Inicio Noticias Siéntete seguro de comprar por Internet

Siéntete seguro de comprar por Internet

Compartir

Por: Gustavo Ruiz, Director General de SafetyPay México.

Las compras mediante sistemas de pago electrónico reducen el riesgo de fraude, señala Gustavo Ruiz; el experto afirma que proteger los datos se ha vuelto una prioridad en el comercio electrónico mexicano.

Hoy en día el comercio electrónico se está convirtiendo en uno de los pilares a la hora de impulsar o posicionar nuevos productos y servicios, o incluso para poner en el mapa a nuevos negocios. Y es que el comercio electrónico, sin duda, ofrece tres ventajas fundamentales: es sencillo, es económico y ofrece disponibilidad 24/7 para los clientes y los establecimientos.

De acuerdo conla Asociación Mexicanade Internet (AMIPCI), tan sólo en el 2010 el crecimiento del comercio electrónico fue del 31% y en tan sólo un año, del 2008 al 2009, las tiendas online le “comieron” un 4% de participación de mercado a los comercios tradicionales.

No obstante, la penetración del comercio electrónico en México aún tiene mucho potencial, pues el mercado mexicano aún titubea cuando se trata de explotar las bondades de Internet y la banca electrónica.

De acuerdo con las cifras dela Asociación Mexicanade Internet, al 44% de los mexicanos les da miedo proporcionar información de su tarjeta de crédito y 28% no cuenta con una. Y es que si el consumidor mexicano se deja llevar por las miles de historias de fraude, seguramente pensará dos veces antes de usar alguna de sus cuentas para alguna operación por Internet.

La buena noticia es que un estudio reciente de AMIPCI también indicó que el 28% de los mexicanos prefiere hacer uso de la banca online, en comparación con un 10% registrado en el 2008. En contraste, la banca física bajó del 90% en 2008 al 73% en 2010.

Frente al escenario prometedor del comercio electrónico, como usuarios podemos seguir reglas básicas para comprar por Internet que serán útiles para disminuir riesgos en nuestras compras en línea, pero que sobre todo, nos abrirán las puertas miles de ofertas y buenos precios sin necesidad de salir de la casa o la oficina.

La primera regla a seguir es muy sencilla: comprar en páginas de marcas conocidas y buscar que cuenten con certificados de seguridad. Lo ideal es verificar que toda página en la que se va a comprar cuente con sellos de seguridad, investigar en Google qué ofrecen dichos certificados e identificar datos de contacto por si es necesario llamar a la tienda o empresa.

Una de las recomendaciones principales es cuidar los datos confidenciales. Es importante no brindar nunca información personal ni datos financieros confidenciales a proveedores de dudosa procedencia o que no cuentan con la debida información disponible en su página para avalar su autenticidad.

Y una de las reglas favoritas de SafetyPay es no responder e-mails del banco o comercios. Los sistemas de pago, los establecimientos y los bancos nunca mandan mensajes de correo electrónico para pedirte que actualices tus datos confidenciales y menos para anunciarte que eres ganador de algún premio o que eres acreedor a algún descuento espectacular. Ante la duda, lo ideal es que no respondas correos no solicitados, mensajes de texto, pop-ups del banco, proveedor de telefonía, tiendas online, etc., y si lo prefieres, contacta directamente a tu tienda o proveedor para aclarar el tema.

Otra buena práctica del e-shopper es realizar operaciones a través de sistemas de pago electrónico como SafetyPay y otras plataformas similares. Estos sistemas de pago enlazan las transacciones entre la tienda virtual y el comprador a través de la cuenta bancaria del cliente, lo que disminuye los riesgos de fraude o robo de identidad al no transmitir directamente tu información financiera por la red.

Y por  último, la regla de oro para las operaciones seguras por Internet es no realizar operaciones financieras desde terminales públicas. Para realizar operaciones en banca electrónica o comprar por Internet se recomienda hacerlo desde la computadora de casa u oficina para garantizar un entorno seguro.

Si los usuarios potenciales del comercio electrónico siguen estas recomendaciones en sus siguientes operaciones, es un hecho que se podrán disminuir los riesgos de sus operaciones por Internet, y seguramente los establecimientos y las tiendas virtuales muy pronto tendrán nuevos usuarios que serán fundamentales para seguir impulsando las operaciones online en México.

Fuente: CNNExpansión