Inicio Noticias Pago en un abrir y cerrar de teléfono móvil

Pago en un abrir y cerrar de teléfono móvil

Compartir

El móvil reemplaza a la tarjeta. Los medios de pago se metamorfosean al son que marcan las nuevas tecnologías. Y las últimas innovaciones señalan al celular como un instrumento capaz de atender el coste de una carrera en taxi, una pizza a domicilio o la descarga de un libro online. Tanto da. Por eso, Novo E-pay quiere aprovechar sus conocimientos para hacerse un hueco en este nicho de mercado.

Esta compañía de origen brasileño acaba de traer a España una aplicación que habilita los terminales telefónicos para atender pagos. Ya sean estos en entornos presenciales u online, o con cargo a débito o a crédito.

La operativa es simple. El particular se registra en el portal de la empresa, y asocia a su identidad Novo E-pay (Novo ID) una cuenta corriente o tarjeta para que se le carguen ahí los pagos. La firma, pues, no sustituye al banco de toda la vida, sino que colabora con él. Lo complementa. Una vez registrado, el usuario instala en su móvil un software, compatible con los terminales de cualquier fabricante, que le permitirá generar una clave o token cada vez que realiza una compra en un establecimiento adherido.

El código lo genera el propio terminal cuando el usuario introduce su contraseña en la aplicación. Al no ser transferido por SMS no puede ser interceptado por un tercero. Para incrementar la seguridad su vigencia es limitadísima: la clave sólo es válida para verificar una transacción. Y si ésta no se ejecuta, el token caduca a los pocos segundos.

La aplicación también cuenta con la ventaja de la rapidez. El código que verifica la compra puede ejecutarse por dos vías. La primera, mediante un código de barras (llamado nToken 2D) que aparece en la pantalla del móvil. En este caso, basta con acercar el terminal al lector del comercio y en un instante la operación queda validada. Para los entornos telemáticos, como las compras online o por teléfono, se obtiene una contraseña numérica que se aporta cuando lo solicita la tienda adherida.

Los responsables de Novo e-pay destacan que su propuesta es menos onerosa para los comerciantes que alternativas como Paypal. Los usuarios del medio de pago, entre tanto, no pagan nada.

Además de efectuar compras en tiendas, Novo e-pay permite transferir saldo de un cliente a otro o, incluso, a un cajero automático para que una persona no registrada pueda retirar los fondos con sólo teclear el código que se le remite a su móvil.

En el accionariado de Novo e-pay Española están presentes inversores brasileños y nacionales. La sociedad tiene su sede en Madrid. Actúa como licenciataria de la marca así como de la tecnología de la firma sudamericana en toda la península Ibérica, no como filial.

Directivos de la compañía reconocen que han iniciado contactos con varias entidades de crédito españolas, así como con cadenas de distribución y teleoperadoras de cara a establecer alianzas. En todo caso, aclaran que su intención es prestar un servicio abierto y no desean firmar pactos de exclusividad. También se han desarrollado conversaciones con un grupo bancario portugués. En Brasil, Novo e-pay trabaja con Bradesco.

Fuente:Cincodiadias