Inicio Noticias Nueve formas de pagar sin dinero en el bolsillo

Nueve formas de pagar sin dinero en el bolsillo

Compartir

Hacer una compra en la tienda, realizar un reembolso a un amigo, e incluso la transferencia de dinero a un país extranjero, ahora se puede hacer desde la pantalla de un teléfono inteligente y esta mecánica  de mercado está recién calentando los motores.

Presentamos una visión preliminar de la revolución de las billeteras móviles que vienen, aquí hay nueve aplicaciones y servicios a prueba de manejo.

PayPal

El abuelo de los pagos en línea todavía está vivo y coleando, procesando US $ 300 millones por día. Ahora que cuenta con aplicaciones en todas las principales plataformas de teléfonos inteligentes y un sitio web móvil fácil (así como un lector de tarjetas separado y productos comerciales), PayPal es el servicio de pago móvil más establecido.

Aunque el punto de venta principal de PayPal – enviar dinero a alguien usando sólo su dirección de correo electrónico – todavía funciona exactamente como siempre lo ha hecho, además de contar con una buena reputación de  servicio al cliente.

GoCardless

Es un sistema  para cobrar las cuotas recurrentes en el Reino Unido, con tarifas planas de 1 por ciento, con un tope de £ 2.

Como su nombre lo sugiere, se trata GoCardless, es decir, invita a abandonar  las tarjetas de crédito por completo, apoyándose en el sistema de débito directo para alimentar pagos. Funciona simplemente proporcionando los datos de la cuenta bancaria y el pago será absorbido de la cuenta bancaria.

No hay aplicación móvil, pero las formas de respuesta a través del sitio, aseguran que el cliente no tendrá ningún problema en la organización de los pagos desde un smartphone , donde no existe el  plástico.

TransferWise

??TransferWise no sólo cobra tarifas mucho más bajas que un banco, sino que también brinda un mejor tipo de cambio.

Esta brujería financiera es en realidad engañosa (cuando usted hace una transferencia, el dinero nunca sale de su país de origen). El depósito se empareja con otro en el país del destinatario, y se envía a nivel nacional.

Su banco de elección

La mayoría de los grandes bancos lucen aplicaciones móviles, las que se utilizan con la misma cuenta del banco. Esto beneficia directamente a los clientes ya que no tendrán que ir a una sucursal o un cajero automático. En Estados Unidos, Bank of America, Chase  y muchos otros bancos, tienen aplicaciones móviles que puedan hacerse cargo de la mayoría de las tareas bancarias del día a día. Algunos incluso, permiten cobrar cheques mediante una fotografía.

HSBC en el Reino Unido cuenta con la aplicación Pingit, la que realiza transferencias entre las personas y de forma muy sencilla.

Venmo

Para quienes gustan de los pagos con un toque de red social, Venmo ofrece un servicio gratuito peer-to-peer desde su aplicación a los números de teléfonos, direcciones de correo electrónico o cuentas de Facebook.

El cliente podrá ver las transacciones que sus contactos realizan. Las transferencias de saldo de tarjetas de Venmo, bancarias y de débito son totalmente gratis, el cliente solo incurre en un cargo si se utiliza una tarjeta de crédito.

Square

Si PayPal es el abuelo de pagos en línea peer-to-peer, Square es seguramente la grandmomma de tarjeta-lector. Efectivamente convierte el  iPhone o iPad, en una caja registradora con un lector de tarjetas minúsculo insertado en la toma de auriculares, Square es el progenitor de productos similares como Verifone, Groupon e incluso PayPal.

Este sistema procesa decenas de millones de dólares por día. Square se ha diversificado en su totalidad en los pagos sin tarjeta, permitiendo que los clientes paguen sus compras en la tienda a través de la aplicación Wallet Square.

Coin

Coin no es una solución puramente móvil, sino que es una tarjeta de crédito que puede imitar a cualquier otra tarjeta de plástico. Con Coin, simplemente se selecciona con qué cuenta de tarjeta se desea pagar y esto se realiza antes de deslizarla.

Coin está indisolublemente ligado al Smartphone, en el sentido que la aplicación permite administrar las diversas tarjetas y añadir otros productos nuevos para el dispositivo. Además está conectado por un sensor  Bluetooth de bajo consumo, permitiendo que suene una alarma de alertaen el caso de dejar una cuenta abierta.

Coin solo opera en Estados Unidos.

Google Wallet

Google Wallet hace casi todo lo que podría desear de una aplicación de billetera móvil. Se puede pagar con solo un toque en la caja, enviar dinero a distintas personas con sólo una dirección de correo electrónico, se puede incluso, pedir una tarjeta de plástico que le permitirá retirar su saldo de Google Wallet en los cajeros automáticos.

Inicialmente concebida como una asociación entre Google y los transportistas (que enviaría la aplicación en sus teléfonos inteligentes), Google Wallet tuvo varios intentos fallidos y algunos de los principales cambios de personal antes de volver a emerger como el producto independiente que es hoy.

La idea de estandarizar el sistema NFC en los  smartphones, Google Wallet podría llegar a ser un tema a tener en cuenta.

TabbedOut

Construido específicamente para el restaurante y el bar, TabbedOut  permite pagar con el teléfono inteligente en cualquier establecimiento que apoya la aplicación.

El cliente puede ver su cuenta del bar en tiempo real, añadir una propina, dividir la cuenta con otros comensales, y pagar directamente desde la aplicación.

TabbedOut también permite construir una relación con los restaurantes favoritos (se pueden dejar comentarios por escrito, una vez que haya pagado su cuenta, y podrá conseguir vales de descuento).

Como vemos, este año podría ser el capítulo definitorio en la historia de la billetera móvil.

Cada vez se vuelven más numerosas y fáciles de usar. El aumento en la adopción de los smartphones, significa que los consumidores estarán cada vez más propensos a adoptar una billetera dentro de teléfono en lugar de una dentro del bolsillo.

La pregunta es, ¿quién ganará? Varias compañías han lanzado productos de billetera móvil que acaban perdiendo. Un claro ejemplo de esto, es O2, quienes pusieran fin a sus operaciones en el Reino Unido, como informamos la semana pasada.