Inicio Noticias Subiran los Precios de Seguros contra Terremotos

Subiran los Precios de Seguros contra Terremotos

Compartir

Seguro contra TerremotosFuente: emol.com (Alza en los precios de seguros de terremoto elevaría dividendos de créditos hipotecarios)

En el mercado estiman que este tipo de pólizas subiría cerca de 30%, producto de la mayor siniestralidad del negocio.

Un alza registrarían los dividendos de los créditos hipotecarios durante el presente año, préstamos que en más de un 95% tienen contratado un seguro de terremoto, según un catastro de la Asociación de Bancos.

Estas pólizas, producto del último siniestro que afectó a la zona centro-sur del país, registrarían un alza cercana al 30% en sus precios, debido a que el riesgo del segmento aumentó y las compañías traspasarían a sus clientes el mayor costo de los reaseguros en el exterior (90% de la prima de este negocio está cubierta por estas instituciones).

La cobertura de terremoto -que es un adicional al seguro de incendio– es renovada cada doce meses por los bancos con las aseguradoras de acuerdo al monto adeudado por el cliente y la tasación original de la vivienda, y es parte de los costos incluidos en el dividendo junto con el capital, los intereses y el seguro de desgravamen.

Según el gerente comercial de PortaldelSeguro.cl, Sebastián Ozimica, para un crédito promedio de 3 mil UF se cobra actualmente una tasa mensual de 0,032%, es decir una prima promedio de 0,97 UF ($20.270).

Si al renovar los contratos los bancos traspasan totalmente el mayor costo de reaseguro a sus clientes, en el ejemplo anterior el cliente pagará $6 mil más sólo por este efecto.

Dependiendo del valor de las viviendas, el incremento puede ser mayor, precisa el gerente general de Creditaria -firma dedicada a la intermediación de créditos bancarios-, Antonio Latorre.

La tasa de seguro será más cara en los segmentos de viviendas de menor valor, porque el costo de construcción es más bajo y, por lo tanto, el riesgo de siniestralidad es mayor“, explica.

Por lo tanto, la recomendación de los expertos es cotizar, no sólo al interior de los bancos, ya que la ley permite comprar este tipo de coberturas con cualquier compañía.

Además, dice Latorre, es importante mirar las características del seguro que se está contratando. Por ejemplo, las coberturas, ya que hay pólizas que sólo responden por daños estructurales, mientras algunas además cubren perjuicios en los bienes interiores.

Otro elemento es el deducible, porcentaje de daño en la vivienda asegurada por el que no responde la aseguradora.

Aunque la ley no exige contratar seguro de terremoto, la mayoría de los bancos lo solicitan. La propuesta de la industria es hacerlo obligatorio para los futuros créditos hipotecarios.

Bancos frenan créditos en curso para realizar nuevas tasaciones

Durante el proceso de aprobación de créditos hipotecarios, una de las etapas clave es la tasación -estudio de costo de la vivienda- que realizan los bancos y que determina el monto que entregará la institución financiera al cliente. Según Antonio Latorre, de Creditaria, tras el terremoto las operaciones que estaban en curso se frenaron para poder realizar nuevas tasaciones de las casas y departamentos -garantía de los préstamos-, situación que es confirmada desde la industria bancaria.

Rodrigo Ponce, gerente hipotecario de Banco Itaú, comenta que se están contactando con cada uno de sus clientes que tienen operaciones hipotecarias en trámite, de manera de consultarle sobre el estado de las propiedades objeto de los créditos hipotecarios y solicitando una visita de un profesional. Ellos generarán un informe de inspección constatando eventuales variaciones en el monto de las viviendas, en las zonas afectadas. “En el resto del país, las operaciones hipotecarias están siguiendo su curso normal“, agrega.

El gerente hipotecario de un banco de la plaza agrega que lo anterior no perjudica al cliente, sino que lo beneficia, ya que saben con certeza el estado de la vivienda.

