Inicio Noticias Estrategias efectivas para evitar robos por internet

Estrategias efectivas para evitar robos por internet

Compartir

Fuente: elporvenir.com.mx

En nuestra colaboración anterior hablamos de las páginas fraudulentas de comercio electrónico y del phishing como dos de los fraudes más comunes que existen en internet, y dimos varios consejos para protegernos de este tipo de fraude.

En esta colaboración complementaremos este tema hablando del pharming, así como de otro tipo de intentos fraudulentos que son menos comunes pero que debemos saber reconocer para poder evitar.

Pharming. Esta técnica consiste, básicamente, en suplantar una página de internet.

Es decir, el usuario ingresa a la página de la institución financiera, pero mediante un programa se consigue desviar la dirección hacia otra página idéntica, pero falsa.

Esa página es creada para que el usuario ingrese sus claves y ni se dé cuenta que está visitando una página que no es del banco.

Por regla general, inmediatamente después de que se ingresan las claves de acceso aparece una pantalla diciendo que lamentablemente no hay servicio por el momento.

También es sencillo protegerse, tomando las siguientes medidas:

1 Confirmar: Siempre fijarnos en la dirección que aparece en la barra de direcciones, que corresponda a la de nuestro banco. Y es que en este tipo de fraudes somos direccionados a otra página, no la del banco, aunque parezca idéntica.

Generalmente, la dirección que aparece en la barra no corresponde, son direcciones de myspace .com u otros sitios donde uno puede elaborar una página personal de internet.

2 Verificar: Que la página sea segura y qué certificados de seguridad tiene. Por ejemplo, verifiquemos que la dirección de internet comience por “https:” (la s es de segura) y que en la parte inferior de nuestro navegador exista un ícono de un candado, que indique que la página es segura para transmitir nuestros datos en ella. De lo contrario, nuestra información viajará de forma pública (y muchos pueden leerla).

Comprobemos adicionalmente qué protocolo de encriptación tiene dicha página de internet, que debe ser por lo menos 128 bits.

Además, verifiquemos los certificados de la misma.

3 Evitar: Nunca llevar a cabo transacciones en “cybercafés” u otras computadoras públicas.

4 Proteger: Utilizar siempre un firewall, así como programas que confirmen la no existencia de spyware (software espía) o adware en nuestra computadora, ya que, por lo general, estos programas pueden causar el reenvío a la página falsa o fraudulenta.

5 Denunciar: Enviar un mail a la dirección: alertasphishing@ condusef.gob.mx para reportarlo a Condusef.

6 Blindar: Cambiar de manera frecuente sus claves de acceso. Adicionalmente al comercio electrónico fraudulento, phishing y pharming, existe otro tipo de fraudes con internet que pueden o no afectar nuestras Finanzas Personales.

Entre ellos los ataques con virus que tienen como función principal robar datos almacenados en nuestra computadora y/o destruir los mismos, con software espía que tiene como finalidad registrar nuestros hábitos de navegación e incluso robar información personal.

También el ataque directo de hackers cuya finalidad es entrar en un sistema ajeno sin permiso, ya sea para mostrar la poca seguridad de los sistemas o bien para robar información.

En ocasiones no somos nosotros quienes recibimos un ataque sino los sistemas de los bancos, por ejemplo, causando bajas en el servicio.

Cabe mencionar que como una medida adicional para prevenir fraudes en línea, ahora todos los bancos han distribuido dispositivos a sus clientes, llamados tokens, en los cuales se introduce el concepto de clave o contraseña dinámica.

Aunque hay varios modelos diferentes, el principio es similar: la clave o contraseña cambia constantemente.

Algunos de estos dispositivos son sincronizados, es decir requieren darse de alta en la página del banco y nunca se apagan, la contraseña cambia cada minuto.

El banco sabe qué contraseña es la actual y no permite que se introduzca otra distinta a la que se está mostrando en ese momento en la pantalla del dispositivo.