Inicio Noticias Uso de inteligencia artificial en empresas generará negocios por $ 19.000 M

Uso de inteligencia artificial en empresas generará negocios por $ 19.000 M

Compartir

Fuente: www.cronista.com

Desde industrias pesadas hasta bancos y firmas de servicios, todas las compañías incorporan cada vez más procesos basados en el análisis de gran cantidad de información a través de algoritmos. Las empresas encargadas de proveerlos dicen que el tema está en la agenda de todos sus clientes.

“Hoy los datos son todo”, resumió Fernando López Iervasi, director de Negocios y Grandes Empresas de Microsoft en la Argentina, para explicar el creciente interés de las empresas locales de sectores muy diversos y desde marcas globales hasta start-ups digitales en aplicar inteligencia artificial a sus negocios. Esto es utilizar algoritmos para trabajar de forma más eficiente con el inmenso volumen de datos que pueden captar día a día. “Aunque no todos lo comenzaron a usar, la inteligencia artificial está en la agenda de todos nuestros clientes y partners”, destacó Diego Bekerman, gerente General de la compañía, que tiene más de 5000 empresas socias en el país.

Desde Microsoft aseguran que los proyectos de inteligencia artificial hoy lideran la innovación en la Argentina y ven una oportunidad en el negocio de la “nube” de $ 19.000 millones. Para la compañía, esos servicios ya representan el 50% de su negocio en el mercado argentino, cuando el año pasado era sólo el 35% y hace dos años el 12%.

Entre las empresas que comenzaron a implementar inteligencia artificial no hay solo firmas de tecnología o servicios, sino también algunas de industria pesada. Ternium, productora de aceros planos, lo aplica a sus procesos de seguridad industrial con alertas en video. A través de cámaras instaladas en sus plantas en la localidad bonaerense de San Nicolás y en la mexicana Monterrey puede detectar comportamiento inseguros y alertar en tiempo real. Por ejemplo, la distancia entre los empleados y los vehículos en movimiento o las zonas donde está prohibida la circulación. “Los datos son una mina de oro”, aseguró Patricio Flynn, director de IT de la empresa. La información recolectada también permite llevar estadísticas y marcar reincidencias. “Estamos equipando con dispositivos móviles a los supervisores de línea para que pueden acceder a los datos en tiempo real”, agregó. En la primera etapa se están instalando 600 cámaras.

Otro ejemplo es el del Banco Ciudad que desde marzo de este año está desarrollando su propio modelo de asistente virtual, un bot que se llamará Alicia, tendrá el aspecto de una mujer y responderá consultas de los clientes. “Estamos entrenando a Alicia de forma permanente para que pueda brindar respuestas efectivas”, destacó Patricia Parente, gerente de Inteligencia Comercial del Banco. Alicia comenzará a interactuar con los clientes a mediados de 2018. El banco está en segundo lugar entre los que más consultas reciben por préstamos hipotecarios con una gran demanda y la idea es que Alicia también funcione como un primer filtro para las dudas más comunes. El sitio del banco recibe por mes más de 2 millones de visitas y su call center 150.000 llamados.

También se hay casos de empresas más nuevas y pequeñas, como Ecopago, una plataforma de pagos móviles que está usando una solución de biometría de reconocimiento facial para dar de alta a sus usuarios. La aplicación ya está disponible en más de 1200 comercios en el país y es compatible con normativas de AFIP. “Con una foto del DNI y una selfie, el usuario es dado de alta en 40 segundos. Pasamos de analizar a los usuarios con base de datos a que se saquen una foto”, explicó Julián Suárez, CEO de Ecopago.

Cuando un usuario va a un comercio habilitado simplemente tiene que decir que va a abonar con Ecopago y presentar su DNI, el cajero realiza una operación y el cliente recibe en su celular una notificación donde puede elegir el método de pago.

Otra start-up argentina que desarrolla soluciones con inteligencia artificial para responder de manera inmediata a los usuarios es Conversa Lab, que trabajan con asistentes virtuales diseñadas para simular una conversación entre una empresa y sus clientes. Utilizan un sistema que permite comprender el lenguaje humano y reconocer qué información es relevante para responder a sus preguntas a través de sitios web, llamadas telefónicas, mensajes de texto y vía Facebook. Según Andrés Auguspach, el desafío de la compañía es que los bots puedan entender cada vez más el contexto en el que se hacen esas preguntas.