Inicio Noticias La PDI ha detectado fraudes a traves de internet

La PDI ha detectado fraudes a traves de internet

Compartir

Un total de 33 denuncias por delitos relacionados con internet y uso de redes sociales ha recibido la Policía de Investigaciones de Punta Arenas desde septiembre a la fecha.
De estas denuncias, 13 están relacionadas con fraudes a través de la red y han ocasionado perjuicios a distintas personas por la suma de $ 43.854.533.

Los modos de operar en este tipo de delitos, donde están insertos el pharming y el phishing, son la compra de artículos a través de internet, donde la víctima realiza el depósito o transferencia bancaria por el valor del producto y posteriormente nunca lo recibe.

Así lo explicó el jefe de la Brigada de Delitos Económicos de la PDI de Punta Arenas, subcomisario Genaro Román Adasme, al dar cuenta de las formas que están utilizando los “delincuentes cibernautas” para cometer sus fechorías.

El oficial recordó que el avance de la tecnología, la globalización y el fácil acceso que hoy en día se tiene al uso de un computador y de internet permiten que surjan nuevas conductas delictuales, las que actualmente no se encuentran tipificadas en el Código Penal o en alguna ley especial, como son el “Phishing” y el “Pharming”.

Dijo que estas conductas delictuales son similares, en el sentido de que ambas realizan finalmente la simulación de una página web de alguna casa comercial o entidad bancaria, lo que provoca un error en el usuario, quien termina ingresando toda su información de tipo personal, incluidas claves secretas y, en algunos casos, los datos completos de la tarjeta de coordenadas para realizar transacciones de dinero a través de internet, lo que permite que finalmente el delincuente use esta información a su favor, sustrayendo grandes sumas de dinero, desde diversas cuentas, las que son enviadas a otras o son giradas desde cajeros automáticos.

“Phishing”
De acuerdo a lo que señaló Román, “la diferencia radica principalmente en que en el caso del “Phishing” el usuario recibe un correo electrónico que, en muchos de los casos, solicita al usuario actualizar sus datos personales, verificar su estado de cuenta o reactivar alguna cuenta que se encuentra cerrada, lo que provoca que el usuario sea derivado a la página simulada, siendo esta conducta fácil de detectar, puesto que la dirección del sitio que aparece en la barra de direcciones es totalmente distinta a la dirección real del banco, y ningún banco o casa comercial realiza envíos de correos para efectuar este tipo de operaciones y menos solicita algún tipo de información a sus clientes, la cual sólo debe ser realizada en forma presencial ante un ejecutivo de cuentas o al funcionario de atención al cliente de alguna tienda”.

“Pharming”
Sin embargo, el “Pharming” es más difícil de detectar, puesto que para que el usuario sea enviado a una página simulada su sistema es modificado mediante la recepción de un archivo malicioso, una tarjeta virtual con algún remitente desconocido o por no tener su antivirus actualizado, por lo que el usuario al ingresar la dirección de internet del banco o de alguna casa comercial en el navegador de su preferencia es direccionado a un sitio con el mismo nombre, pero el sitio corresponde a una página simulada. La única forma de identificar esto, es cuando al usuario o cliente se le solicita que ingrese toda su información de tipo personal o que digite los números de su tarjeta de coordenadas para validar alguna transferencia, siendo otra forma de identificar que se está en presencia de un sitio falso, cuando el usuario realiza alguna operación y el sitio arroja un mensaje de error solicitando que se verifiquen sus datos.

Para prevenir el “Pharming” es necesario contar con un sistema operativo original y actualizado, y tener un antivirus que permita identificar algún programa malicioso que solicite actualizar algún archivo de sistema.

Fuente:elpinguino.com