Compartir

Aunque el foco está puesto en potenciar las operaciones en Asia Pacífico , el ejecutivo también visitó Brasil, país con 190 millones de habitantes y en donde están seguros de que se superarán los conflictos económicos y sociales actuales.

El CEO de Scotiabank, el canadiense Brian Porter, asegura que en cinco años el banco en Chile será “dramáticamente” distinto y, para ello, el foco estará puesto en la inversión tecnológica y la experiencia de clientes.

Scotiabank tiene hoy un 4,9% del mercado en colocaciones, cifra que se ha mantenido casi sin variaciones en los últimos años. Esto podría mejorar con los cerca de dos millones de clientes que sumarán a su cartera, tras la recientemente aprobada alianza con Cencosud.

De esta manera, la posición en Chile no parece preocupar a Porter, quien defiende sus cifras como un “crecimiento rentable” y explica que el proceso de reposicionamiento del banco, para diversificar sus negocios de banca comercial, corporativa, pyme y personas, ha tomado tiempo. “En el banco tenemos una vista de largo plazo en lo que respecta a cómo crecemos en nuestras operaciones. En esta perspectiva, queremos ser un banco más grande y un mejor banco en Chile, pero entendemos que esto va a tomar tiempo y va a requerir inversiones, tanto en tecnología como en personas”.

Chile aporta hoy al grupo menos del 10% de las utilidades, según datos del ejecutivo, cifra que se inserta dentro del 20% de las utilidades totales del grupo que se generan en los países de la Alianza del Pacífico en que está Scotiabank, donde figuran además Perú, Colombia y México. Asimismo, estos países, representan el 44% de las ganancias del banco en mercados internacionales, fuera de Canadá.

“Enfrentamos muchos factores externos en todos los países en los que operamos, pero hemos podido, de una manera sostenida, generar ingresos crecientes, retornos sólidos y mayores dividendos a nuestros accionistas. Haremos las inversiones que sean necesarias en Chile para crecer a futuro”, afirma el ejecutivo.

Aunque no da montos, Porter asegura que las cifras comprometidas a las operaciones locales son y serán importantes, y se destinarán a capital humano y su desarrollo y entrenamiento, tecnología y seguridad informática, de manera de apuntar a una mejor experiencia de los clientes. En tal escenario, las sucursales sufrirán un proceso de optimización que implicará el cierre de algunas y la inversión en otras.

Sobre nuevas adquisiciones en Chile, el CEO se muestra abierto. Señala que desde la crisis de 2009 han hecho 24 adquisiciones, siete en Canadá y 17 internacionalmente, y asegura que están bien capitalizados. “Esto nos da opción y flexibilidad y quisiéramos aprovechar las oportunidades cuando hagan sentido y estén alienadas a nuestra estrategia”, comenta.

Otros mercados

Consultado sobre otros mercados de interés, el CEO enfatiza en que por ahora, las intenciones del grupo van por el lado de ampliar sus operaciones en los cuatro países de la región. “La Alianza del Pacífico es una población de 210 millones de personas, con una clase media creciente, lo que la hace la sexta economía del mundo. Eso la convierte en una región muy atractiva y al igual que para nuestros clientes”, dice.

Sin embargo, Brasil -mercado que también visitó esta vez, junto a Panamá-, parece despertar también el interés del banco canadiense. “Allí se tienen tremendos problemas políticos y económicos en este momento, pero Brasil lo va a superar. Es un país de 190 millones de personas y más que los problemas que hoy tiene, lo que nos interesa es a dónde va a estar Brasil en cinco años y diez años. Eso es lo relevante”, sostiene

Igual optimismo manifiesta respecto del impacto del contexto político y económico actual en nuestro país.

“En términos de desarrollo económico, Chile es en esencia un país desarrollado. Los fundamentos económicos son sólidos y los veo sólidos en el largo plazo”, afirma. Sostiene que confía en la experiencia del grupo con distintos gobiernos de todo el espectro político, en los más de 50 países alrededor del mundo en los que participa. “Somos un banco que tiene 184 años de operación, es más antiguo que el país de Canadá mismo y, por ende, hemos demostrado que operamos en los mercados independientemente de contextos políticos particulares. En el caso de Chile, estamos para ser un jugador importante del crecimiento económico”, concluye.

“En términos de desarrollo económico, Chile es en esencia un país desarrollado. Los fundamentos económicos son sólidos y los veo sólidos en el largo plazo”.

“Brasil es un país de 190 millones de personas y más que los problemas que hoy tiene, lo que nos interesa es a dónde va a estar Brasil en cinco años y diez años”.

BRIAN PORTER
CEO de Scotiabank

Vía Economía y negocios – Emol