Inicio Noticias Ventajas e inconvenientes de las ‘fintech’ y la banca ‘online’

Ventajas e inconvenientes de las ‘fintech’ y la banca ‘online’

Fuente: cronicaglobal.elespanol.com

El es lo más valioso que tenemos. Nos encontramos ante una sociedad en la que priman la instantaneidad y la comodidad. De ahí la aparición de los comercios online y de las plataformas que nos facilitan aquello que queremos de manera rápida, a cualquier hora y desde cualquier lugar. La banca se ha reinventado y, hoy por hoy, encontramos entidades que ofrecen sus productos a través de internet.

Tras la introducción de los bancos fintech, combinación entre finanzas y tecnología, aparecen nuevos productos bancarios interesantes. Se trata de plataformas o apps que han aprovechado un nicho de mercado como el de las divisas o las transferencias y han creado productos gratuitos que permiten a los clientes realizar la misma operativa que ofrecen los bancos de toda la vida, pero sin coste.

La banca tradicional ha jugado bien sus cartas y ha sabido adaptarse a los cambios. Desde hace unos años, están apareciendo nuevos bancos online que nos permiten operar 100% a través de nuestro dispositivo móvil de forma gratuita, sin cobrarnos comisiones de mantenimiento, administración o por transferencias nacionales y en la zona euro. Muchos de estos bancos son las filiales digitales de grandes entidades, como es el caso de Openbank e imaginBank, los bancos online de Santander y Caixabank respectivamente.

¿Son igualmente competitivos los bancos ‘online’?

La respuesta es sí, aunque influye la necesidad específica de cada cliente. En relación a la rapidez de los bancos fintech en abrir una cuenta, en contraposición a los bancos tradicionales con operativa online, hay que destacar la mayor competitividad de los recién llegados. Según un estudio realizado por HelpMyCash.com, mientras que el tiempo de apertura en un banco online de una entidad tradicional es desde dos días hasta diez días, un banco fintech puede verificar datos en cuestión de minutos, lo que permite a los clientes empezar a operar al instante. Un claro ejemplo son las fintech europeas que operan en España: N26 y Revolut.

No todos los clientes dan importancia exclusiva al proceso de apertura. Para muchos, es más interesante abrir cuentas gratuitas que proporcionen regalos como dinero en efectivo, productos tecnológicos, descuentos en grandes marcas o remuneración por la cuenta. Las entidades con posibilidad de operar totalmente online como Openbank, imaginBank o BBVA suelen ofrecer productos gancho con promociones muy atractivas para nuevos clientes, mientras que las fintech, al menos en este momento, no cuentan con estas ventajas.

¿Difiere el modo de contratación entre las distintas entidades?

Los datos que suelen pedir al cliente para realizar la contratación de una cuenta online no distan tanto de una entidad a otra. Existen bancos que piden más información personal que otros, pero el tiempo que puede llevar rellenar la información que precisa la entidad es de aproximadamente 20 minutos.

El proceso en la mayoría de las entidades consta de las fases de registro e identificación aportando los datos personales, verificación de la identidad y firma del contrato. En los bancos tradicionales, además, seguramente sea necesario indicar la actividad económica en la fase de registro. Gracias a la actualización de los procesos bancarios, es posible abrir cuentas bancarias con un selfie, una videollamada, presentando la cuenta de otra entidad en la que el cliente sea titular o a través de un mensajero, lo que nos permite abrir una cuenta bancaria desde el sofá de su casa, sin necesidad de pisar una oficina. Por otra parte, para llevar a cabo la firma del contrato, lo más común es realizarla a través de un SMS o a partir de la firma digital, por lo que será necesario disponer de un dispositivo móvil.

La atención al cliente en bancos ‘online’ y bancos ‘fintech’

Una de los puntos fuertes de la banca digital es el soporte y la variedad de canales de comunicación a disposición del cliente. En este punto, tanto la banca online como las fintech están en igualdad de posiciones, ya que la mayoría ofrece a sus clientes soporte telefónico, e-mail, chat o chatbots, apartados de preguntas frecuentes en la web de la entidad o Whatsapp.

En algunos casos, la atención al cliente suele estar disponible las 24 horas, los 365 días del año, lo que demuestra un cambio en la manera de actuar de los bancos, más enfocada en las necesidades de sus clientes.