Inicio Noticias Se elimino el impuesto a las transacciones

Se elimino el impuesto a las transacciones

Compartir

Fuente: terra.cl

Hoy comienza a regir eliminación de impuesto a cheques y giros en cajeros automáticos. Transacciones web también se ven beneficiadas

SANTIAGO, octubre 01. Hoy comenzó a regir la eliminación del impuesto a los cheques y giros de dinero en los cajeros automáticos, una medida contemplada en el plan contra la inflación y de impulso al crecimiento emanado del Gobierno y que comenzó en septiembre con la reducción del impuesto específico a las bencinas.

A contar de hoy, los clientes de los bancos ya no tendrán que pagar los $163 por cada transacción electrónica que realizaban hasta ayer, beneficiando principalmente a los giros de dinero desde un cajero automático, los talonarios de cheques y las transferencias de fondos y pagos de cuenta por Internet.

Los cálculos indican que una persona común y corriente puede llegar a ahorrar unos $7.000 mensuales considerando cheques y entre 15 a 20 transacciones mensuales realizadas por un cliente.

Según se informó en la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif), la eliminación de este tributo es inmediato y “los bancos deben informarlo claramente a sus clientes a través de la cartola mensual o por Internet“, dijo el director de Asistencia al Cliente del organismo fiscalizador, Alex Villalobos.
La autoridad explicó que la medida favorecerá principalmente a los pequeños y medianos empresarios y sobretodo a los chilenos con menores sueldos. “Muchas personas como por ejemplo jóvenes cuyos padres le daban tarjetas adicionales para retirar dinero, o las mismas personas con bajos ingresos se van a ver beneficiadas, porque esas personas hasta ahora trataban de efectuar el menor número de transacciones posibles, porque el impuesto final se le cobraba por igual a quien ganaba $200.000 o menos que al que gana más de esta cifra“, dijo Villalobos.

Mientras tanto, el gerente General de la Asociación de Bancos, Alejandro Alarcón, dijo que el término de este impuesto permitirá que más gente se acerque a los bancos e incentivará el uso de las tarjetas de débito o de satinadas exclusivamente a pagar en el comercio.

Yo creo que es un incentivo para que la gente use con mayor regularidad el plástico para hacer compras, normalmente los impuestos a la gente le provocan desincentivos, por lo que al no existir este impuesto la gente va a reconocer que es un mecanismo que está disponible a un costo menor y desligado de un impuesto, por lo tanto esperamos que se utilicen más“, señaló Alarcón.

En el país existen poco más de 2.500.000 cuentas corrientes, por lo que el impacto según la autoridad no es menor ni será importante. Por este concepto el Fisco dejará de recibir US$150 millones anuales.