Inicio Noticias Usos de las API en el sector bancario

Usos de las API en el sector bancario

Compartir

A las entidades financieras les ha costado mucho tiempo percibir las posibilidades técnicas y económicas del uso de API bancarias, pero en los último tiempos parecen haber reaccionado, siendo varios los bancos que han puesto en marcha proyectos al respecto.

Kristin Moyer, directora de investigación de Gartner, afirmaba en 2012 que “los bancos tienen que transformarse para seguir siendo rentables y relevantes en la cadena de valor de los servicios financieros: las aplicaciones obstaculizan la transformación en el sector bancario, ya que son rígidas y reactivas”. Frente a ello, el informe de Gartner planteaba una apuesta por el uso de API web: “Este nuevo enfoque permitirá a los bancos prestar servicios relevantes en base al contexto, la ubicación y la tecnología de los clientes”. Todo esto en octubre de 2012.

Las API (siglas inglesas de ‘Application Programming Interface’) son conjuntos de reglas que las aplicaciones pueden seguir para comunicarse entre ellas, sirviendo de interfaz entre programas diferentes. Las API proporcionan, entre otras ventajas, un ahorro de costes: hacen que sea relativamente sencillo y barato implementar los datos de una aplicación en otra plataforma o servicio sin rehacer la rueda. Esta tecnología también permite dotar de valor añadido al servicio ofertado.

En la lejanía, pasando lentamente de la categoría de ‘utopía tecnológica’ a la de ‘escenario empresarial factible’, la visión de un futuro para los bancos como “empresas de software, por usar las palabras del presidente de BBVA, Francisco González, en el pasado Mobile World Congress de Barcelona. Un sistema financiero reconvertido en ecosistema digital interconectado, resiliente ante las crisis, y capaz de ocupar múltiples nichos de mercado a través de la apertura a plataformas de terceros.

Hace unos meses, Alan Glickhenhouse (responsable de negocios de gestión de API de IBM) abordaba en el blog IBM Developers una clasificación de las aplicaciones que las entidades bancarias podían darle al uso de API:

1. Desarrollo de apps móviles

? Información general: se trataría de información que no se adapta al cliente concreto que usa la app, sino que ofrece datos y novedades sobre las ofertas de la entidad (tipos de cuentas, información sobre tasas, tarjetas, instrumentos financieros, etc.).

? Información personalizada y transacciones: a través de información adaptada al cliente (lo que requeriría de medidas de seguridad adicional en el sistema de acceso), la API podría ofrecer información sobre saldos de cuentas, realizar transferencias, pagar facturas, recibir alertas de la cuenta, etc.

? Funcionalidades móviles: los usuarios que usen la app móvil pueden usar las funciones de su dispositivo en conjunto con la API del banco, permitiendo así aprovechar la cámara (para, por ejemplo, depositar un cheque), la tecnología NFC (para identificarse en un cajero), el GPS (para encontrar la sucursal más cercana), etc.

2. Alianzas

Una API puede facilitar a los partners de un banco usar la infraestructura de éste para ofrecer sus propios servicios: tarjetas de crédito de marca compartida, tarjetas regalo, programas de recompensas, etc. La API también permitiría a los partners disponer de acceso a informes en tiempo real.

3. API públicas

Las mismas API que los bancos usan internamente y para trabajar codo con codo junto a sus partners les pueden servir para obtener nuevos clientes impulsando negocios adicionales a través de su integración en comparadores o en servicios con enfoques sectoriales.

4. Integración en dispositivos

“El dispositivo más estrechamente asociado con la banca es el cajero automático. Los cajeros podrían ser equipados con sensores para la comunicación NFC que permitan la autentificación […] pero quizá podamos llevar esto un paso más allá”. Glickenhouse plantea que un banco podría ofrecer una API para que las empresas locales proporcionaran ofertas a los clientes en las inmediaciones de sus cajeros.

5. Análisis de datos

Los bancos tienen acceso a datos sobre un aspecto extremadamente valioso para empresas de otros sectores: la información financiera de su cliente. Así, podrían rentabilizar la provisión de acceso a los datos agregados.

Fuente: http://www.centrodeinnovacionbbva.com/