Inicio Noticias ¿Será una Tarjeta de Crédito la siguiente gran movida de Apple?

¿Será una Tarjeta de Crédito la siguiente gran movida de Apple?

Compartir

apple icard

Las apuestas sobre qué será la siguiente “gran cosa” de Apple son variadas, pero hay tres que llaman poderosamente la atención y una de ellas es muy sorprendente.

Hace poco, Apple lanzó CarPlay en el Geneva Motor Show 2014. Por otro lado, hace un tiempo que se viene especulando sobre un big screen Apple TV set. Y por supuesto, para competir con Samsung, el Apple iWatch entrará a jugar en la industria de los wearable gadgets. Lo anterior no es nada comparado con lo siguiente: un servicio de pago end to end que compita directamente con PayPal y los demás proveedores tradicionales.

Introduciendo el Apple iCard. No salga de su casa sin ella.

Esta es la imagen con que Credit Card Compare ha parodiado, pero es verdad que ha habido demasiada especulación sobre una tarjeta de crédito Apple, como lo demuestra la siguiente solicitud de patente para la interacción de pagos móviles con facturas de papel tradicional.

Con 575 millones de cuentas activas, Apple tiena más billeteras digitales que cualquier otro competidor financiero. 575 millones de cuentas es 1,37 veces la cantidad de tarjetas MasterCard a nivel mundial, 3,5 veces la cantidad de usuarios con tarjetas en Estados Unidos, 5 veces la cantidad de cuentas en PayPal y 3,4 veces la cantidad de cuentas en Amazon.

Se puede pensar también que muchas personas serán convertidas en usuarios de servicios adicionales. Más aún si la industria de pagos móviles llegará a totalizar un trillón de dólares para el año 2017, según el reporte Technology Selection: Worldwide Mobile Payments 2012–2017 Forecast de la consultora IDC. Sobre todo, hay que considerar cómo actúa el usuario de Apple con respecto a lo que la compañía hace y lanza. No sería extraño que pueda obtener un importante pedazo de este mercado.

Cualquiera sea el caso, si todo sale como se ha planeado, algunos analistas ven que Apple pueda sumar otros 60 billones de dólares a su última línea. Así, Apple se transformaría en una empresa de servicio financiero y en un banco, aparte de desarrollar software, fabricar hardware e imponer tendencia, moda y diseño.