Otro efecto que está provocando el terremoto, comenta Latorre, es que personas detuvieron su decisión de compra de vivienda, situación que han visto en sus propios clientes. “La gente comenzará a reestructurar su demanda, por lo que veremos un freno en las colocaciones por lo menos en los próximos tres meses“, adelanta el ejecutivo. No obstante, los bancos esperan que la demanda sea impulsada por zonas no afectadas, por ejemplo, el norte.

Sucursales bancarias restablecen lentamente sus servicios

Poco a poco, el sistema bancario del sur del país está reanudando sus operaciones.

Tras el terremoto del 27 de febrero, gran parte de las sucursales y cajeros automáticos de las zonas más afectadas debieron detener sus funciones para constatar daños y también para evitar posibles saqueos.

Según datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif), para el 2 de marzo la Región del Biobío contaba con 14 sucursales abiertas, equivalentes al 8% del total de la región. Tres días después, se abrieron 26 sucursales más, lo que elevó el número a 22%, restando normalizar 138 oficinas.

En la Región del Maule, en tanto, la recuperación ha sido más rápida. Tres días después del terremoto, sólo 19 de un total de 86 sucursales se encontraban atendiendo público. A los tres días, el número aumentó a 50, llegando a tener 58% de sus oficinas en la zona abiertas. A nivel nacional, el 86% de las sucursales está operativo, faltando por restablecer 276 oficinas, de un total de 2.029.

En cuanto a los cajeros automáticos, en la zona del Biobío el terremoto dejó sin funcionamiento el 70% de éstos, cifra que no ha disminuido desde entonces. Por el contrario, en la Séptima Región el 53% ya se encuentra operativo (155).

Por el lado de los productos y servicios, los únicos con problemas fueron las transferencias electrónicas, las cuales ya se normalizaron en su totalidad.

<script language=”JavaScript” type=”text/javascript”> document.write(‘<a href=”http://clk.atdmt.com/FXM/go/193676478/direct;wi.300;hi.250/01/” target=”_blank”><img src=”http://view.atdmt.com/FXM/view/193676478/direct;wi.300;hi.250/01/”/></a>’); </script><noscript><a href=”http://clk.atdmt.com/FXM/go/193676478/direct;wi.300;hi.250/01/” target=”_blank”><img border=”0″ src=”http://view.atdmt.com/FXM/view/193676478/direct;wi.300;hi.250/01/” /></a></noscript>

Alza en los precios de seguros de terremoto elevaría dividendos de créditos hipotecarios
martes, 09 de marzo de 2010
Economía y Negocios
J. Pizarro y M. Concha

En el mercado estiman que este tipo de pólizas subiría cerca de 30%, producto de la mayor siniestralidad del negocio.

Un alza registrarían los dividendos de los créditos hipotecarios durante el presente año, préstamos que en más de un 95% tienen contratado un seguro de terremoto, según un catastro de la Asociación de Bancos.

Estas pólizas, producto del último siniestro que afectó a la zona centro-sur del país, registrarían un alza cercana al 30% en sus precios, debido a que el riesgo del segmento aumentó y las compañías traspasarían a sus clientes el mayor costo de los reaseguros en el exterior (90% de la prima de este negocio está cubierta por estas instituciones).

La cobertura de terremoto -que es un adicional al seguro de incendio- es renovada cada doce meses por los bancos con las aseguradoras de acuerdo al monto adeudado por el cliente y la tasación original de la vivienda, y es parte de los costos incluidos en el dividendo junto con el capital, los intereses y el seguro de desgravamen.

Según el gerente comercial de PortaldelSeguro.cl, Sebastián Ozimica, para un crédito promedio de 3 mil UF se cobra actualmente una tasa mensual de 0,032%, es decir una prima promedio de 0,97 UF ($20.270).

Si al renovar los contratos los bancos traspasan totalmente el mayor costo de reaseguro a sus clientes, en el ejemplo anterior el cliente pagará $6 mil más sólo por este efecto.

