La “Tercera Plataforma”: La Llave de la Innovación

La “Tercera Plataforma”: La Llave de la Innovación

Compartir

Un verdadero punto de inflexión en la industria de las Tecnologías de la Información (TI) se vivió el año pasado.  Por primera vez, según IDC, las inversiones relacionadas con las soluciones basadas en la “Segunda Plataforma” –es decir, las vinculadas con “la era del PC” y el ethernet, entre otras– fueron superadas por las que se engloban bajo la denominación de “Tercera Plataforma”.

“La Tercera Plataforma es la gran ‘megatendencia’ de las TI a nivel mundial. El concepto alude a las tecnologías que están cambiando para siempre tanto a la propia industria TI como a las empresas y su relación con ellas, dado el potencial que tienen hoy para innovar en procesos y negocios”, sentencia Mauricio León, director comercial de Hitachi Data Systems en Chile.

El ejecutivo explica que la Tercera Plataforma incluye las tecnologías que constituyen las tendencias más relevantes en el ámbito de las TI: Big Data, Social Business, Cloud Computing y Movilidad. “Estamos hablando de un conjunto de soluciones  que están transformando los mercados, los negocios y la vida de las personas simultáneamente, donde incorporar estrategias de innovación es fundamental no sólo para ser competitivo, sino que también para subsistir. Por ello, ningún directivo de empresa puede permanecer indiferente ante la Tercera Plataforma”, subraya León.

Una Nube de Datos

Para el director comercial de Hitachi Data Systems en Chile la piedra angular de la Tercera Plataforma es, sin duda, el Cloud Computing. “La nube es esencial en lo que acontece hoy, porque, de alguna manera, cambió el modelo de negocios de la industria de TI y permitió fortalecer los servicios de TI, llevando la tecnología más avanzada a más organizaciones y a menores costos”, comenta.

“Aparte del Software como Servicio (SaaS) y de la Infraestructura como Servicio (IaaS) hoy las empresas cuentan con opciones de nuevos servicios basados en la nube, con soluciones flexibles que reducen costos y acortan también el time-to-market de manera notable”, añade León.

El  segundo componente más importante para las empresas es, a juicio del ejecutivo, el Big Data, concepto que alude a la explosión de datos que hoy las empresas deben procesar para mejorar el negocio. “Tradicionalmente, las empresas contaban principalmente con información estructurada, como bases de datos, por ejemplo. Hoy, sin embargo, tienen a su disposición datos no estructurados, los cuales provienen, muchas veces, desde el exterior de la organización”.

León agrega que en la era del Big Data las organizaciones tienen altos requerimientos para almacenar, resguardar y procesar datos, pero con objetivos muy definidos. “La información que se obtiene al  usar analítica avanzada permite a las empresas tomar mejores decisiones y de forma más rápida, sobre el negocio y contribuye de forma tangible a su crecimiento, incidiendo en los resultados generales de las compañías”, enfatiza.

El Social Business es otro catalizador en el cuadro de la Tercera Plataforma, una tendencia que, para León, hoy las empresas deben dimensionar en su justa medida. “Esto es mucho más que campañas en redes sociales, como algunos creen. Se trata de entender cómo las personas, las plataformas y los procesos de la organización se convierten en ‘sociales’. Para ello, las organizaciones deben hoy usar herramientas innovadoras, tanto a nivel interno, para sus empleados, como para relacionarse con sus consumidores, el público en general o sus colaboradores, entre otros”.

Materializando Promesas

Si a lo anterior se suman las tecnologías relacionadas con la movilidad, de impacto evidente en la vida cotidiana de las personas, las organizaciones pueden también disfrutar de sus beneficios. “Las aplicaciones móviles, por ejemplo, permiten en muchos casos cambiar radicalmente la experiencia de los clientes, acercarse a ellos, ofrecerles un mejor servicio. Con el Social Media, la movilidad, el Big Data, la innovación acelerada se materializa y se convierte en una característica esencial de la organización”, afirma.

“Si pensamos sólo en  la movilidad aplicada al interior de las organizaciones, a través de la tendencia BYOD (Bring Your Own Device, se genera un impacto directo en los procesos internos y en la productividad, gracias a la ubicuidad de la información y al uso de herramientas innovadoras que fomentan, por ejemplo, el trabajo colaborativo en la empresa”, añade León.

Para el director comercial de Hitachi Data Systems, la Tercera Plataforma debe ser vista con atención por la alta dirección de las empresas para realizar una transición adecuada, basada en una mirada estratégica, donde los encargados de TI deberán enfocarse no sólo en la integración de esas tecnologías sino también en temas más exigentes como el resguardo de los datos.

”Para que las áreas de TI puedan poner en práctica las posibilidades que plantea la Tercera Plataforma hay que empezar por asegurar y proteger los datos, maximizar la disponibilidad, fortalecer la colaboración y evitar que haya silos de información o exista duplicación de procesos, ya que todo ello redundará en la inhibición de la innovación e incluso del propio crecimiento del negocio”, concluye León.