Inicio Noticias Puerto Montt inicia proyecto que la convertirá en una Smart City al...

Puerto Montt inicia proyecto que la convertirá en una Smart City al año 2030

A mediados de octubre se inciarán las conversaciones público-privadas para definir una hoja de ruta

Compartir

En el mes de abril el volcán Calbuco, ubicado en la Región de Los Lagos, entró en erupción y con ello Puerto Montt vivió nuevamente una catástrofe que reafirmó la necesidad que tiene hoy por convertirse en una ciudad más resiliente.

Para lograr esta meta, se ha dado inicio a un plan que busca transformar a esta ciudad en una Smart City en un plazo de 15 años, con el fin de aumentar su capacidad de sobreponerse ante catástrofes naturales mediante un join venture entre la empresa de tecnología IBM y la ONG Sinergias.

En la primera fase del proyecto un equipo compuesto por siete expertos internacionales de IBM con experticia en resiliencia, realizarán un levantamiento de información y luego una asesoría -la que está avaluada en unos US$ 100 mil- cuyo objetivo es proponer las primeras líneas de acción, que serán definidas en un workshop con la participación del sector público, privado, la academia y la sociedad civil, el próximo 13 y 14 de octubre.

Una vez definida la hoja de ruta, se espera que cada sector involucrado en el proyecto se comprometa a realizar las inversiones necesarias.

“Haremos un análisis para saber el grado de preparación que tiene la ciudad y cómo espera estarlo a 2030 y definiremos cómo alcanzar ese camino”, señala Piera Curotto, gerente de Ciudadanía Corporativa IBM de Chile. Explica que para el diagnóstico se recogerá información mediante un instrumento confeccionado en base a metodologías de la oficina de Naciones Unidas para la Reducción de Riesgos de Desastre.

Aldo Palacios, presidente de ONG Sinergias, comenta que un proyecto de esta naturaleza es especialmente necesario para Puerto Montt. “El año 2007 y 2008 hubo crisis económica y ambiental en la ciudad con despidos masivos, abandonos de villas completas, quiebras de microempresas y no fuimos resilientes porque no estaban preparadas las contingencias”, recuerda respecto de lo que significó el Virus ISA para la industria salmonera.

El rol de la ONG será coordinar a los actores participantes quienes se proponen crear, de manera paralela y al corto plazo, una red regional de resiliencia en conjunto con la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).
Sobre los puntos clave que debiesen ser considerados en esta iniciativa, el diputado DC Patricio Vallespín, de Calbuco, Cochamó, Maullín y Puerto Montt, indica que para llegar a ser una Smart City es necesario pensar en un plano regulador que mire al mar, además de actualizar el plan de transporte.

“El plan regulador no ha considerado el terreno natural para levantar edificaciones, lo que ha llevado a que se hagan construcciones de altura en el borde costero y esto podría ser una debilidad en situaciones de catástrofes”, sostiene.

Desde IBM señalan que elementos clave para la renovación de la resiliencia son el uso de Internet de las Cosas para mejorar la capacidad de monitoreo de la ciudad y de sectores riesgosos, y un segundo, la implementación de oficinas de monitoreo de procesos de alta coordinación, por ejemplo, la entrega de ayuda una vez producidos los eventos catastróficos, entre otras.