semana pasada que sumaría una mujer a su directorio constituido sólo por hombres, una vez que completara su apertura a bolsa.

Las etapas de la ambiciosa expansión en Chile

Luego de una primera etapa con dos sedes en Las Condes -en las calles Apoquindo y Mariano Sánchez Fontecilla-, WeWork anunció un ambicioso plan de expansión en Chile. El proyecto comprende, al menos, cuatro nuevos centros en la capital, fase que partió con la apertura en la Galería Vivo en Huérfanos, y en Vitacura con un proyecto en la calle Nueva Costanera, al que se sumará una próxima inauguración en el sector de las avenidas Kennedy y Alonso de Córdova.

En paralelo, la empresa amplió su presencia en el área céntrica de Santiago ocupando de 8.000 m2 en Núcleo Polo de Innovación Tecnológica Bellavista, edificio desarrollado por Red Megacentro. En marzo, el gerente general de WeWork Chile, Leandro Basáez, indicó que la meta era tener ‘un total de ocho edificios a fin de año, dependiendo de las negociaciones con los dueños de los inmuebles’.

La firma ha perdido más de US$ 4 mil millones desde 2016, quemando capital incluso cuando sus ingresos se han duplicado cada año durante ese período.