Dependiendo del valor de las viviendas, el incremento puede ser mayor, precisa el gerente general de Creditaria -firma dedicada a la intermediación de créditos bancarios-, Antonio Latorre.

“La tasa de seguro será más cara en los segmentos de viviendas de menor valor, porque el costo de construcción es más bajo y, por lo tanto, el riesgo de siniestralidad es mayor”, explica.

Por lo tanto, la recomendación de los expertos es cotizar, no sólo al interior de los bancos, ya que la ley permite comprar este tipo de coberturas con cualquier compañía.

Además, dice Latorre, es importante mirar las características del seguro que se está contratando. Por ejemplo, las coberturas, ya que hay pólizas que sólo responden por daños estructurales, mientras algunas además cubren perjuicios en los bienes interiores.

Otro elemento es el deducible, porcentaje de daño en la vivienda asegurada por el que no responde la aseguradora.

Aunque la ley no exige contratar seguro de terremoto, la mayoría de los bancos lo solicitan. La propuesta de la industria es hacerlo obligatorio para los futuros créditos hipotecarios.

Bancos frenan créditos en curso para realizar nuevas tasaciones
Durante el proceso de aprobación de créditos hipotecarios, una de las etapas clave es la tasación -estudio de costo de la vivienda- que realizan los bancos y que determina el monto que entregará la institución financiera al cliente. Según Antonio Latorre, de Creditaria, tras el terremoto las operaciones que estaban en curso se frenaron para poder realizar nuevas tasaciones de las casas y departamentos -garantía de los préstamos-, situación que es confirmada desde la industria bancaria.

Rodrigo Ponce, gerente hipotecario de Banco Itaú, comenta que se están contactando con cada uno de sus clientes que tienen operaciones hipotecarias en trámite, de manera de consultarle sobre el estado de las propiedades objeto de los créditos hipotecarios y solicitando una visita de un profesional. Ellos generarán un informe de inspección constatando eventuales variaciones en el monto de las viviendas, en las zonas afectadas. “En el resto del país, las operaciones hipotecarias están siguiendo su curso normal”, agrega.

El gerente hipotecario de un banco de la plaza agrega que lo anterior no perjudica al cliente, sino que lo beneficia, ya que saben con certeza el estado de la vivienda.

Otro efecto que está provocando el terremoto, comenta Latorre, es que personas detuvieron su decisión de compra de vivienda, situación que han visto en sus propios clientes. “La gente comenzará a reestructurar su demanda, por lo que veremos un freno en las colocaciones por lo menos en los próximos tres meses”, adelanta el ejecutivo. No obstante, los bancos esperan que la demanda sea impulsada por zonas no afectadas, por ejemplo, el norte.

Sucursales bancarias restablecen lentamente sus servicios
Poco a poco, el sistema bancario del sur del país está reanudando sus operaciones.

Tras el terremoto del 27 de febrero, gran parte de las sucursales y cajeros automáticos de las zonas más afectadas debieron detener sus funciones para constatar daños y también para evitar posibles saqueos.

Según datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif), para el 2 de marzo la Región del Biobío contaba con 14 sucursales abiertas, equivalentes al 8% del total de la región. Tres días después, se abrieron 26 sucursales más, lo que elevó el número a 22%, restando normalizar 138 oficinas.

En la Región del Maule, en tanto, la recuperación ha sido más rápida. Tres días después del terremoto, sólo 19 de un total de 86 sucursales se encontraban atendiendo público. A los tres días, el número aumentó a 50, llegando a tener 58% de sus oficinas en la zona abiertas. A nivel nacional, el 86% de las sucursales está operativo, faltando por restablecer 276 oficinas, de un total de 2.029.

En cuanto a los cajeros automáticos, en la zona del Biobío el terremoto dejó sin funcionamiento el 70% de éstos, cifra que no ha disminuido desde entonces. Por el contrario, en la Séptima Región el 53% ya se encuentra operativo (155).

Por el lado de los productos y servicios, los únicos con problemas fueron las transferencias electrónicas, las cuales ya se normalizaron en su totalidad.