Inicio Noticias Tarjetas de débito se convierten en el principal medio de pago de...

Tarjetas de débito se convierten en el principal medio de pago de los chilenos

Compartir

Junto a las tarjetas de crédito, totalizan el 43,4% del total de operaciones en el sistema financiero, según Transbank.

En diez años, las tarjetas de débito pasaron de representar el 8,4% al 30,2% del total de transacciones en el sistema financiero, convirtiéndose en el principal medio de pago de los chilenos.

Se trata de la primera vez que un instrumento supera el peso de los giros en cajeros automáticos, de acuerdo con los datos recogidos por Transbank, los que consideran solo operaciones entre personas naturales, compras en Chile y giros de dinero (no otro tipo de operaciones) en ATMs.

Pero aunque la participación de la tarjeta de débito ha crecido en forma muy importante y sostenida, “no se puede decir que se haya reemplazado totalmente al cheque”, según afirman en la empresa de apoyo al giro bancario, que intermedia las operaciones del sector financiero. Esto porque las cifras de Transbank respecto a cheques, al excluir a personas jurídicas, evidencian la preferencia solo del segmento de usuarios de cheques más renuente a este instrumento: las personas.

Así, según sus datos, hoy los documentos de pago representan un 10% del total de operaciones, siendo usado principalmente para transacciones de alto monto. “La tendencia es que se usa cada vez menos, debido a la mayor seguridad y comodidad que entregan los medios de pago electrónicos, pero su desaparición total no ha ocurrido al 100% en ninguna parte del mundo”, enfatizan.

Seguridad para el comercio y sus clientes

Según Transbank, los medios de pago electrónicos están cada vez más presentes en los comercios, incluso en zonas rurales, lo que ha llevado a que aumenten las transacciones y el uso de plástico, incluso para montos pequeños. Esto representa mayor seguridad para los comercios (manejan menos efectivo y reciben el dinero directo en sus cuentas corrientes, con una demora de entre 4 y 48 horas) y menos riesgos para los clientes, contribuyendo a que el débito haya ido desplazando al efectivo.

Los plásticos de crédito, en tanto, representan un 13,2% de las transacciones. De esta manera, débito y crédito son responsables hoy del 43,4% del total operaciones del sector, superando ampliamente a los cajeros, con un 29,9% de las transacciones; y al e-banking , que ya alcanza un 16,7% del volumen de operaciones, evidenciando una significativa expansión desde el 2,5% que alcanzaba en 2003.

 El e-banking corresponde a pagos y transferencias electrónicas entre personas, una modalidad que ha sustituido en parte el uso del cheque que se giraba entre personas naturales y para envíos de dinero. “Esto se da por la ventaja que representa el traspaso inmediato de fondos, la comodidad de poder hacerlo desde cualquier lugar, incluso desde el teléfono celular, y la seguridad que representa”, añaden.

Fuente: economía y negocios online