Inicio Columnas El futuro de las empresas en la era de la integración

El futuro de las empresas en la era de la integración

Compartir

Internet-de-las-cosas-infografía-Cisco-cabeceraPor Gabriela Gallardo es Gerente de Marketing de Negocios de Intel para América Latina

La tecnología no ha parado de evolucionar en 2014 y  creemos que seguirá con ese mismo ritmo durante para el próximo año. Nos basamos en que el 2015 traerá innovación y además la consolidación de algunas tecnologías novedosas disponibles en el mercado que permiten mejorar y enriquecer la vida de las personas en sus trabajos y rutinas diarias.

Hoy, no vivimos en un mundo con un solo dispositivo y un nivel básico de conectividad, por el contrario, hacemos uso de múltiples plataformas, tales como los wearables, smartphones, tabletas y PCs sincronizadas de forma automática y continua para obtener una experiencia completa. La computación está viviendo transformaciones y los dispositivos se están volviendo más inteligentes para mejorar la productividad.

Basado en esa tendencia, las empresas necesitan más que nuca dispositivos de alto  rendimiento. El próximo año, los dispositivos atenderán una mayor demanda y tendrán mejore imagen y fotografía, mayor vida de batería sin comprometer el rendimiento, experiencias integradas y mayor nivel de sensibilidad. Los dispositivos corporativos necesitan brindar a los ejecutivos una buena combinación entre hardware y software, garantizado el desempeño necesario para la optimización de sus resultados por medio de un equipo capaz de seguir el ritmo y la velocidad que tienen las operaciones de su compañía.

internet-of-things-graphic-story-topOtra gran evolución para las empresas será la recarga inalámbrica integrada. Ese tipo de tecnología aún está en sus primeras etapas, y estará inicialmente disponible en plataformas como factor diferenciador. Algunos locales comenzarán a ofrecer zonas de recarga inalámbrica como un incentivo para los consumidores. Aunque no será común encontrarla es una evolución natural, será una de esas cosas en la que nos preguntaremos ¿Cómo lo hacíamos antes que existiera?.

La Internet de las Cosas (IoT por su sigla en inglés) es otra gran tendencia de 2015 y el futuro. Ya la vemos surgir en diferentes segmentos del mercado: en la industria, en los vestibles, en los automóviles. Estará a la cabeza y será centro de la innovación, liderando los debates, el análisis de datos, los dispositivos, simplemente no parará de crecer.

En el futuro, el centro de datos será mejorado de acuerdo a la carga de trabajo, toda la infraestructura estará definida por el software y el análisis de datos será implícita y explícitamente parte de todos los servicios entregados. Vemos en el aprovechamiento que se hará del valor de los datos y sus nuevas aplicaciones revolucionaran el crecimiento del mercado.

A medida que la era de la integración comience a establecerse, la IoT enriquecerá la vida cotidiana, mejorará la eficiencia de los gobiernos, transformará los negocios y aumentará la productividad.

Las empresas tendrán que considerar el conflicto de intereses y mantener un equilibrio correcto entre las ganancias y lo que los ciudadanos necesitan. Las ciudades inteligentes harán que nos planteemos mejores preguntas sobre cómo se hacen las cosas, y que los servicios sean optimizados para el beneficio de todos. Además de ser más inteligentes, los dispositivos que se usarán el 2015 serán más fáciles de usar, y se adaptarán a las necesidades de cada negocio.

Intel_C4D_by_PLISS_R92También veremos a empresas y consumidores dar la bienvenida al mundo de la robótica, debido a los continuos avances en el ámbito de la impresión 3D. Facilitada por una disminución de los precios comerciales y los rápidos avances en diseño generados por la impresión 3D, la robótica se volverá accesible a una comunidad mucho más amplia el próximo año, incluyendo a PYMEs, consumidores e instituciones de educación, lo que incentivará a más desarrolladores a crear soluciones para esta plataforma.

Para aprovechar plenamente esta nueva era de la computación, la sociedad tiene que evolucionar para enfrentar los cambios que están desarrollándose y garantizar que nadie quede atrasado. Un elemento esencial en este proyecto son las regulaciones gubernamentales, y el cambio de comportamiento de los propios usuarios.

El 2015 será el año en que el internet crecerá. Las grandes cantidades de ‘me gusta’ o el número de amigos no serán relevantes, sino el descubrimiento de que lo que importa es hacer las relaciones virtuales más cercanas. Las empresas internacionales deberán establecer relaciones genuinas y personalizadas con quienes los mantienen en pie. Nos estamos desplazando desde las masas infinitas hacia las minorías influyentes.