Inicio Noticias PwC: La hora clave para la banca digital

PwC: La hora clave para la banca digital

Compartir

Según un estudio elaborado por PwC, el 67% de los nacidos entre 1980 y 1990 utiliza los dispositivos móviles para conectarse con su banco. También revela que la cartera virtual para tarjetas de fidelización, las notificaciones vía redes sociales, y las herramientas de análisis financiero son tres servicios por los que el cliente estaría dispuesto a pagar.  

PwC ha llevado a cabo una investigación a partir de una encuesta realizada a más de 3.000 clientes de banca, en mercados tanto desarrollados como emergentes, para tratar de explicar cómo y por qué la banca se debe transformar. The new digital tipping point, la hora clave para la banca digital es el nombre de este estudio cuya conclusión más importante es que el 67% de los nacidos entre 1980 y 1990 –la Generación Y– utilizan, o están considerando hacerlo seriamente, los dispositivos móviles, como los smartphones o tabletas, para conectarse con su banco.

Señala PwC que la recesión económica y la crisis financiera están trasformando el sector bancario mundial. “La banca digital será el máximo exponente de este nuevo modelo, centrado en la relación con el cliente. El uso de Internet en el sector financiero es una realidad, tal y como sucede en otros sectores de la economía, y los consumidores lo utilizan para comprar y consumir productos financieros. Sin embargo, la banca móvil es el nuevo paso que debe dar el sector y donde se concentran grandes oportunidades de crecimiento”, según indica en el informe.

Según PwC, esta digitalización abre nuevas vías de ingresos por la creación de nuevos productos. En todos los mercados analizados –excepto en China–, la cartera virtual para tarjetas de fidelización, las notificaciones vía redes sociales y las herramientas de análisis financiero aparecen entre los tres nuevos servicios por los que estarían dispuestos a pagar los usuarios.

“La digitalización de la banca pasará de ser una opción a convertirse en una necesidad, en un componente esencial de su modelo de negocio. La reorientación del negocio hacia la banca digital, con el foco en el cliente, tendrá un impacto en la cuenta de resultados, ya que será un elemento crítico para mejorar la retención, la vinculación (share of wallet) y la captación de nuevos clientes que tienen un perfil y unas exigencias, en términos de accesibilidad y experiencia de cliente, diferentes a las reclamadas hasta el momento”, comenta Amado Ramos, socio del grupo de Operaciones y Estrategia para el sector financiero de PwC.

Fuente: www.computing.es