Inicio Noticias Se exporta modelo de microfinanzas chileno

Se exporta modelo de microfinanzas chileno

Compartir

Fuente: La Segunda

Jaime Pizarro trabajó en BancoEstado y Hugo Trivelli fue Gerente del Banco del Desarrollo. Ex ejecutivos bancarios salen a Latinoamérica a exportar modelo de microfinanzas chileno.

Hace 4 meses que Jaime Pizarro dejó la presidencia de la filial para microempresas de BancoEstadodespués de 12 años— para dedicarse a las asesorías internacionales y desarrollar programas de microfinanzas como los que realizó para la entidad estatal en otros países, exportando un modelo que él mismo se encargó de implementar en el banco.

Junto a otros tres ex ejecutivos de BancoEstado Microempresas y al ex gerente general del Banco del Desarrollo, Hugo Trivelli, formaron “Innovación y Desarrollo”, empresa que ya está empezando a ver sus primeros frutos.

En Latinoamérica existen varias experiencias en la banca dedicada a las microempresas negocios cuyas ventas anuales no superan los US$?80 mil—, y todas tienen una característica común que las diferencia del modelo chileno: sólo atienden a este segmento, y nacieron originalmente como ONG o financieras. En Chile la experiencia ha sido al revés, desde bancos “universales”para todo tipo de público— se crearon filiales enfocadas en medianas y pequeñas empresas, lo que a juicio de Pizarro ha permitido un desarrollo mucho más exitoso. Aquí explica por qué.

¿Qué ventajas tiene el modelo chileno?

Simplifiquémoslas en dos: Una es la posibilidad de que un banco no solamente tenga productos especializados en microfinanzas, que cuesta mucho hacer, sino que pueda ofrecer toda la parrilla completa, adecuándola al calendario del cliente microempresario. Es decir, prestar y en función de cómo es el negocio del cliente, recibir los pagos: no hay garantías, ni balances, ni información. Todo se hace a través de visitas a terreno.

La otra ventaja es que no se le pide toda la rentabilidad al mundo de la microempresa, sólo una parte, pues existe la posibilidad de sinergias entre la banca personas y la de microempresas.

¿Con qué países están trabajando?

Con el Banco de la Provincia Argentina. Allá no existe una figura específica que permita crear una filial para entregar microcréditos, por lo que hace unas tres semanas nos reunimos con el presidente de su Banco Central, Martín Redrado, para ver cómo se podría dar esta posibilidad que requiere de un cambio legal.

(De hecho, en entrevista a la revista argentina Fortuna, el presidente de esa institución, Guillermo Francos, sostuvo que “decidimos tomar la experiencia del BancoEstado de Chile. Ese banco, a mediados de los noventa, comenzó con esta iniciativa y fue una experiencia formidable. Creo que seremos la primera banca de microfinanzas en la Argentina y me he comprometido a que al 31 de diciembre de 2009 habremos adjudicado 10 mil microcréditos a emprendedores de la Provincia de Buenos Aires”)

Y en Colombia estamos trabajando con un consorcio en el que participa la financiera Finamérica y en el gremio del comercio, Fenalco, donde además del tema financiero, también estamos trabajando en dar capacitación.

En los períodos de crisis este segmento tiende a aumentar

¿Es un buen momento económico para impulsar iniciativas como ésta?

No es un buen momento para que los bancos experimenten mucho, porque estamos en una situación donde hay que apaciguar los ánimos en el sistema financiero. Pero aquí estamos hablando de mercados muy masivos donde, pase lo que pase con la economía, seguirá existiendo. No existe la posibilidad de que haya cientos de miles grandes empresas y unas pocas pequeñas o microempresas. El 30% de las ventas del comercio en Chile sigue estando en el comercio tradicional, con todos los hiper y mega mercados que existen.

De hecho, en los períodos de crisis este segmento tiende a aumentar, especialmente en una capa que denominamos de “subsistencia”, que es muy sensible de trabajar porque apenas tiene la posibilidad de cambiarse de trabajo, lo hace. Por eso hay que apuntar a la capa permanente y sólida.

¿Pero, no se hace un segmento más riesgoso?

Quizás no harán inversiones, pero sí seguirán operando. La señora que tiene un kiosko, por ejemplo, puede que empiece a vender más porque la gente evita ir al supermercado, por ejemplo.

El taxista quizás no cambiará de auto, pero si tiene que arreglarlo, lo hará.

¿Es riesgoso avanzar en bancarización en un entorno económico desfavorable?

En Bolivia el crédito a microempresas tenía muchos jugadores y muy importantes, pero pasó que se desató una pelea entre las financieras por ganar clientes recién bancarizados, muchas veces sin medir si sus capacidades de pago les daban o no. Ese es un riesgo.